La estrategía en el 2016: La opción constituyente de la oposición, todo o nada (Parte I)

No tengo la menor duda, la opción C de la Asamblea Nacional opositora anti patria, es seguir el camino chavista, "la Constituyente", ¿Por qué? Debido a que entre los obstáculos a remover el principal es la Constitución, ella blinda a la revolución bolivariana, a todo el pueblo, por ello alegan que con sus 8 millones votantes frente a los 5,5 de chavistas creen ganar según los resultados del 6 de diciembre. Pero hay cosas imprevistas en esa ruta expedita, la ruleta rusa, apuestan todo o nada, se atreverán no tengo la menor duda, pero antes pasaran muchos hechos, reacomodo de fuerzas, alianzas, coyunturas que pueden revertir la situación de esos 2.1 millones de chavistas entre otros votantes, que pueden cambiar la decisión, sobre todo el atractivo de las políticas sociales de la revolución bolivariana.

No olvidemos que la oposición ha satanizado desde el principio a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la señalan como dice Diego Silva Silva de ser el obstáculo, el principal impedimento para el logro de sus objetivos político neoliberales por eso con su caudal de votos el 6 de diciembre, afirman que la revolución bolivariana está herida de muerte, pero no es cierto, Chávez llego con 3.676.685 para ser exactos en 1999, ahora somos 5.5 millones de chavistas en el 2015, el 43% de la población que voto, significa que el chavismo ha crecido, tenemos esperanza de seguir derrotando a la oposición fascista anti patria venezolana.

La pérdida de una batalla no significa que la guerra está perdida, hay cosas más que reflexionar, el pueblo solo decidió cambiar el legislativo, no el ejecutivo, judicial ni tampoco el ciudadano, menos la Constitución, el cambio no llega hasta allá, aunque abre las puertas constitucionalmente, ya la oposición probó la salida violenta desgastando al gobierno, el pueblo los rechazó, ahora se vienen ´por la salida pacífica, la vía constitucional, en esto el chavismo tendrá que cerrar filas, los críticos y todos, no podrá haber vacilación en el combate, estamos frente al hecho de defender la Constitución más avanzada del mundo, y eso ganará aliados que no estaban en la cuenta.

El mandato de la oposición envalentonada puede irse por el inodoro, la convergencias de fuerzas sociales y políticas puede frenar la osadía de "cambiar la constitución", el pueblo puede ponderar esta vez que no se trata de resolver el problema de rectificar las políticas económicas, de si como dice el doctor Silva, "Si la guerra económica sigue torturando al pueblo y no se generan rectificaciones concretas….", el problema puede ir más allá, inclusive de evaluar definitivamente, según Orlando Balbás si "la inclusión social permitió elevar la conciencia del pueblo".

Como el problema principal es político para remover los obstáculos económico, entonces la oposición se la va a jugar toda con la opción C, La Constituyente, Artículo 348 constitucional: "La iniciativa de convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente podrán tomarla el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; la Asamblea Nacional, mediante acuerdo de la dos terceras partes de sus integrantes; los Consejos Municipales en cabildo, mediante el voto de las dos terceras partes de los mismos; o el quince por ciento de los electores inscritos y electoras inscritas en el registro civil y electoral".

Se trata ahora un problema más agudo la vida o muerte de una República, de la vida o muerte de la nación venezolana, de la vida o muerte de la Patria, veremos si sobrevive el espíritu de Chávez, "oh Patria querida", se enfrentarán políticamente primero definitivamente dos modelos, el neoliberalismo apostando a la Constituyente y el socialismo del siglo XXI apostando a la defensa de la Constitución. El resultado es que después de someter a referendo el asunto, si gana la oposición anti patria, veremos despejado el camino violento del pueblo, lo que aprendió del artículo 350 y 333 de la cual la oposición hizo mucha gala política de calle.

Siendo así en el supuesto negado, ahora se revertirían las fuerzas populares contra la gestión neoliberal de la oposición, el desmontaje de las políticas sociales, la contracción del gasto, social, la desviación de las divisas petroleras hacia la burguesía anti patria, veríamos la subasta del petróleo, regalar el petróleo a las trasnacionales, con caída de los precios, nada levantaría esos precios, el desafío de la lucha contra la pobreza y la dignificación del pueblo se vendría abajo, nada superaría los 750 mil millones de dólares en la aplicación de las políticas sociales, el pueblo abriría los ojos mucho más de los que los tiene, con Chávez el país abrió los ojos, ahora aún si la oposición ganara el referendo, le esperaría reprimir cruelmente al pueblo, con el engaño nada perdura, llegaremos a la revolución violenta, llegará la hora de la sepultura de la burguesía, de la derrota del imperialismo, así Venezuela sacrificará sus mejores hijos e hijas, le costara sacrificar millones de alma, la historia de la independencia se repetirá, llegaría la hora del desengaño con la burguesía, el final del neoliberalismo, la revolución bolivariana se transformara aceleradamente en antimperialista y socialista.

Pero hay otra opción, si el pueblo gana la Constituyente, la opción C, demostraríamos que "Chávez no aró en el mar" , que logró el empoderamiento de la Constitución, miraríamos lo que señala Balbás, el empoderamiento de las ideas bolivarianas reivindicadas por el entonces Presidente Hugo Chávez, establecidas en el árbol de las tres raíces: Simón Bolívar, Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora, fortaleció nuestra identidad histórica, el pueblo y su memoria para entender el presente. Mirarnos hacia adentro, construir nuestro propio modelo social, vinculado a la realidad latinoamericana y los movimientos de liberación en el mundo. Responderíamos la pregunta de Balbás, ¿Permitió la inclusión social elevar la conciencia del pueblo?.

Por tanto; la opción C, La Constituyente por el cual elegirá la oposición en el 2016, se enfrentará a la decisión del pueblo, invocar el 350 y 333, el primero, el Artículo 350. El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos.

El segundo; Artículo 333. Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.

No puede haber principio neoliberal, el más caro como el de la libertad, el del mercado, el de la libre iniciativa privada, los dogmas liberales por encima de un pueblo, las acciones de la asamblea opositora en consolidar su triunfo electoral harán "populismo" como salvoconducto para preparar el escenario, edulcorar al pueblo, engolosinarlo, buen lo explica Silva Silva, estratégicamente lo oposición al gobierno de Maduro procederá:

"…..emitirán algunos decretos (o como se les llame técnicamente, son salidas transitorias), destinados a sembrar la confianza del pueblo en la nueva asamblea y lograr de ese modo aglutinar a los sectores que votaron por ellos de modo más orgánico (…..), sino con cierto grado de consciencia que le permita a la derecha tener sedimentos sólidos); estos decretos tendrán la finalidad de seguir ofreciendo prebendas, que aunque sean un derecho de la ciudadanía (…), serán diseñados para colocar a la población a favor de la derecha, y con ello limpiarse la imagen de depredadores del erario público y socios del capital internacional". La oposición se prepara para mimetizarse políticamente con el populismo preparando el escenario para disolver la Constitución, ganándose la confianza del elector con engaños.

El riesgo es enfrentar al pueblo ante si mismo, se arriesga un proceso constituyente de nuevo, esta vez para perder todo lo alcanzado, con la esperanza de una nueva Constitución que desmonte lo logrado, ¿pero que ofrecerá el neoliberalismo? Solo oportunidades individuales, nada de condiciones sociales y económicas que alcance la igualdad social fáctica, el principio bolivariano. Quiere decir que el pueblo aun derogando por engaño mediático, abrirá los ojos más temprano, y tomará la decisión política, de aplicar el 333: Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.

¿De qué estamos hablando? Lo señala Silva Silva: el mensaje oculto del cambio, "el terreno de lo que vendrá posteriormente: los paquetazos violentos caracterizados por despidos masivos, desalojos, privatizaciones, resoluciones para quitar las tierras a los campesinos y la entrega de las industrias básicas al gran capital internacional, además de la persecución implacable de todo lo que tenga aroma a revolución o que denuncie las corruptelas…..". estos actos de fuerza que obligan a perder los derechos democráticos, que violan los derechos humanos activará el 350: El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos.

Ustedes me preguntará, ¿pero es que esta derogada la constitución, nada podemos hacer? Los valores universales y sus principios son eternos, nada puede oponerse al derecho de los pueblos, aquellos consagrados en las Naciones Unidas, la Constitución Bolivariana es clara, la tradición bolivariana vive en el pueblo venezolano, si el despotismo se alza contra el pueblo seguiremos el camino de los próceres, "el ejemplo que Caracas dio", el espíritu de Chávez nos acompaña, de que hay una autoridad suprema por encima de la asamblea nacional, el soberano pueblo de Venezuela.

De manera que contrariamente al planteamiento del doctor Jesús Silva, Artículo 349. "El Presidente o Presidenta de la República no podrá objetar la nueva Constitución. Los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente". Por el contrario, de aprobarse una Constitución neoliberal que "contrarié los valores principios y garantías democráticas o menoscabe los derechos humanos", no será el Presidente, sino el bravo pueblo venezolano, el glorioso pueblo de Venezuela quien contradiga el poder constituyente si menoscaba sus derechos.

Así que quedará para la historia, el planteamiento del doctor Jesús Silva, "En este orden de ideas, el artículo 347 constitucional consagra el objeto o funciones de la todopoderosa Asamblea Constituyente: "(...) transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución". El pueblo no permitirá una nueva Constitución lesiva a sus derechos democráticos, se vendrá abajo esa "todopoderosa asamblea nacional", el riesgo de la apuesta es que lo perderán todo, no podrán transformar el estado social de derecho y justicia logrado, en un estado neoliberal, un ordenamiento jurídico que menoscabe los derechos de los ciudadanos y ciudadanas. Así pues; el mundo al revés, los pata en suelo, salvarán el ordenamiento jurídico, y no los simplemente, los "Propagandistas oportunistas buscando puestos en el Estado no podrán brindar el trabajo esclarecido…...".

 

Fuentes consultadas:

 

1.-Silva Silva, Diego, "La prioridad no es salvar al presidente y su cohorte gubernamental: Es la Constitución", Aporrea, 01/01/2016

2.-Balbás, Orlando "¿Está en decadencia el proceso bolivariano?", Aporrea, 01/01/2016

3.-Constitución de La República Bolivariana de Venezuela.

4.-Silva Jesús "Dos tercios de Asamblea Nacional pueden disolver constitucionalmente gobierno de Maduro", http://www.aporrea.org/actualidad/a218742.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2931 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a220435.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO