Los mirones son de palo

Según entiendo un observador es un tercio que se limita a ver en detalle el desarrollo de algún acontecimiento sin intervenir en el asunto.

Por mi parte confieso que carezco de dotes para actuar comomirón sin entrometerme en lafunción que me provoca interés.

Los observadores de aves, porejemplo, me parecen cretinos,trepando árboles y escarbandomatorrales para jeringar laexistencia de las especies emplumadas. En cuanto a los queprefieren admirar pájaros en los baños turcos, se trata de unamanía peligrosa que, por lo general, le acarrea pescozones alobservador impúdico.

En este año, de frecuentes votaciones en el ámbito interamericano, la moda consisteen ser "observador electoral".

Tal empleo se lo adjudican representantes de organismos ypaíses de alto desarrollo político, cuyos directivos o gobernantes se suponen escogidosde manera irreprochable, sinque medien componendas ofraudes.

Los susodichos son delegados de los poderes que imparten su aprobación a los comicios tercermundistas, plagados de trampas y marramucias. En mi opinión tales testigos deberían ser algo así comolos jurados de concursos de belleza, de preferencia misóginos u homosexuales, para evitar favoritismos.

Por desgracia no siempre es así y algunos observadores seconvierten en árbitros o asesores electorales, interviniendoen la política interna de los países anfitriones.

Verbigracia, el candidato ecuatoriano Rafael Correa denunció la intromisión descarada del jefe de la misión de laOEA, un ex canciller argentino, quien se pronunció abiertamente a favor del multimillonario Álvaro Noboa.

En Venezuela causa asombro la misión de la Comunidad Europea, cuyos integrantes sonemisarios de monarquías o copartidarios de la conchupancia.

¿Qué lecciones de democracia nos pueden dar los delegados del PP español? El partidodel señor Aznar representa,por una parte, al Opus Dei y,por la otra, a los pupilos deldictador Francisco Franco,Caudillo de España por la gracia de Dios.

Ninguna ley o convención internacional nos obliga a soportar observadores impertinentes o parcializados que pretenden enseñarnos a ser republicanos (al estilo gringo).

Los mirones son de palo o deben irse muy largo a otro lado.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6113 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor