Mi palabra

Voces femeninas

 

“Si usted quiere saber

 lo que una mujer dice realmente,

mírela, no sólo la escuche¨

Oscar Wilde

 

 

Al reflexivo proverbio: “No hieras a la mujer ni con el pétalo de una rosa” el poeta mexicano Amado Nervo, lo trató de enriquecer, con la siguiente expresión: ¡Ni siquiera con el pensamiento! Así, que no pretendo herir el tierno corazón de algunas damas, que hacen uso de cualquier medio para arremeter contra el gobierno.  ¡Claro! todas las féminas son un faro de luz capaz de alumbrar el más duro corazón, porque vinieron a este mundo con toda la nobleza, para inspirar a poetas, compositores, y cantores, dándole  vida a todo, cuanto las rodea; sin embargo, la afiliación política, y la falta de sinceridad para reconocer los errores, las conducen muchas veces a repetir la misma perversidad al estilo de María Corina Machado, quien siempre carga, una carga explosiva de odio, para arremeter contra todo lo que tenga algún parecido con el gobierno.

Son muchos los casos asociados al sentimiento familiar, para intervenir en la defensa de muchos opositores agarrados con las manos en la masa; en otros recurren a la “solidaridad” partidista, llegando al extremo de negar la realidad del momento, con argumentos, que no resisten el más mínimo análisis, porque el único propósito es profundizar la crisis económica, sin importarles el padecimiento del pueblo, como nunca han tenido el razonamiento suficiente para enfrentar el mismo enemigo, desde épocas de la colonia, hasta nuestros días.

Las estrategias de las clases dominantes, con la asesoría del sofisticado aparato ideológico del imperialismo, cambian constantemente de acuerdo a las circunstancias del momento. Todas sus acciones están preñadas de un arsenal de mentiras, para justificar cualquier acción de violencia, con tal de tumbar al gobierno, llegando al extremo en muchos casos de pedir una intervención militar, antes reiteradas frustraciones al fallar en todos los intentos posibles puestos en práctica.

 En los últimos gobiernos estadounidenses –Obama-Trump– la táctica es utilizar voces femeninas, para tratar de hurgar  en lo más profundo del sentimiento del pueblo venezolano; parecen verdaderas actrices de obras de teatro, con guiones adaptados a la situación de país. Esa orientación la han puesto en práctica mujeres de nuestra tierra, sin quitarle, ni ponerle nada, experimentando una verdadera transformación en la personalidad de muchas ex funcionarias del gobierno, quienes vegetaban en los cargos, en un silencio asombroso, y cuando abrían la boca, era para soltar cualquier ambigüedad, buscando no comprometerse, pero al ser descubiertas en sus fechorías, o simplemente ser removidas de sus cargos, presentan el verdadero rostro, tratan de convertirse en protagonistas del momento, unas auténticas loras agarradas por el rabo. Todo esto nos viene a demostrar, la poca sinceridad, y en muchos casos, la nula capacidad revolucionaria para desempeñar cargos de tanta importancia en un proceso asediado por los cuatro costados, desde el mismo momento de empezar a buscarle soluciones a grandes problemas nacionales.

La lista de tránsfugas, y traidores es muy larga, pero hay casos, que por su importancia, unos suenan, más que otros, aunque lentamente se van apagando, porque la traición es un acto de cobardía, y por lógica tienen que recurrir a la vaguedad.  El caso de la ex fiscal general, Luisa Ortega Díaz, es el más representativo por su alta investidura, pero qué queda de ella: una simple vocera del imperialismo, alojada en el nido, más peligroso de Suramérica: el gobierno colombiano.

Lo triste de todo esto, es, que en la mayoría de los casos, cuando se van, dejan pasar cierto tiempo, para disimular el teatro en el cual van  actuar, y al soltarse hablar, parecen ríos desbordados, y de “pasa palo” presentan el currículo–el único conocido– precisamente proveniente de cargos en el gobierno, creyendo darle más fuerza a sus expresiones: ejemplo la ex defensora del pueblo Gabriela Ramírez, a quien el rostro la ayuda en cada presentación, pero su mala intención se lo viene arrugando.

No es simple casualidad, que últimamente la mayoría de los ataques provenientes desde los Estados Unidos, salgan precisamente de voces femeninas totalmente desconocidas; lanzan los dardos envenenados preparados por el departamento de estado, y después nadie las vuelve a ver: reciclan la ponzoña, pero no el medio para inyectarlo. En nuestro país, son pocas, pero venenosas a pesar del rostro, porque hasta en eso, las clases dominantes saben, cual es la pieza a utilizar. Sin embargo, a pesar de estas voces prefabricadas, sigo creyendo en un hermoso pensamiento del gran escritor ruso Máximo Gorki: “De la mujer ha salido todo lo hermoso y bello, que tiene este mundo”

 

Narciso Torrealba                         Narciso_t_29@hotmail.com

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 481 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a267768.htmlCd0NV CAC = Y co = US