Todos y todas a sembrar. Todas las manos a la siembra

              TODOS Y TODAS A SEMBRAR. TODAS LAS MANOS A LA SIEMBRA

(RESEÑA PARCIAL DE LA CIRCULAR 01 DEL MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACION SOBRE EL "PROGRAMA TODAS LAS MANOS A LA SIEMBRA".

FEBRERO 2016)

En el marco de la refundación de la República establecida como fin supremo del pueblo venezolano (preámbulo de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, CRBV), la Educación y el Trabajo son los procesos fundamentales para alcanzar los fines del estado (art. 3 de la CRBV). En este sentido, en el año 2009 se lanza el Programa Todas las Manos a la Siembra (PTMS) en todo el Sistema Educativo Venezolano, tanto en el subsistema de educación básica como el subsistema de educación universitario con la finalidad de promover la agricultura sustentable y la práctica agroecológica en nuestras instituciones educativas (resoluciones 024 del año 2009 y 351 del año 2010). A partir de este mandato, existen en el país experiencias, sobre todo en educación inicial y educación primaria, de escuelas en las cuales estudiantes, el personal docente, administrativo y obrero, comunidades y familias han incorporado la siembra como parte del currículo y práctica permanente en sus escuelas.

Hoy, con una crisis alimentaria mundial que cada día se acentúa producto del régimen de producción capitalista guiado por la búsqueda de la  máxima ganancia, estableciendo el alimento como negocio y no para la satisfacción de necesidades de toda la población; un calentamiento global producto de la desmedida producción con alta contaminación que ha generado a su vez un clima complejo con fuertes y largas sequías y, el modelo económico nacional dependiente de la renta petrolera, con abandono del campo y concentrándose la población en zonas urbanas con consumismo y muy poca producción, LA ESCUELA DEBE ABRIRSE CAMINO CON OTROS ENFOQUES, LÓGICAS Y MÉTODOS QUE PERMITAN FORMAR PRODUCIENDO Y PRODUCIR FORMANDO, nuevas lógicas curriculares que le devuelvan al ser humano su capacidad de producir, crear, dar, compartir, convivir.

En este sentido, valorando las experiencias del PTMS, EL ACUMULADO TEÓRICO-PRÁCTICO DEL PROGRAMA (no se está partiendo de cero) y los alcances y logros que ha tenido en la formación integral de nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes, se orienta en todos los niveles y modalidades del subsistema de educación básica EL RELANZAMIENTO DEL PROGRAMA TODAS LAS MANOS A LA SIEMBRA con la finalidad de generar y desencadenar la cultura de la siembra permanente tanto en las escuelas como en las familias y las comunidades urbanas, rurales, indígenas y contingenciar la formación en un momento histórico que demanda que cada ser humano asuma con conciencia, conocimiento, compromiso y convicción la necesidad de la producción alimentaria.

Las presentes orientaciones tienen como finalidad direccionar el proceso de siembra, todos y todas a sembrar pero de manera bien planificada y organizada para lograr, por una parte el uso racional y eficiente del agua (la siembra no se riñe con la conciencia en el uso del agua) y por otra parte, la formación para la siembra en distintos espacios, contextos, tiempos, con los recursos con que se cuenta y reconociendo la diversidad de tradiciones y conocimientos junto al acompañamiento pedagógico y técnico, siempre con pertinencia sociocultural.

Es una invitación a sembrar conciencia, soberanía, independencia, valores de convivencia y apoyo mutuo. Vamos a llenar nuestras escuelas y comunidades de conucos (con su visión holística e integral ancestral indoafrocampesina), canteros, materos, porrones, barbacoas, mesas organopónicas, patios productivos, huertos, parcelas (según los espacios con que se cuenta y las tradiciones propias de nuestra identidad como pueblo), siempre enseñando desde el aprender haciendo y aprender conviviendo asociado a lo socialmente útil. Esto implica un proceso que se disfrute, con amor, buena disposición, entusiasmo, disciplina y constancia para el cuidado, el riego, el proceso de cosecha y de volver a sembrar, el respeto de los tiempos y del suelo y el amor por la naturaleza y el encuentro entre seres humanos y con la madre Tierra.

ENFOQUE

En el artículo 6, numeral 2, literal c de la Ley Orgánica de Educación se establece que el Estado Docente “Regula, supervisa y controla el obligatorio cumplimiento de la educación en la doctrina de nuestro Libertador Simón Bolívar, el idioma castellano, la historia y la geografía de Venezuela; y el ambiente en las instituciones y  centros educativos oficiales y privados, hasta la educación media general y media técnica. Así como la obligatoria inclusión, en todo el Sistema educativo de la actividad física, artes, deportes, recreación, cultura, ambiente, agroecología, comunicación y salud”.

Queremos resaltar de manera especial la educación ambiental, la salud y la agroecología como exigencias en la formación de ciudadanos y ciudadanas.

En este sentido, el PTMS asume como enfoque LA AGROECOLOGÍA  fundamentado en “Fomentar la transición de los sistemas de producción convencionales basados en monocultivos  y uso de agrotóxicos con semilla agroindustrial y/o corporativa de uso convencional, hacia la agroecología y la preservación del ambiente a corto, mediano y largo plazo, basados en la  agrobiodiversidad” (artículo 2 de la Ley de semillas, 2015); y en particular El Desarrollo Predial Agroecológico (DPA), producto de la sistematización de las experiencias, sus discusiones y reflexiones.

El Desarrollo Predial Agroecológico es un sistema que se va construyendo progresivamente y prefigurando lo más parecido posible el equilibrio natural.  El sistema agroecológico es dinámico y en permanente construcción. Se basa en la investigación y sistematización de los acontecimientos que en el predio ocurren, lo cual permite hacer ajustes necesarios, correcciones e incorporación de técnicas para mayor cualificación y mejorar los resultados en términos económicos, ambientales, políticos y sociales de este espacio productivo, tecnológico, cultural y sustentable.

¿Cómo alimentar a la población desarrollando tecnologías de bajos insumos e impacto ambiental?. Para ello, es necesario tomar en cuenta el contexto, las condiciones climáticas y ambientales, los recursos disponibles, la necesidad de las familias, además de las estrategias de Manejo Agroecológico del Suelo, Policultivos, Rotación de Cultivos, Cosecha de Agua, Crianza Apropiada, Tecnología Socialmente Apropiable y Ambientalmente Apropiada. En este sentido, el Desarrollo Predial Agroecológico implica un proceso de planificación, desarrollo, evaluación y sistematización de la agricultura de manera integral en un espacio concreto con sujetos y contextos específicos, tomando en cuenta la relación integral que se establece entre el  vegetal, el animal, el suelo, el agua, el aire, las personas, las familias y las comunidades.

ORIENTACIONES METODOLÓGICAS

El relanzamiento del PTMS se convierte en una oportunidad de darle sentido al currículo más allá de conocimientos librescos descontextualizados, memorizados y sin pertinencia. Todo lo que una escuela desarrolla y activa para la formación integral de sus estudiantes es currículo, superando los esquemas de actividades extracurriculares y de actividades complementarias. Se plantea entre otros, que la siembra se convierta en oportunidad curricular de integración de todas las áreas de formación, de programas y proyectos educativos integrales comunitarios y de aprendizajes.

En este sentido el proceso curricular se actualiza y se integra en el proceso de la siembra, dándole sentido a lo que se aprende desde lo conocido y pertinente. Se propone entonces a través del PTMS:

  • Recuperar y reconstruir toda la historia agrícola de nuestro país, de nuestros ancestros desde la visión geohistórica, demarcándose de la concepción rentista, agroindustrial y la pedagogía como eje de la construcción de esos saberes históricos.
  • Reconocer y valorar nuestras raíces campesinas, indígenas y afrovenezolanas  como parte de nuestra venezolanidad, así como también los saberes que de ellas se desprenden y que aún hoy se preservan de generación en generación para hacerlos práctica cotidiana en los espacios educativos y comunitarios.
  • Asumir la noción de progresividad y escalamiento de la siembra, según cada contexto e institución. Este proceso Incluye en el plan de siembra los espacios alternativos que han sido probados en la experiencia del PTMS, por lo que no se puede reducir a la noción  de “huertos”, ya que hay casos en que pueden ser porrones o mesas organopónicas o grandes extensiones como las que poseen las escuelas técnicas agropecuarias, aprovechando todos los espacios, grandes y pequeños.
  • Valorar las formas ancestrales de producción y autosustentabilidad de las familias de nuestras distintas regiones: el conuco, los patios productivos, la cría de animales, la siembra de frutales, la preservación de alimentos, las recetas familiares, la preservación del agua, entre otras.
  • Generar soberanía cognitiva y alimentaria a partir del estudio de contenidos y  prácticas pedagógicas cotidianas de la agroecología en los espacios escolares y comunitarios como modo de fomentar y concretar la sustentabilidad de la escuela, los estudiantes y las familias y de construir un nuevo paradigma productivo-ecológico. “Un pueblo que es capaz de producir lo que consume es un pueblo libre y soberano”.
  • Revertir la dependencia de la producción agrícola a gran escala que nos impuso el modelo de desarrollo agroindustrial por una producción, cercana a la gente, a los y las estudiantes, es desde allí que todo espacio es óptimo para sembrar y producir alimentos o la crianza apropiada de animales.
  • Revertir la cultura excluyente, individualista por una escuela colectiva, acompañante y preocupada por el bien común, lo colectivo y lo  comunal. Es importante resaltar que la escuela no debe oxigenar la competencia (concursos, certámenes, olimpíadas), sino que, al contrario, debe promover, favorecer y fortalecer la convivencia (compartir las creaciones humanas, los encuentros, los intercambios).

En este sentido, el PTMS plantea incidir en la cultura escolar generando procesos de investigación, la siembra como práctica cotidiana y generadora de aprendizajes pertinentes y ajustados a todas las áreas de formación, por tanto no debe verse como separado de lo curricular y la cultura escolar y comunitaria en general.

Enmarcados dentro de la CRBV, del Plan nacional Simón Bolívar y  la LOE se aspira tener:

  • Una escuela que  produzca contenidos, principios y valores para  una cultura de la siembra y  la autosustentabilidad de la comunidad escolar y social.
  • Una escuela que desarrolle tanto en la teoría como en la práctica, el enfoque agroecológico y que recupere su vocación productiva ancestral, campesina y sana, “agricultura sana”  desde esta concepción.
  • Una escuela que genere aprendizajes pertinentes para la vida en sociedad desde el PTMS.
  • Una escuela que forme seres útiles y que puedan producir y solucionar sus problemas de sustento en los ámbitos de la alimentación, artesanía, costumbres, salud, tecnología, entre otras.
  • Un ciudadano y una ciudadana que reivindiquen sus valores ancestrales y sus raíces étnicas venezolanas, latinoamericanas y caribeñas.
  • Un ciudadano y una ciudadana con una lectura crítica del mundo que le permita comprender las razones políticas, económicas y culturales del deterioro ambiental para que se relacione de una manera respetuosa con el ambiente y se sienta parte de este, con amor a la naturaleza, a sus semejantes y al planeta.
  • Una escuela del bien común y del buen vivir.
  • Una escuela como centro del quehacer comunitario, que irradie hacia su comunidad la cultura de la siembra y de la producción, en la concreción de la soberanía alimentaria y participe en la construcción de una cultura ambiental sustentable.

PRIORIZACION DE RUBROS, ASOCIACION Y ROTACION DE CULTIVOS.

En los actuales momentos, debe articularse una estrategia donde se interrelacionen  los contextos socioculturales y técnico-productivos, tributando en la producción de alimentos en forma rápida e incorporando a la población masivamente en el proceso de siembra: PRIORIDAD DE LA PRODUCCION VEGETAL EN LA AGRICULTURA URBANA Y PERIURBANA

Esta priorización en el corto plazo, puede alcanzar una mayor cobertura y desarrollo con la producción vegetal, lo que hace indispensable la planificación integral que  valore los ritmos técnico-productivos propios de la siembra.

Este criterio de pertinencia vale también  para la escogencia de los rubros  a sembrar. En esa dirección, encontramos un conjunto de rubros los cuales forman parte de la dieta tradicional de los venezolanos y las venezolanas, los cuales pueden ser referentes para el plan de siembra:

-- carnes, leches y huevos, (conejo, aves, peces, cerdo, ovejos, abejas,)

-- Leguminosas como Frijol, caraota, quinchoncho, tapiramas, vainitas.

-- Cereales como el Maíz.

_ Verduras, raíces y tubérculos como yuca, batata, auyama, ñame, ocumo, topocho, plátano, papa.

-- Frutas como parchita, melón, patilla,  guayaba, cambur, guanábana y limón.

-- Hortalizas como pimentón, tomate, ají dulce, cebollín, cilantro, lechuga, rábano, berenjena, acelgas, chayota, espinaca, berro,  repollo, brócoli, apio españa, ajo porro, ajo, otros.

Este conjunto de rubros nos dan una idea del abanico de rubros susceptibles de siembra, pero por las razones de contingencia y técnico-productivas presentes, debemos PRIORIZAR Y JERARQUIZAR LOS RUBROS A SEMBRAR, reseñando el siguiente ejemplo del escalamiento temporal  de su  cultivo:

  • Ciclo corto (45 días) Cebollín y cilantro
  • Ciclo Corto (90 días) Pimentón, Tomates, Ají Dulce
  • Ciclo corto (90 días) Caraota, Frijol.
  • 4 Meses: Maíz
  • 4 y 5 meses: auyama, batata, melón, patilla
  • 6 y 9 meses: Yuca
  • Semi-Perenne (9 meses) Quinchoncho

Esta secuenciación no niega sembrar rubros más perennes como guayaba, mango, naranja, mandarina, aguacate. Queremos puntualizar la pertinencia de la siembra de algunos rubros en el corto plazo por razones político-sociales.

Desde el ángulo nutricional, con estos rubros reseñados podemos lograr una dieta balanceada, siendo la  emergencia una oportunidad para modificar hábitos alimenticios y patrones de consumo, sustituyendo rubros:

--Alimentos proteicos (pollo carne de res, pescado, huevos, lácteos), frutas y vegetales; carbohidratos (arepa, tubérculos). Ante la escasez y lo costoso de algunos rubros como la carne, esta se  puede sustituir  por proteínas de tipo vegetal. Las leguminosas como caraotas, quinchoncho, frijol,   vainitas o tapiramas  son ricas en proteínas

--La yuca, el plátano verde y maduro, ocumo y topocho, proveen algunos minerales y fibra.

--Las frutas y vegetales aportan vitaminas  y minerales, los cereales, leguminosas y tubérculos aportan carbohidratos y proteína vegetal.

En consecuencia, hacer pertinente la siembra, requiere la ubicación de las necesidades básicas y los patrones de consumo. Igualmente, debe estar en correspondencia con la tenencia de semilla, la naturaleza de los suelos, la provisión de agua, abonos, condiciones climáticas. De esta manera,  se contingencia la siembra de acuerdo a las características de cada  contexto, asociando, rotando y escalando los cultivos.

ENFATIZANDO:

El  Programa Todas las Manos a la Siembra –PTMS, correspondiente al Plan de  Siembra Escolar, cuyo propósito es impulsar la siembra agroecológica en todos los planteles educativos del Subsistema de Educación Básica, Orienta a:

1. Las instituciones educativas se convierten progresivamente en espacios de producción agrícola vegetal y animal, según su contexto y potencialidad. Articulando procesos  pedagógicos con los productivos.  Formar Produciendo y Producir Formando.

2. Cada plantel  levanta un inventario de los maestros, maestras, profesorado, estudiantes, trabajadores y trabajadoras obreros, obreras y administrativos, madres cocineras, padres cocineros de la patria,  que han participado en las diferentes formaciones del programa Todas las Manos a la Siembra, con el fin de incorporarse juntos y juntas para la organización  del plan de producción del plantel.

3. Los planteles establecen su desarrollo predial, considerando su contexto urbano y/o  rural, ya que permite  definir los métodos, procedimientos y técnicas, como también los espacios de siembra, su  cercanía a cuencas hidrográficas (trabajando la arborización permanente para la recuperación de cuencas), sistemas de riego artesanal, tomas de aguas, tomas artesanales, entre otras.

 4. Los planteles  contemplan dentro de su plan de siembra  cultivos de ciclo corto cebollín, lechuga, rábano, cilantro, de ciclo medio  quinchoncho, frijol, caraota, maíz, berenjena, tomate, pimentón, ají, pepino, yuca, calabacín entre otros y al mismo tiempo ir estableciendo los de ciclo largo como  guayabas, tamarindo, guanábanas, topocho, cambures, aguacates,  y otros frutales.

 5. El plan de siembra  no puede estar separado de lo pedagógico, por el contrario cada espacio de siembra se convierte en un espacio para la formación permanente según lo planteado en la propuesta curricular del P.T.M.S. Sembrando Nuestros Alimentos Sembramos Conciencia, Soberanía e Independencia.

 6. El plan de producción de cada plantel debe formar parte del  Proyecto Educativo Integral Comunitario-PEIC Productivo y a su vez debe nutrirse de cada Proyecto de Aprendizaje- PA, de acción cooperativa en el Circuito Educativo Productivo (cada 10 planteles aproximadamente junto a otras instituciones INCES, Talleres Laborales de Educación Especial, Escuelas Técnicas, Centros de Capacitación y Oficios), intercambian, hacen cayapas para la siembra o cosechar, trueque de rubros, saberes, experiencias, métodos de siembra, docentes, estudiantes, familias y comunidad se juntan para el Vivir Bien. LA SIEMBRA ESCOLAR DEBE REDUNDAR EN LA SIEMBRA FAMILIAR Y COMUNITARIA.

 7. Los planteles  implementan un plan de obtención de semillas de cocinas escolares, comedores y casas de alimentación, mercados y hogares de nuestros y nuestras estudiantes, docentes, trabajadores, trabajadoras,  así como la creación de un espacio dentro de la institución como reservorio de semillas a fin de tener siempre disponibilidad de las mismas.

 8. Los planteles  implementan viveros de plantas frutales, ornamentales, medicinales,  aromáticas entre otras, apoyándose en la Misión Árbol y Viveros Agroforestales. De igual modo  favorecer y fomentar la producción de abono orgánico y el  uso de controladores biológicos.

9. Las líneas de investigación que surgen del proceso productivo-pedagógico deben estar articuladas con el Sistema Nacional de  Formación e Investigación, para su promoción, sistematización y presentación en los Congresos Pedagógicos circuital, municipal, estadal y nacional.

10. Debido al fenómeno del niño, por el cual atravesamos,  se hace necesario retomar la campaña nacional educando para la sequía del 2009, del mismo modo se propone la instalación de  sistemas artesanales ahorradores de agua, teniendo especial atención con la prevención de las enfermedades de transmisión por vectores (E.T.V): Chikungunya, Sika, dengue.

11. El programa de Intercambio Socio productivo Escolar  se promoverá  a través de Ferias, Jornadas Productivas, Cayapas y Convites Productivos, Intercambio de semillas, rubros, cosechas, animales, máquinas y herramientas.

12. La investigación y formación permanente tanto del personal docente, administrativo y obrero, estudiantes, madres cocineras y padres cocineros, familias y comunidades en general debe contemplar los procesos de ensemillamiento, la cosecha de agua, el abono orgánico, los rubros, los patrones de alimentación y el proceso social del trabajo.

A MANERA DE REFLEXIÓN FINAL

Nuestras escuelas desde la práctica de la siembra agroecológica no solo enseña a producir sino que implica en cambios en nuestra cultura, nuestra manera de relacionarnos entre los seres humanos, nuestros patrones de alimentación, en el cuidado de nuestra salud y del ambiente. En fin, realmente sería la educación un derecho humano en tanto, más allá de notas y contenidos neutros, REDUNDA EN EL DERECHO A UNA VIDA SANA Y FELIZ, AL EQUILIBRIO ECOLÓGICO Y A LA PRESERVACIÓN DE LA ESPECIE HUMANA Y DE LA MADRE TIERRA.

 

TODOS Y TODAS A SEMBRAR. TODAS LAS MANOS A LA SIEMBRA

Febrero, 2016



Esta nota ha sido leída aproximadamente 84341 veces.



Carlos Lanz Rodríguez


Visite el perfil de Carlos Lanz Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a223840.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO