Aventis

Constitución y IV República, el nuevo acontecer nacional

Ninguna Constitución debe hacer apología a un criterio revolucionario, aunque en el fondo se hagan revisiones que avancen hacia ese sentido patriótico, el mejor sentido de las cosas es hacerlas y no ejecutar programas que determinen un proyecto en cada provincia del Estado Bolivariano. Estas evaluaciones se irán archivando en el Palacio de Miraflores para su respectiva evaluación y, en el período correspondiente avanzar con el pueblo hacia el camino de una evidencia geopolítica. Todo ello, conlleva el trabajo de un equipo de juristas que en un solo pensamiento e idea nos refleja el sentir del pueblo. Allí, nace La Constituyente, el pueblo vota por un conjunto de asuntos jurisdiccionales que le favorecen territorialmente, nunca una Constituyente es avalada por el Estado para convalidar un poder constituido, es una fechoría a groso modo. Por ejemplo, antes de llamar a consultas y validar, en el cronograma de trabajo de Hugo Rafael Chávez Frías se acordó disminuir las entidades financieras, porque, los accionistas son los mismos y unificar los partidos políticos a dos o tres, más no. La idea, es darle fuerza al musculo del Estado y que cada institución se aboque al desarrollo e industrialización del país.

El militarismo, ya cumplió su papel en la estructura del Estado, así lo pensó el comandante. Cuando el gano las penúltimas elecciones generales a presidente, hasta allí llegó lo transitorio y empezaba el verdadero gobierno socialista y democrático bajo su mando, a los dos años siguientes iríamos a una Constituyente para reformar algunos postulados de la IV República porque el pueblo dijo NO al cambio de ciertas actitudes del Estado, como la viejísima Ley de Comercio que causa estragos en la viabilidad del mercadeo globalizado y cuyo destino final, le causa mucho costo al consumidor, también la Ley del Periodismo, porque hay un abuso con las cableras y redes sociales y CONATEL carece de disciplina para sancionar los abusos que vemos a diario por las computadoras o internet, está claro que algunos aspectos de esa realidad tiene necesariamente que ser modificada y, no es cuestión de libertad de expresión.

Esas ponencias se encuentran ya dadas, pero, el pueblo poco participa o no asiste a los Congresos, por ejemplo, hay algunas ponencias educativas aprobadas y que los Colegios Privados se envalentonaron y se opusieron, eso data desde la época de Aristóbulo Isturiz y el Ministerio Popular de La Educación, los engaveto por medio de causar opiniones contrarias, cuando esos trabajos expuestos y condensados luego, servirían para darle mayor contenido de responsabilidad al alumno y, que debería ser crítico y no un simple espectador, luego vendría la entrega de canaimitas, laptops, tablas y computadoras a los estudiantes, en una verdadera masificación educativa. Pero, la última fase se cumplió en parte, las tablas en Misión Sucre le fueron entregadas a colectivos pasivos y armados que hacen vida dudosa en los sectores populares y bachilleres que dejaron de estudiar, a pocos estudiantes activos se les tomo en cuenta y, esa entrega fue más de circo que de responsabilidad académica. Con esto, quiero decir que los programas revolucionarios se empiezan y no terminan, las canaimitas si fueron dadas.

Por lo tanto, esta Constituyente tiene un carácter presidencial y atornillar a dirigentes políticos que ofenden al pueblo desde los medios de comunicación social y darle un aspecto cooperativista al voto laboral, esto, quiere decir que en un siguiente periodo presidencial no habrá elecciones generales, porque sería un comité que procedería nombrar al presidente, en una réplica del modelo cubano, lo que hacemos es copiar y no generar principios propedéuticos de una realidad social vivencial.

Pero, nuestra Constitución, refrendada en 1999, también fue objeto de consultas, con otros modelos y cada constituyentista asumió su rol e interpretó lo concebido y, que el pueblo asumió como una realidad.

El presidente es la herramienta para ese dialogo nacional y donde el lenguaje, necesariamente tiene que ser moderado y sin ningún tipo de asesoramiento o acompañamiento foráneo, todos estamos obligados a una reflexión, porque las metodologías nunca se pueden obviar y constituyen un presente hacia la acción pública de servicios. Por eso, la Asamblea Nacional debe ser revisada a profundidad y su sede jamás debe ser objeto de perturbaciones públicas internas, menos de los colectivos que tienen a sentaderos en sus esquinas, aunque es una caracterización de la política venezolana, después de la dictadura de Juan Vicente Gómez.

Los venezolanos, debemos hacer respetar las leyes y tiene que haber una modificación en la caracterización para ser presidente, tiene que ser nacido o originario del país, donde ejerza sus funciones públicas. Esto, está reflejado desde la colonia y, ningún cuerpo jurisdiccional puede prestarse al juego de palabras y etimologías, semánticas y hermenéuticas sobre sus descripciones, hay una definición lineal y así debe ser.

La Constituyente debe darse en un clima de acción directa con el pueblo y no por consejas extranjeras o internas y cuyos fines, es conocido por todo el pueblo, la perpetuación del poder, sin importar las consecuencias letales que traerían tal propósito. Ya el pueblo, empieza a protestar en las zonas populares con fuerza porque sus necesidades primarias o le son tomadas en cuenta, quienes ejercen el verdadero gobierno son extranjeros y los militares superiores y subalternos, como los dirigentes políticos son víctimas de ese acontecer político, muy puntual por las medidas económicas que no se previeron en el pasado.

Son momentos cruciales para la patria, pero, la Fiscalía debe proceder sobre algunos puntos centrales de genocidas y utilización de armas con metras y otros elementos, sancionados por las normas internacionales de defensa. En este particular se deben establecer responsabilidades, porque, el equipo de antimotines debe estar preparado para tal fin.

El pueblo, debe ser respetado y el venezolano desea la paz y, precisamente quien provocó la guerra económica fue el mismo gobierno bolivariano amparando a los colectivos , quienes no han respetado la majestad presidencial.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 382 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a247219.htmlCd0NV CAC = Y co = US