Rosales y la Derecha trasnochada

Rosales ha mostrado en varios actos públicos los candidatos y candidatas a formar su gabinete. Sabemos que se quedaran con los crespos hechos, pero no es ocioso analizar esta situación. Identificar claramente a los personajes que acompañan al candidato mayoritario de la oposición nos ayudaría a develar su posición ideológica. Ya que no es posible lograr este propósito mediante el análisis del discurso, es recurrir a las personas. Sería muy tedioso ponerme aquí a darles una lista de nombres y su breve biografía, para el fin de este artículo haré referencia sólo a las ideas que esos personajes representan. Es bueno comenzar ubicándonos en que todos son EX-______________ (complete usted el espacio en blanco) de los gobiernos de la cuarta república. Todos militan en la derecha trasnochada que no se ha recuperado del sacudon que le dio el pueblo en 1992 y de las derrotas electorales que han sufrido desde 1998, y que sueña con volver a tomar el poder.

La derecha trasnochada, una de las dos derechas, se caracteriza por defender los valores morales de la familia fundados en los principios religiosos impuestos como dogma por la Iglesia Católica Apostólica y Romana. Les importa mantener, por encima de todos los sufrimientos y apariencias, a la familia unida. Generalmente someten a sus mujeres al ámbito del hogar, no necesariamente a los trabajos en el hogar, con libertades para jugar en los bingos o en los clubes lujosos, y las obligan a tener muchos hijos. Son muchos los ejemplos de militantes de la derecha trasnochada que tiene más de cuatro hijos, de una o más esposas. Asisten a misa todos los domingos y en las fiestas de guardar, por su puesto con toda la familia. Verlos en la iglesia sentados todos el uno al lado del otro en orden de importancia de izquierda a derecha es un espectáculo conmovedor. Casi se me salen las lágrimas cuando veo arrodillados al padre, a la madre y a sus seis lindos hijos e hijas, con las manos juntas y con las miradas perdidas hacia el cielo en espera de la bendición divina. Días antes el padre manifestó públicamente que la única manera de salir de este gobierno era matando a Chávez, a lo cual la mujer asintió moviendo su cabeza y murmurando ¡Aha!, dos de los varones apalearon un mendigo que dormía en una plaza, las hijas van a la universidad en búsqueda de un buen partido que les permita continuar con la tradición familiar. Desprecian la chusma que no va a misa y que no los toma como ejemplo.

En lo que a la educación se refiere, la izquierda trasnochada sólo cree en la educación privada. Sus hijos e hijas asisten a los grandes colegios de curas y monjas, donde se entrenan desde pequeños en el arte de la hipocresía y se inician en las ideas de la derecha. Esa educación es muy eficiente, porque además mantiene a los niños confinados a su círculo de amistades y ámbito urbano-geográfico. El transporte escolar privado o el traslado en el carro con chofer de la casa a la escuela permite mantenerlos aislados de la chusma que se moviliza en metro, autobús o camionetica. Les apuesto fuertes a lochas que los hijos de la derecha trasnochada no tiene ni la más puta idea de cuanto cuesta un pasaje en una camioneta. La chusma hay que mantenerla a raya, para ellos educación pública de mala calidad para garantizar que se queden donde están o colegios privados donde puedan ser adoctrinados adecuadamente para sus fines. Eso de educación para todos es una sandez. La derecha trasnochada defiende la idea de una educación basada en la meritocracia, donde sólo los mejores tendrán acceso a los niveles superiores según su vocación, aptitud e interés. Es bien sabido que la chusma es poca apta, tiene vocación para servirle a los ricos y su único interés debe ser mantenerse en su barrio. Por eso, la educación debe estar al servicio de ese ideal.

Sobre la salud, la derecha trasnochada sostiene que funciona mejor cuando está en manos privadas. El Estado no tiene porque tener hospitales ni prestar servicios de salud. Los médicos, sin de esa derecha mejor, son los únicos que saben qué es lo mejor para la salud de la sociedad, y ellos deben manejar la prestación de ese servicio privadamente. Según la derecha trasnochada es la competencia entre los prestadores servicios de salud privados que producirá una mejora del servicio. Hay que dejar que las “leyes del mercado” regulen esta actividad. Pero las leyes del mercado las inventan y las imponen ellos, dejando al resto por fuera. Si usted puede pagar los altos honorarios de los médicos y de sus clínicas bienvenido, si no chao contigo.

Sobre el petróleo y la soberanía, las ideas de la derecha trasnochada en esta materia están plasmadas en cientos de páginas y horas de televisión escritas por sus “think tanks”. Los paladines de la derecha trasnochada sostienen que hablar de soberanía es un anacronismo. La globalización nos obliga a pensarnos como parte del mundo, como uno solo con la Metrópoli. Por tanto no tiene ningún sentido seguir con ese aguaje que el petróleo es nuestro y que tenemos que controlar la producción para mantener los precios a niveles razonables. Para la derecha trasnochada es muy importante aumentar la producción a lo máximo, bajar los precios de manera tal que el flujo de petróleo barato para los Estados Unidos se incremente día a día. Tenemos que subsidiar la economía de ese país, porque así no beneficiamos nosotros. Así funciona su torcida lógica.

Sus ideas sobre la política son muy conocidas, la derecha trasnochada defiende la idea de la existencia de dos partidos de derecha alternándose en el manejo del Gobierno y dejar el poder intacto en manos de los más poderosos. Ese es su ideal de democracia, un pueblo sumiso que vote cada cuatro años por alguno de los partidos de derecha. Se aceptan partidos de izquierda mientras se mantengan de segundones y aplaudan cada vez que gane una de las dos derechas. La censura política se impone como lema y la represión política como práctica cotidiana. Que son esas bolserías de poder popular, de organización y participación popular, etc. Para la derecha trasnochada lo que se necesitan son gerentes que gobiernen eficientemente apoyados en las opiniones de los mejores especialistas en cada materia. Consultar, organizar al pueblo es perder el tiempo. Al fin y al cabo qué sabe la chusma, de nada le servirán a esa derecha la opinión de las mayorías.

Vemos día a día cual es el concepto y las prácticas predominantes en los medios de comunicación en manos de la derecha trasnochada. En ellos la censura funciona casi a la perfección. El pensamiento único es su consigna. No se tolera disidencia alguna. Si no me creen pregúntenle a Mingo. La derecha trasnochada entiende que el dominio de los medios es muy importante para formar una determinada visión de la realidad en las mentes de los ciudadanos. Para sus fines es vital la hegemonía, el control de las ideas, no permitir ninguna voz discordante. La derecha trasnochada reprimirá toda manifestación libre de las ideas, mantendrá un control férreo de todos los medios los cuales sólo servirán a sus fines. Igualmente reprimirán toda manifestación de expresión en la calle. Sabemos que ya lo han hecho. Sabemos lo letal que son. Ellos van manos a la obra sin miramientos, sin contemplaciones de ningún tipo serán reprimidas todas las voces disidentes. El pensamiento único es su único pensamiento.

Esa es la derecha que acompaña a Rosales y la que predomina entre los más probables a ocupar altos cargos en su supuesto gobierno. En un próximo artículo hablaré de la otra derecha. Rosales no puede ocultar su admiración por los ideales de la derecha trasnochada y su debilidad ante sus principales exponentes. Llenas están las páginas de los diarios, los espacios en la televisión, en la radio y en internet de escritos de los “think tank”, de la “inteligencia” de la derecha trasnochada dictándole pautas a Rosales, develando su plan de Gobierno, sus ideas acerca de las diferentes áreas de la vida nacional. La más terrible es su posición política, su concepto de democracia restringida, donde el otro no tiene espacio, y seguramente no tendrá vida. Es necesario cerrarle el paso a la derecha trasnochada, su regreso al gobierno significaría el fin de la democracia y de la vida de miles de personas. La pelea no es contra Rosales, el problema no es su torpeza, la pelea es contra la derecha trasnochada y sus políticas y prácticas. No se engañen, ellos si tiene un programa claro y vienen a ejecutarlo con eficiencia si los dejamos.

julio_mosquera@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2988 veces.



Julio Mosquera


Visite el perfil de Julio Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a27340.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO