La piedra angular está fracturada

La piedra angular es a la estructura de una edificación, lo que el sistema electoral es a la democracia, por ser este el medio de expresión de la voluntad popular que legitima la estructura del Estado. La revolución bolivariana liderada por Chávez, al asumir la profundización de la democracia como hoja de ruta para transformar la sociedad, adelantó la construcción de un sistema electoral automatizado, auditable, confiable y transparente. Dotándolo de un Poder Electoral con suficiente autonomía y entidad, para actuar como pivote y árbitro equilibrado en la competencia electoral.

El prestigio y credibilidad del sistema electoral venezolano, probado en 18 elecciones certificadas por observadores internacionales, fue el escudo impenetrable en el que se estrellaron las acusaciones irresponsables de fraude de Allup, Capriles y compañía, en ocasiones coreadas por la internacional de la derecha y el Departamento de Estado. Esa fue una gran fortaleza de la revolución para enfrentar la cayapa mediática global y el acoso de sus enemigos internos y externos.

La elección de la ANC realizada en solitario por el PSUV-Gobierno se hizo usurpando la soberanía popular, con bases comiciales inconstitucionales, llevándose por delante los protocolos de seguridad que son el corazón del sistema. Se planificaron 8 de las 18 auditorías que se hicieron en 2015 (Rondón), no se usó la tinta indeleble, se permitió electores votaran en mesas distintas a las asignadas por el REP, los registros electorales sectoriales no fueron creados por el CNE, se restringió la cobertura de medios en los centro de votación, se presionó indebidamente a trabajadores del Estado y beneficiarios de las Misiones para que votaran, no hubo testigos alternos, y por si fuera poco, la empresa Smartmatic sorpresivamente denunció que los datos fueron manipulados, señalando que votaron un millón de personas menos de las anunciados por el CNE.

Ante la denuncia de Smartmatic, el Presidente Maduro solicitó "una auditoría del 100 % de los votos¨, la cual para que tenga credibilidad debe ser pública, ciudadana, integral y plural ¿Atenderá el CNE ese llamado? ¿Con que auctoritas arbitrará las elecciones regionales si no la hace? ¿Cómo actuaría Chávez en estas circunstancias? La piedra angular de la democracia está fracturada mientras la violencia y la muerte acecha.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1016 veces.



Gustavo Márquez Marín

Carabobeño, nacido en Valencia, ingeniero egresado de la Universidad de Carabobo donde también ejerció la docencia, durante la gestión del Presidente Hugo Chávez se desempeñó como Ministro de Industria y Comercio (1999), Ministro de Estado para la Integración y Comercio Exterior (2005-2007), Embajador en Austria y Representante Permanente ante los Organismos de Naciones Unidas en Viena (2001-2004), Comisario General del Pabellón de Venezuela en la Expo 2000 Hannover (1999-2001) y Miembro de la Comisión de Negociación con Colombia de las Áreas Marinas y Submarinas (1999-2001).

 gamarquez2@yahoo.com

Visite el perfil de Gustavo Márquez Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a250535.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO