La potencia constituyente bolivariana

Formidable la decisión del Presidente Nicolas Maduro de convocar una Asamblea popular y comunal bolivariana para transformar el Estado y el modelo económico rentista petrolero.

Duro golpe a los planes contrarrevolucionarios de la oposición ultraderechista escuálida que ejecuta acciones vandálicas y terroristas para destruir los derechos conquistados con la revolución socialista de 1999.

Apoyamos la potencia popular constituyente bolivariana.

Las crisis son muy importantes como para desaprovecharlas. Más cuando su contenido esencial es político. Lo político sustentado en la fuerza de la multitud, de las masas populares.

La actual crisis que afecta a la nación venezolana tiene múltiples manifestaciones y en su dimensión política existen diversos escenarios y variables que se deben caracterizar en el debate en curso a propósito de la oportuna y conveniente idea de convocar una Asamblea Constituyente popular hecha por el Presidente Nicolas Maduro, apoyado en los artículos 347, 348, 349 y 350 de la CRBV aprobada en el año 1999.

Venezuela ha vivido en una gran turbulencia desde finales del siglo XX y a lo largo de los años de la actual centuria. Los viejos poderes oligárquicos e imperiales han utilizado toda clase de procedimientos y acciones para destruir y aplastar importantes conquistas sociales, políticas, económicas, culturales y geopolíticas alcanzadas por las mayorías populares.

La utra derecha escuálida venezolana y los grandes centros de poder internacional tenían previsto hacer el cierre político del golpismo con los actos terroristas y vandálicos de los días recientes.

Ese el objetivo del juego sucio de Almagro en la OEA, que Venezuela abandono recientemente; también el propósito del acoso financiero y la descalificación por la vía diplomática, de países como Colombia, Perú, Chile, Honduras, Brasil, Argentina, México y desde luego su amo, los Estados Unidos.

Pero esos planes han fracasado. Ese fiasco es resultado de las incoherencias de la oposición reaccionaria de la MUD. La MUD fracasa porque está plagada de centrifugas y carece de ética y legitimidad popular.

Por el contrario, los hechos están demostrando que el bloque popular que lidera el Presidente Nicolas Maduro tiene clara la estrategia y sabe desplegar sus tácticas de manera oportuna y conveniente.

La Constituyente popular convocada que estará integrada por 500 ciudadanos venezolanos, será un campo de auténtica representación obrera, campesina, femenina, indígena, afro, juvenil y popular, que serán elegidos por sectores sociales y por comunidades.

Su objetivo esencial será establecer un nuevo Estado como elemento relacional estratégico que trascienda la vieja institucionalidad oligárquica aun imperante en muchos ámbitos de la maquinaria burocrática heredada.

A ese fin debe servir la agenda temática propuesta por el Presidente Maduro, la cual se refiere a:

1. Reafirmar los valores de la justicia, ganar la paz, aislar a los violentos en una constituyente para la paz.

2. Ampliar el sistema económico venezolano para dejar un sistema económico pos petrolero.

3. Constitucionalizar las misiones y grandes misiones creadas por Chávez.

4. La justicia, el sistema judicial y penitenciario, la guerra contra la impunidad, el terrorismo, el narcotráfico. Aumentar las penas para una justicia severa.

5. Constitucionalizar las comunas y los consejos comunales para llevarlos al rango constitucional más alto por ser nuevas formas de la democracia participativa y protagónica.

6. La defensa de la soberanía nacional, el rechazo al intervencionismo.

7. Nueva espiritualidad cultural y venezolanidad, el carácter pluriculturalidad y la identidad cultural.

8. Derechos y deberes sociales, educativos y culturales de la juventud venezolana.

9. El cambio climático, el calentamiento global y la sobrevivencia de la especie en el planeta.

Queda en muy buenas manos la preparación y organización de la Constituyente popular bolivariana, que será adelantada por una Comisión encabezada por el constituyente Elías Jaua Milano y la integran además Aristóbulo Istúriz, Hermann Escarrá, Isaías Rodríguez, Earle Herrera, Iris Varela, Cilia Flores, Delcy Rodríguez, Noelí Pocaterra, Elvis Amoroso, Francisco Ameliach y el procurador Reinaldo Muñoz.

Que la potencia constituyente bolivariana barra los poderes oligárquicos de la ultraderecha interior y regional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 639 veces.



Horacio Duque

Politólogo e historiador.

 horacioduquegiraldo@gmail.com      @horacio_DG

Visite el perfil de Horacio Duque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Horacio Duque

Horacio Duque

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a245256.htmlCd0NV CAC = Y co = US