El objetivo imperante tumbar a Maduro

El petróleo y las riquezas del país no son el único objetivo del imperio para acabar con la Revolución Bolivariana, hay una razón más poderosa y es que en Venezuela se está gestando un Modelo Alternativo Bolivariano, Socialista que incorpora a los más desprotegidos al proceso productivo del país. El modelo depredador Neoliberal tiene como objetivo la acumulación de capital en pocas manos y cuyo desarrollo le está moviendo el piso a las grandes corporaciones elitescas, quienes se creen los dueños del mundo, que con sus maniobras depredativas han socavado los sistemas financieros de muchas naciones.

Ahogados en la desesperación por intentar recuperar la hegemonía en la región, el imperio gasta miles de millones de dólares con el constante intento fallido de derrocar la revolución bolivariana, con la ayuda de sus lacayos traidores del grupo de Lima, quienes acosan constantemente la gestión del gobierno de Nicolás Maduro

El temor más poderoso de ese grupo de corporaciones o grupo Bilderberg es el desarrollo de un nuevo orden económico mundial, que es imparable por las acciones de China y de Rusia en el escenario financiero internacional.

El propósito de la guerra económica y la guerra no convencional es impedir que avancemos en la construcción de nuestro modelo socialista. Es impedir que sigamos ganando espacio en la construcción de nuestro modelo alternativo, y así querer esparcir por el mundo el supuesto fracaso de la Revolución Bolivariana. Nos quieren débiles y dominados.

Tenemos grandes objetivos para avanzar y es la construcción del Estado Comunal como meta a corto plazo, utilizando la estructura de los CLAP, que es bastante dinámica por el conjunto de relaciones a nivel vecinal, para la creación de los Consejos Comunales que serían las columnas principales de la comuna. Cada parroquia podría ser una comuna, que sería la comuna rectora de los Consejos Comunales. Así se construye el socialismo del siglo XXl creando, avanzando, proyectando, poner en práctica el ideario socialista.

Es necesario y vital para la salud de la revolución, salir del estancamiento que solo produce deterioro en las estructuras de poder y desarrollar las bases fundamentales de este proyecto, que, junto a las Misiones Socialistas, brindaran a la población las herramientas necesarias para incorporarlos al proceso productivo del país y crear los mecanismos para afianzar la participación de las comunidades en la formulación y solución de sus problemas y poder generar el modelo socialista, democrático participativo y protagónico que tanto deseamos.

Avanzar es nuestra meta, construir el socialismo es nuestro propósito. Y ponerlo en práctica es nuestro principal objetivo.


marlamer278@hotmail.com
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 775 veces.



Marlene Mercado Gomez


Visite el perfil de Marlene Mercado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: