Respuesta i desafío al documento de la Conferencia Episcopal Venezolana "pensamienros de paz y de no aflicción" (V)

“Nada existe tan despreciable en la
tierra que a la tierra no proporcione
algún especial beneficio; nada tan bueno,
que si es desviado de su uso legítimo,
no degenere de su primitiva esencia y no
se trueque en abuso”
Shakespeare

La iglesia i su doctrina es un cúmulo tal de contradicciones que, si vamos a la historia, desde la Alta o Baja Edad Media, serían incontables sus disparates o contradicciones, que de Orígenes i Tertuliano, los primeros herejes de la iglesia, hasta los citados por Atienza en el Capítulo 14 de su obra citada (pág 280), tenemos que concluir que su doctrina i su dogmatismo, si es despreciable para la inmensa mayoría de los habitantes del planeta (que pasan de los 6.000 millones), al menos a unos 400.000 seres humanos, o un millón como ellos afirman, les ha prestado a esa minoría, algunos beneficios que asimilan milagro a eso indefinible que es la fe; pero siguiendo el pensamiento de Shakespeare que corona este artículo, cualquier cosa por buena que sea, apartada o desviada de su uso legítimo, degenera de su primitiva esencia i se convierte en abuso. Eso le pasa a la iglesia, a las mafias de sus “cúpulas” empezando por el Vaticano, i en nuestro país a ese centro de reconcomios, envidias, intereses económicos i anti patriotismo i conspiración fascista, que degenera a la llamada Conferencia Episcopal Venezolana, con la cual muchísimos buenos sacerdotes del país, están en franco desacuerdo.

En el punto 6, del documento de la CEV, leemos: “JUNTO A ESTE CUADRO DE VIOLENCIA DESATADA, VENEZUELA PRESENCIA CON ASOMBRO Y RECHAZO MORAL, LA PROMOCIÓN DE UN CLIMA BÉLICO Y LA MILITARIZACIÓN DE LA SOCIEDAD, ENTRE OTRAS COSAS POR LA CREACIÓN DE MILICIAS CIVILES”. Esta “bien intencionada” mentira, la saben repetir, desoyendo multitud de explicaciones que se han dado, especialmente la magistral intervención televisiva del almirante de la Marina i de muchas intervenciones televisivas i escritas. No hai sino una Reserva Nacional como en la mayoría de los países del mundo civilizado i el enseñar a jóvenes de organizaciones civiles, el manejo de las armas sin tenerlas ellos, sino en los cuarteles; en cuanto a las armas nuevas, para sustituir un armamento viejo al cual se le niegan los repuestos, igual que a los aviones, no es otra cosa que mantenimiento normal de un ejército que nunca ha agredido a nadie ni es para atacar i violar soberanías, como lo hace el ejercito de los Estados Unidos que, constantemente van renovando los suyos, i vendiendo la chatarra a los países pobres. Así le vendieron unos submarinos a Venezuela que, ya en aquel tiempo decía la gente “que nos los vendieron salados”, como le vendieron a la Argentina un acorazado, “sobreviviente” de Pearl Harbor, cuyo gemelo está en la bahía de San Francisco, como museo antiguo. I el caso de la maravillosa integración cívico-militar que ha puesto a nuestro ejercito a ser útil en tiempos de paz, colaborando abiertamente con pueblo i gobierno, lo llaman militarismo. Jamás en 7 años de gobierno revolucionario, se han visto atrocidades i desafueros como se vieron en apenas 47 horas de golpe militar; si eso hubiese durado una semana o 15 días, todavía estuviésemos recogiendo muertos i reventando las cárceles de hombres no delincuentes, como cuando apresaron, humillaron i gritaban preguntando si estaba bien esposado, a un hombre digno como el ministro del interior o al diputado Tarek William, a ambos tratados como si hubiesen cometido un crimen: encabezadas las turbas por dos locos delincuentes probados, como los Alcaldes de Chacao i Baruta. Mas, la “santa inquisición”; perdón la “santa Conferencia Episcopal” no ve nada ni escucha nada de lo que no le interesa, degenerando su primitiva esencia i llegando al abuso.

I aunque al gobierno le hemos criticado el no haber un solo preso político de ese golpe de estado, i el que estuvo momentáneamente detenido se fugó con complicidades hasta del gobierno colombiano; la iglesia aprecia i lo escribe que hai un clima de violencia (que están propiciando con este documento infame mamarracho), lo ratifica cuando afirma como un llamado de guerra: “ES IMPRESCIDIBLE UNA LUCHA FRONTAL CONTRA ESTOS MALES”. Resulta que si fuese lucha intelectual i pacífica, hubiese líderes, no gritones estúpidos como Ledezma o todos, ni lucha electoral porque no tienen votos, por lo cual a la lucha a la cual llama la iglesia, “aferrada a la cultura de la vida i de la paz”, es a la desestabilización del país, a la violencia armada, a lo que muchos sueñan hacer con el apoyo del Imperio del Norte: el magnicidio i la invasión. ¿Creen que los norteamericanos escucharán sus oraciones” Por ahora les mandan billetes verdes; pero de darse lo imposible, probablemente los humillarías o les darían a muchos ciertas satisfacciones biológicas, como practican en Irak i en cuanto pueblo invaden. Recuerden que, luego del derrumbe de las torres gemelas, Amnistía Internacional denunció que en Nueva York se habían detenido más de 10.000 personas por ser árabes o de esa ascendencia, sin derecho a nada ni defensa alguna, i de ello no se ha vuelto a hablar.

En los apartes 7 i 8, insisten sobre la Educación (que nunca llegó a dispensársele ni un 2% del presupuesto nacional en la IV Repulsa, i ahora pasa del 7%, i entonces aprovechan para decir que el estado monopoliza, sobrepasa sus derechos i ofende la justicia ¿Dónde está pasando eso, señores embusteros, comerciantes de la educación de los colegios católicos?

La cuestión religiosa en las escuelas, está más que aclarada, i la preocupación de ustedes se parece mucho a la del terrorista Bush i la lamesuela de la Rice oscura. Ustedes en cambio, violan la libertad de conciencia i propagan una cosa absolutamente FALSA: que si a la educación le faltase la dimensión religiosa, sería incompleta. Falso de toda falsedad i ni merece decirles más. O enséñenla con sus defectos i mentiras, para que haya más hombres librepensadores como Russell. Lo que si es verdad es lo afirmado por el Libertador: “Un hombre sin estudios es un ser incompleto”.

En uno de los últimos subtítulos, hablan de “Riesgos de conciencia para la democracia” i en su aparte nueve (9), están comprimidas muchas falsedades i disparates. Arrancan con una de las más notorias falsedades sazonadas con terrible cinismo: “EL AUMENTO DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL Y LAS PROTESTAS CALLEJERAS, QUE A DIARIO PROTAGONIZAN, ESPECIALMENTE, LOS SECTORES MÁS POBRES DEL PAÍS, SON UNA CONSECUENCIA DEL SENTIMIENTO DE ABANDONO Y ESCASA ATENCIÓN A LOS PROBLEMAS MÁS URGENTES”. Antes de seguir, hago pausa aquí para calmar la indignación que produce este cinismo. Señores de esta perversa CEV conspiradora: ¿Cuándo antes en 40 años, vieron ustedes la atención que esta revolución ha prestado a las clases más pobres que, ustedes sobre todo, descuidaban, explotaban, engañaban i despreciaban? ¿Para quienes han sido las muchísimas Misiones que ha establecido el gobierno, llegando hasta el detalle nunca visto en el mundo de las 6,075 Casas de alimentación para los humildes abandonados en las calles, que ya se están rescatando para hacerlos ciudadanos normales? ¿Cuántas personas alfabetizaba la iglesia al año? No. Si a ustedes les interesaban que fueran bien brutas para catequizarlas i meterles la mentira de la fe inducida o impuesta con miedos i de la supuesta “historia sagrada” de Dios Trinidad, de cielo e infierno i otras monumentales estupideces. Empero, sigamos con el concentrado de mentiras. Dicen: “A PROPÓSITO DE ESTO, LA SOCIEDAD PERCIBE, EN ALGUNOS SECTORES DEL GOBIERNO, UNA FALTA DE CAPACIDAD PARA DAR RESPUESTA A LOS PLANTEAMIENTOS Y A LAS CRÍTICAS, POR MUY BIEN INTENCIONADOS QUE ÉSTOS SEAN, UNA TENDENCIA A DESCALIFICAR A QUIEN PREGUNTA O CUESTIONA, Y ASIGNAR A SUS INTERVENCIONES UN PROPÓSITO DE DESESTABILIZACIÓN O, INCLUSO, DE TRAICIÓN A LA PATRIA”. ¿Quién dictaría estos párrafos? Según parece, los hombres del gobierno no solamente son incapaces, excepto para descalificar, sino que son desestabilizadores i traidores a la patria. Los de la IV República si era capaces, instruidos i sabios.

Los que eran profesionales nunca habían ejercido su profesión sino saqueado al erario; los presidentes mismos eran “inteligentes”, educados, honestos, como Carlos Andrés que no sabemos si había estudiado algo, se estaba haciendo un museo particular i ha sido el ladrón más audaz; Lusinchi, un médico sin profesión, borracho i de los que daba respuestas como: USTED NO ME JODE A MÍ. O ministros como Octavio Lepage a quien, cuando le preguntaron como Ministro del Interior sobre el caso Secuestro Niehaus, respondió con esta clara explicación: “EL CASO ESTÁ RESUELTO; SOLAMENTE FALTA SABER SI ESTÁ VIVO, DONDE LO TIENEN ESCONDIDO; I SI ESTÁ MUERTO, DONDE ESTÁ ENTERRADO. Parecía un “sabuesito” de Scotland Yard. Esto para hacer solo algunas menciones de recuerdo; o evocar hombres de “talento” i honradez a toda prueba como Diego Arria o aquel que salio en carrera haciéndole honor al apellido. Pero lo que pasa es que en aquellos tiempos la CEV no sabía “exhortar” i eso lo han venido a aprender, después del Cardenal golpista Velasco i el Cardenal Dinosaurio, Castillo Lara En este aparte, hablan también de persecución i discriminación, pero se olvidan de poner ejemplos u olvidan todo el pasado. Sin embargo hablan de ETICA i de democracia; me gustaría desafiar a cualquiera de ellos, incluyendo al Cardenal actual Sabino Urosa, a discutir de lo que es la ética i la democracia. De eso, ninguno de ese cogollo, sabe nada, sino lo que deforman a su antojo los libros religiosos, más parecido a filosofía oriental que occidental. Kant o George Moore, los indigestaría. ¿Son éticos los dogmas?

(Continuará; todavía faltan disparates)




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2848 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a23690.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO