La convocatoria a la constituyente y la vil mentira

La derecha en rebelión contra el orden establecido busca cualquier subterfugio para justificar su criminal carrera de atentados contra le República Bolivariana de Venezuela y sus instituciones, en pos de una guerra civil, como las de Iraq, Ucrania, Libia, Afganistán y ahora Siria, que ya conocemos las nefastas consecuencias.

Quienes azuzan a grupos de jóvenes incautos en plan de "Tontos útiles" a ejecutar estas acciones terroristas, como la realizada en la Villa del Rosario, en Perijá Estado Zulia, este viernes 6 de mayo, condenables, desde todo punto de vista, no son otros que los niños bien otrora "Nalguitas blancas", que para saciar su morbo y sus inclinaciones reprimidas; durante el gobierno del Comandante Hugo Chávez, luego de sus violentas manifestaciones pelaban el fundillo al aíre, a las cámaras de los medios, para que difundieran la imagen de sus traseros, como si se tratara de empanadas o tequeños en venta.

Otros son los inefables pederastas de aquella secta de descocados, conocida como: "Tradición Familia y Propiedad", ambos movimientos inspirados en la filosofía de los camisas negras del Duce, en Italia, de los uniformes grises del Furher en la Alemania, de la II Guerra Mundial y de la Colonia de la Dignidad" en Chile. Esa TFP, fue tan dañina y repudiable su presencia en el país, que el gobierno social cristiano de la época, pese a que sus líderes eran miembros de la "Juventud Revolucionaria Copeyana", ordenó su clausura y una "investigación" que se quedó en la sombra de los escritorios de la burocracia.

Esos "furhrer", son los mismos que hoy financian y dirigen las violentas guarimbas, desde el parlamento al cual accesaron por un accidente de la historia, como lo hicieron los nazis al Reichstag de Alemania, desde donde impulsaron la II Guerra Mundial, la confrontación mas cruenta que recuerda la humanidad, famosa por su rabiosa persecución al pueblo judío y al polaco, a homosexuales, negros y demás seres considerados inferiores, por los mentores de la supremacía blanca, acción dejó mas de 60 millones de muertos de los cuales veinte fueron aportados por la naciente Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, que con su glorioso ejercito rojo, evitó que el mundo cayera bajo la bota de fascismo, que contaba con el apoyo de numerosas corporaciones europeas, norteamericanas y El Vaticano. No era cualquier concha de ajo.

Nos remontamos a esa historia de los años 30 del siglo XX hasta llegar a esta segunda década del XXI, porque los dinosaurios que hoy bajo el látigo de la CIA, del MOSSAD y demás agencias criminales, pretenden incendiar al país y provocar la invasión militar imperial, son los herederos de aquellos "Furher". Son nietos y bisnietos de los falangistas de esa época, pero como el Tiburón, con el perdón de ese noble animal de los mares, no han evolucionado y siguen con las mismas prácticas de los falsos positivos para endosárselos a sus oponentes. "Los hijos de Adolf Hittler", como lo hacen ahora los "Hijos de Leopoldo y Julio", en su momento quemaron el Reichstag, para achacárselo a los comunistas y justificar su persecución y exterminio.

Para Hittler y Musolini, no hubo diálogo, ni pacto, solo querían dominar al mundo y a todas las alternativas de paz, presentadas les dieron una patada. Al final bebieron una dosis de su propio veneno.

Así están hoy los violentos venezolanos, no aceptan ninguna posibilidad de sentarse a dialogar para sacar al país de las dificultades en que se encuentra producto del asedio externo y la complicidad interna. La única vía que aceptan es la capitulación del pueblo para destruir y enterrar hasta el último vestigio de la revolución bolivariana. Para ello, al igual que su guía el doctor Joseph Goebbels, Ministro para la Ilustración Pública y Propaganda del III Reich, repiten reiteradamente las mentiras para convertirlas en verdad. Es así como ante el llamado al proceso constituyente del presidente Nicolás Maduro, cada día inventan una nueva mentira, lo último que le vimos y oímos decir a un execrado de la MUD, es que en el decreto se omite al referirse al voto, el termino universal y secreto.

Mentira del tamaño de una catedral, porque precisamente en el artículo 2 del decreto, establece que todos los postulados a la Asamblea Constituyente serán escogidos bajo los reglamentos del CNE y por el método del voto directo, universal y secreto. Igualmente cuando invocan a la CRBV, omiten o falsean precisamente, toda la claridad meridiana que revelan el 347,348 y 349, sobre la convocatoria al poder originario y recurren de inmediato al subterfugio del referendo consultivo, desconociendo a ex profeso, que ese proceso se hizo necesario, cuando el Comandante Chávez, hizo la convocatoria, porque la figura de la constituyente no estaba contemplada en la constitución del 61,muy bien blindada para evitar enmiendas que permitieran deevolver el poder al pueblo, en cambio, si la establece la del 99. Valga decir que este argumento también lo vienen asumiendo algunos voceros del llamado "Chavismo crítico", que le cantan diariamente a la MUD, "Poco a poco me voy acercando a ti". La CRBV, desmonta toda esta farsa cuando establece de manera clara y meridiana en su texto:De la Asamblea Nacional Constituyente

Artículo 347. El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución.

Artículo 348. La iniciativa de convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente podrán tomarla el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; la Asamblea Nacional, mediante acuerdo de las dos terceras partes de sus integrantes; los Concejos Municipales en cabildo, mediante el voto de las dos terceras partes de los mismos; o el quince por ciento de los electores inscritos y electoras inscritas en el Registro Civil y Electoral.

Artículo 349. El Presidente o Presidenta de la República no podrá objetar la nueva Constitución.

Los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente.

Una vez promulgada la nueva Constitución, ésta se publicará en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela o en la Gaceta de la Asamblea Nacional Constituyente.. Como podemos ver no aparece por ningún lado el supuesto referendo consultivo. Mosca pues, tenemos que escudriñar muy bien para que no caigamos por inocentes, entre la convocatoria a la constituyente y la vil mentira.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1838 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas