Del Alto a la Cresta

Un restaurant en Caracas donde se preparan guisos exquisitos queda ubicado en la Primera Transversal de los Palos Grandes.

Se llama Alto y sus dueños interpuestos por compañías creadas en paraísos fiscales han salido a la luz pública gracias a los datos de los indignados vecinos que ven como los comensales llegan en autos lujosos, pagan propinas en dólares a los trabajadores y a veces no les preocupa verse mezclados entre ex funcionarios del actual gobierno, políticos del legado del partido Social Cristiano Copei, de la MUD y empresarios de la cuarta con bolsillos llenos de la quinta. El ex presidente del Banco Industrial de Venezuela durante los años 2002-2004, Leonardo Gonzalez Dellan es uno de los propietarios principales del restaurant Alto, y aunque se preocupó por tener un bajo perfil durante una década, el tamaño de la riqueza que construyó a través de transacciones financieras opacas y difíciles de descifrar durante y después de su gestión como presidente del ahora extinto BIV, su nombre es ahora uno de los más buscados y encontrados en los Panama Papers, y su carácter lo llevó a pensar que ya no era problema salir en las redes sociales y exponer sus lujos y su nombre ante sitios web. Gonzales aparece en el polémico portal como propietario de la firma Blue Crest Holdings, constituida en Panamá apenas meses después de ejercer su cargo en el BIV, que a su vez lo mezcla con propiedades en Europa y el Caribe. El hermano de Leonardo, Eudoro, conocido operador político copeyano, también le ha sido difícil esconder su relación propietaria del restaurant Alto y muchos trabajadores han divulgado que su rol como conector relacionista entre la cuarta y la quinta corrupta ha sido clave para muchos financiamientos de campañas y transacciones que han devengado ganancias groseras que ahora tienen a un país desvalijado y desangrado. Las inversiones de los Gonzalez en Londres, Madrid y Miami pasaban desapercibidas gracias al entramado legal de empresas en paraísos fiscales que actualmente es expuesto por los Panama Papers. Lo que nunca imaginaron los Gonzales era que la inversión en Alto es ahora expuesta no por el polémico portal sino por los trabajadores de ese restaurant y sus vecinos, porque cada vez que tienen que hacer una larga fila para comprar un desodorante o una bolsa de pan francés a pocas cuadras de Alto, recuerdan con rabia el descaro de unos personajes que representan la corrupción más profunda y criminal jamás vivida en Venezuela. El más bajo nivel de la indolencia transpira en las paredes de este restaurante de muy altos precios.

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4363 veces.



El Kometa

Denuncia y Repatriación https://elkometa.wordpress.com/

 kometa@unseen.is

Visite el perfil de El Kometa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



El Kometa

El Kometa

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a227659.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO