Trincheras de Ideas

Asamblea Nacional Constituyente: ¡Partida!

Con un espacio sin mayores competidores, pues los potenciales adversarios electorales se negaron a participar en el magno proceso comicial, repitiendo así la derecha el error político de las elecciones a la Asamblea Nacional del año 2005 donde con burda y tosca torpeza se negaron a participar, el soberano pueblo de Venezuela asumiéndose como el poder originario, se organizó siguiendo las pautas que el Consejo Nacional Electoral trazó para el singular proceso propuesto por el Presidente Nicolás Maduro, apoyándose en el Artículo 348 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Ya las razones de la soberanísima convocatoria hecha por Nicolás Maduro el 1º de Mayo de este 2017, visto que la extrema derecha opositora cerró todos los caminos al diálogo y al entendimiento, abrió otros espacios de diálogo mucho mayores, extensos y profundos porque el diálogo abierto es sobre continuar la refundación de la Patria, más que eso incluso, más que reconstrucción porque en buena medida eso ha ocurrido en los 18 años que tienen en el poder la Revolución Bolivariana, ahora se trata de redimensionar la refundación de la Patria que se emprendió en 1999 con el nacimiento de la V República, cohesionar aún más la Patria para ir hacia la conformación de una Venezuela/Potencia tal como lo establece el tercer objetivo histórico del Plan de la Patria y como lo soñó y propuso el Comandante Supremo Hugo Chávez.

VAMOS HACIA EL MÁS GRANDE DEBATE DE LAS IDEAS

Mucho se ha avanzado en estos 18 años, si se toma en cuenta en las precarias condiciones en las que el capitalismo neoliberal dejó nuestra nación en todos los sentidos, desde el inmenso océano de corrupción y descomposición de las clases dominantes, de la oligarquía capitalista y sus expresiones políticas, del lumpen proletariado y del lumpen burgués, de los sectores altos de la clase media o pequeña burguesía, amamantada con el beneficio de la renta petrolera y hoy brazo armado de la contrarrevolución que impulsa el imperialismo yanqui, el Estado norteamericano. El entreguismo más abyecto de la soberanía y la dignidad nacionales y la transferencia vil, vende patria de la riqueza petrolera y minera.

Vamos hacia el debate de los debates, hacia la más significativa, profunda y valiosa confrontación de las ideas, para ello, antes de la elección del 30 de julio, está el sumergirse en los meandros donde está el pueblo, las catacumbas, allí donde está la masa de los trabajadores, de los obreros y los campesinos, de los vecinos, de los adultos mayores y las mujeres, de la juventud, de los artistas, los intelectuales, del pueblo todo. Claro, ya esas catacumbas no son sólo los cerros y las zonas más humildes, ahora están en esas urbanizaciones que ha ido construyendo estos años la Revolución, ese millón trescientos mil viviendas entregadas a las familias proletarias y de clase media en estos años por la Gran Misión Vivienda Venezuela, las 250 mil viviendas secundarias entregadas a familias pobres y de la clase media y las 300 mil viviendas reconstruidas y remodeladas por Barrio Nuevo Barrio Tricolor. Es decir, un promedio de 3 millones 850 mil vivienda que suman un promedio de 7.400.000 personas beneficiadas que han salido de la pobreza gracias al humanismo de la revolución chavista que piensa en la familia venezolana. Vamos, igualmente, al encuentro de los 14 millones de compatriotas que sacaron el Carnet de la Patria, porque ven en él una cantera de beneficios y oportunidades.

EL MÁS GRANDE APORTE: LA VISIBILIZACIÓN DE LOS SUJETOS HISTÓRICOS

Arrancó este domingo 9 de julio la campaña electoral constituyente, pero no cualquier campaña electoral, porque lo primero es que más de 5 mil chavistas, revolucionarios, socialistas, aceptados por el CNE como candidatos a la Asamblea Nacional Constituyente van en busca no del voto visto de una manera personalista sino como parte de un voto para el colectivo revolucionario; los mueve el común objetivo de ir hacia el fortalecimiento y crecimiento de una nueva Venezuela con enfoques coincidentes y divergentes. Esa campaña tiene varias características que nunca habían tenido los procesos electorales, incluidos las 20 elecciones habidas durante el proceso revolucionario, resaltando el acertado aporte que hace el líder de la Revolución, el camarada Nicolás Maduro, al sectorializar el proceso eleccionario y visibilizar como sujetos históricos a los pensionados, a los trabajadores, estudiantes, discapacitados, campesinos y pescadores, empresarios, comuneros.

LOS CONSEJOS DE ADULTOS MAYORES

Este es un enorme y significativo aporte porque no sólo visualiza a sectores ancestralmente ignorados, sino que permite que desde la realidad de cada sector las propuestas programáticas a presentar en la ANC tengan una mayor fortaleza y profundidad. Por ejemplo, yo voy a proponer programáticamente que los adultos mayores –ya no sólo los pensionados y pensionadas y jubilados– se conformen en Consejos de Adultos Mayores que deberán funcionar a nivel de todos los entes sociales: comunas, consejos comunales, universidades, núcleos del Ejército, etc., etc. Ese será un espacio para el encuentro generacional, el aporte de los saberes, la experiencia, la madurez del adulto mayor hacia el joven que debe enfrentar la vida, los retos de la nación, la política, la economía, etc. Un espacio para el intercambio de saberes o la captación de experiencias que le dé herramientas a la juventud y canalice sus fuerzas interiores y contribuya a su madurez.

Igualmente vamos a proponer un Capítulo específico de los adultos mayores en la nueva Constitución Bolivariana que recoja lo fundamental de sus nuevos derechos.

CONSTRUIR LA UNIVERSIDAD DE LA TERCERA EDAD

El país debe redimensionar el papel del adulto mayor en la construcción de la Venezuela socialista. No debe verse como un estorbo, con piedad o lástima, sino como un elemento fundamental en la construcción de la Patria. Aprovechar al máximo esos saberes, esos conocimientos que no pueden verse como hace el capitalismo, que eres útil hasta los 45 ó 50 años y después te arrojan como un trasto viejo, inútil e inservible. Ese es un error extremadamente inhumano y torpe. Proponemos aprovechar al máximo esos conocimientos, crear la Universidad de la Tercera Edad que contemple un conjunto de programas de formación o carreras que refuercen conocimientos y aprovechen las experiencias, que sean elaboradas por adultos mayores con una visión andragógica y en función de los intereses del país y las perspectivas estratégicas igualmente en función de su desarrollo como país potencia. Hacer un esfuerzo sinérgico en la lucha por el conocimiento, con inversión en recursos y tecnología.

Aunado a eso están otros derechos que deben ser asumidos por el Estado para los adultos mayores como la construcción de clínicas y hospitales con especialidades de uso exclusivo por esos sectores. Multiplicar las casas de reposo, atención y cuidados especiales. Incluir en la pensión un bono de alimentación, un bono de medicina y un bono para adquirir libros.

En las cuotas del poder político, cargos para la ANC, estar al frente de Ministerios o instituciones importantes del Estado, el adulto mayor debe estar presente por su capacidad, experiencia y saberes.

HACIA UNA VENEZUELA SOCIALISTA

Dentro de los objetivos que a nuestro juicio deben debatirse en la ANC está, indudablemente, la sociedad y la Venezuela que queremos, partiendo incluso de las experiencias socialistas que en estos 18 años se venido sembrando, desde la creación de las Misiones como germen del nuevo Estado, no sólo legitimando constitucionalmente su existencia sino que algunas incluso sustituyan algunos ministerios cargados de problemas, vicios, burocracia, grupos particulares y mafias corruptas. Porque el nuevo Estado debe definirse como socialista, humanista, con toda su carga de profundos beneficios y amor para la sociedad y la participación masiva, colectiva de todo el pueblo. No son políticas reformistas, neo socialdemócratas sino de cambios profundos, socialistas en el sentido marxista pero enriquecido con las experiencias contemporáneas de Vietnam, Corea, Cuba, China, Venezuela, ir hacia lo más profundo del desplazamiento burgués y capitalista, la entronización del poder popular que desmonte definitivamente el Estado burgués, su aún existente representatividad. Construir un Poder Popular socialista.

HACIA UNA NUEVA ALIANZA SOCIAL DE CLASES

Sentar, en el marco del debate dentro de la ANC y en todo el país, las bases de una nueva etapa histórica para Venezuela, una nueva alianza social de sectores y clases revolucionarias: obreros, campesinos y pescadores, vecinos, sectores profesionales, intelectuales, pequeños y medianos empresarios, que incluyan mujeres, jóvenes, discapacitados, adultos mayores. Un nuevo bloque histórico, profundamente revolucionario que permita profundizar la Revolución Bolivariana, Chavista y Socialista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1263 veces.



Humberto Gómez García

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas