Autistas no Giordani, esquizofrénicos es lo que quedaron nuestros dirigentes después del 6D.

Jorge Giordani ha calificado a quienes gobiernan al país de “autistas”; yo, no estoy seguro de que buscando un mecanismo psicológico que me distancie del monje y sus conclusiones, creo que más bien son esquizofrénicos o para ser más rigurosos actúan como esquizofrénicos, veamos de donde sale esta conclusión.

El psicólogo alemán Eugen Bleuler, fue  quien terminó dando el nombre a la esquizofrenia y definió la enfermedad como “mente partida”. Según lo teorizado al respecto, los pacientes esquizofrénicos “niegan la realidad objetiva, prescindiendo de las evidencias de sus sentidos.”

Cuando vemos y oímos a buena parte de los dirigentes del chavismo empeñados en analizar los resultados del 6D, “negando la realidad objetiva”, confirmamos que ciertamente hay serios indicios de esquizofrenia. De eso seguro que el mismo psiquiatra Jorge Rodríguez podría explicarnos muchos más, lástima que él está entre esos pacientes que hoy prescinden de las evidencias de sus sentidos, lo que lo inhabilita para ejercer su profesión.

Quizás los resultados electorales, para ser más preciso, la aplastante derrota política del 6D, dejaron “locos” a nuestros dirigentes, pero como venimos diciendo más que locos, el síntoma que presentan es el de esquizofrénicos.

Giordani insiste en que desde hace tiempo él y otra gente viene haciendo denuncias y alertando a una gente que no le ha parado. Por eso los califica de autistas.

El estado de esquizofrenia no sólo ha afectado a buena parte de la dirigencia chavista, sino que incluso más de uno por ahí, de esos chavistas de a pie, insisten en negar la realidad objetiva que indica que muchos de los que venían votando por el chavismo en las urnas optaron por la “manito” porque prefirieron votar por un supuesto “cambio”.

Quizás el chavismo viene luciendo tan confundido en estos últimos tiempos, especialmente después de la partida física de Chávez (2013), que no es capaz de mostrarse como un modelo político social verdaderamente interesado en acabar con las desigualdades y se ha ido pareciendo cada vez más a quienes adversa, a un simple partida de gente interesada en conservar el poder político a cualquier precio.

Ahora que la idea del “voto castigo” se puso de moda, especialmente porque quienes creían mayoritariamente en el chavismo la pusieron al día después el 6D, parece que nos remontaremos definitivamente a la cuarta república donde el pueblo cada 5 años debía castigar o premiar a los adecos o copeyanos que alternativamente se turnaban la silla de Miraflores.

Ya la dirigencia del chavismo definitivamente paró en esquizofrénica, esperemos que ese terrible mal que les afecta tenga cura oportunamente porque de lo contrario, el pueblo perderá el legado de Chávez por que quienes debían preservarlo, entre ellos el pueblo mismo, terminó “negando la realidad objetiva”. Quizás sólo después de que vuelva la derecha a gobernar, de la única manera que ellos saben y pueden hacerlo, arremetiendo ferozmente al pueblo, esta terapia de shock cure a todos y todas de los terribles males que padecemos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1813 veces.



Juan González


Visite el perfil de Juan González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan González

Juan González

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a219841.htmlCd0NV CAC = Y co = US