Isaías Rodriguez, un fiscal de altos kilates humanos i jurídicos

Estoi todavía convaleciente de una operación i con otros problemas de salud agregados que me han mantenido alejado de mis actividades i del teclado electrónico casi por unos tres meses o quizá más, pero desde hace ya varias semanas estaba por escribir sobre la augusta personalidad del hombre que, durante los meses en los cuales participé en la Asamblea Nacional Constituyente, fue sin duda el más importante, el más notable como intelectual i humano, además de su decencia, carisma i personalidad, propio de un hombre ducho en los problemas humanos i políticos, más un alma de creador i de poeta. En esa asamblea, desde un principio, empecé a distinguir por sus actuaciones i su verbo, a los improvisados i a los carentes de una formación científica i humanística, pese a las apariencias. Por ejemplo, nunca pude ver en un Luis Miquilena una personalidad, sino un aventurero ambicioso, inculto i entregado de lleno no a la política pues es una ciencia que no alcanza ni alcanzará jamás, sino a un politiquero barato que aprovechaba una ocasión única, obteniendo bajo sutil engaño de “viejo revolucionario” el favor i la estima de un hombre especial como el presidente Chávez, quien hablaba de él, como refiriéndose a un verdadero padre i resultó el traidor mayor de esta historia. Sabiendo que, era un rico solapado i que financió parte de la campaña de Chávez, prácticamente “compró” el cargo de presidente de la ANC, designación o cargo para el cual no tenía méritos i como decimos en el país, “le quedaba grande”. De igual modo, tengo una lista de los que me decepcionaron al verlos actuar i hablar, como ya he señalado a algunos en mis escritos.

Del abogado i poeta Isaías Rodríguez, tengo los más gratos recuerdos, así como de otro hombre con el cual pude conversar varias veces i le encontré profundamente culto, como también aprecié esas cualidades en el Dr. Gómez Grillo. Sin embargo, de Isaías Rodríguez, por lo menos tuve algunos momentos que no puedo olvidar, propios de un personaje educado, culto i de gran sensibilidad humana. Posteriormente, en los últimos meses, leí su libro ABRIL COMIENZA EN OCTUBRE i terminé de comprobar o afirmar que, a mi juicio es un hombre excepcional (por eso le agreden tanto las mediocridades) i conocer gran parte de su biografía, puesto que es una especie de semblanza de su vida, en la que descubrimos, como he dicho, el fino estilo de su prosa poética i creadora (deseo conocer sus poesías), además del hombre de sólidos principios morales i éticos, los cuales son materia prima de la valentía i el decoro.

El Dr. Rodríguez, fue Primer Vicepresidente de la ANC; posteriormente ocupó la Vice Presidencia de la República, en ambos cargos con un desempeño digno i justo, para pasar luego al cargo que mejor le cuadraba a su condición de abogado, penalista, docente universitario i firme compromiso con la verdad, la justicia i la patria. I sin ser abogado, pero sí mui afín a la política, las leyes, la justicia i la historia; siendo médico preferí trabajar en la Comisión de Administración de Justicia i en la Comisión del Poder Moral, por ser filósofo de título universitario, con años de post grado i haber padecido por muchos años o décadas las injusticias i atropellos del Poder Judicial de la IV República. En una ocasión, pese a mi padecimiento cardíaco (que corrigió una operación de corazón abierto), fui a la Cárcel Pública de Sabaneta en Maracaibo, porque un juez no supo interpretar el significado de la palabra “escrúpulos” en la introducción de uno de mis libros. Por eso i otras acusaciones injustas o arbitrarias que he padecido, estoi al tanto de lo que implica el estudio del Derecho i hasta en la ANC muchos me creían también abogado, aunque muchos conocimientos parten de mi condición de profesor de Filosofía de la Historia (ideas políticas) durante unos 25 años.

La Filosofía, es el mejor tesoro que me proporcionó la existencia i ella me ayuda muchísimo en la ciencia, la medicina, la historia i hasta en la psicología, para poder hacerme una idea fiel de mis contemporáneos i los hombres que han protagonizado la historia.

En la ANC, así como sufrí de la mala educación o la pedantería de Miquilena, o de las palmaditas en el hombro, motivo de burla del Cardenal Velasco, cuando se combinó el día antes con Miquilena para no dejarme hablar en una ocasión sobre el aborto luego que Olavarría había vomitado disparates, del Vicepresidente Isaías Rodríguez tuve una vez un reconocimiento público, pues lo hizo a la vista de todos. Para la discusión de un artículo, subí hasta su sitial en el cual dirigía la asamblea i me inscrití en la lista de oradores; me tocaba el primer puesto pero le exigí un cuarto lugar pues quería escuchar previamente a otros, creo que en el artículo que discutíamos cuando comienza la vida. Posteriormente una secretaria que recogía también una lista de oradores, se la entregó al vicepresidente i cuando empezó a llamar, pasó del cuarto lugar sin llamarme. Viendo que seguían otros, se le comunicó lo que sucedía conmigo. Al poco tiempo aprovechando un momento propicio, bajó de su sitial i vino hasta mi sitio en la asamblea i me presentó disculpas i explicó la confusión por haber puesto la lista de la secretaria por delante de la suya. Todo el mundo lo vió i escuchó i ese es un gesto que un hombre mui especial sólo sabe hacer, no cualquier energúmeno como Miquilena que combinado con el Cardenal, no me daba la palabra ni inscribiéndome ni levantado i alzando mi mano, lo que motivó mi protesta a viva voz i el retiro del recinto.

Posteriormente, cuando defendía por la prensa –era lo que estaba a mi alcance de escritor- a una abogada amiga, honesta i digna, a la cual había ocasionado una profunda injusticia el Poder Judicial de la IV República perpetuado en esta revolución (o mejor infiltrado i solapado), Isaías Rodríguez ya como Fiscal de la República nos recibió con absoluta amabilidad, pese a los compromisos que tenía. Volví a encontrar al hombre culto, sincero, profundamente inteligente i humano, como si saliera de él, ese carisma noble de los hombres que hacen poesía i conocen de su profesión. Nos indicó conducirnos por las vías judiciales correctas i jamás prometió -pese a la afinidad intelectual que tenemos- el parcializarse o ejercer influencia en los jueces, como lo esperábamos por saber de su eticidad i rectitud en la existencia. Como dice de él, el autor del prólogo de su libro, Gustavo Pereira, conceptuándolo como un soñador social por la justicia, “LA POESÍA REHIZO SUS FUERZAS PARA QUE LA ESPERANZA HALLARA ENTRE LOS HOMBRES, SU RAIZ SENSIBLE, MADRE DE TODA DIGNIDAD”. I es que Isaías Rodríguez es a mi juicio, un icono de dignidad, coraje i justicia, por lo que sus fuerzas vitales e intelectuales, le hacen como Fiscal de la República enfrentar la realidad sin prejuicios, sin dobleces, sin complicidades ni negocios, i eso lo hace enfrentarse seriamente a los que carecen precisamente de dignidad, eticidad i justicia. Por ello, cuando lo he visto defender su actuación en los varios caso difíciles que ha tenido que enfrentar, estoi absolutamente de acuerdo con sus palabras i razonamientos i su disposición de hacer valer la verdad por encima de todas las bajas pasiones i perversidades que le agraden. Esa verdad, ha tenido siempre que oponerse a una falsa “veracidad” de los desprestigiados medios de la oligarquía contra revolucionaria i golpista, i por eso cita que, “PSIQUIATRAS Y PSICÓLOGOS (yo no abandono la justa P de de la phi griega) COMENZARON A HABLAR DE DOS PATOLOGÍAS COLECTIVAS E INDIVIDUALES: LA INFOFRENIA Y DISOCIACIÓN PSICÓTICA”. Isaías tiene una vasta experiencia existencial i el el terreno político, especialmente elevada en los últimos tiempos, pues como comenta Earle Herrera –un periodista, escritor i constituyente de los excepcionales- “Quien escribe esta historia (Isaías) y su propia historia, siempre estuvo y sigue estando en el centro de los acontecimientos, como vicepresidente de la Asamblea Constituyente, vicepresidente de la República i Fiscal General”. I más adelante agrega: “en el viaje a sí mismo, prevalece el poeta” porque el doctor Rodríguez, el militante político desde joven, el soñador por el bien de la patria, el abogado, el penalista, el intelectual, el funcionario público i el revolucionario, es ante todo un hombre probo, un hombre digno con la purificación de sentimientos que proporciona el ser poeta, citando el mismo autor (Earle) que “La poesía alcanza su más alto grado de lirismo y hondura en el capítulo final, dedicado a Priscila López, compañera, camarada, amiga y amor de esta vida y la otra”. En fin, aunque es más condensado en el libro, el espacio dedicado al golpe de estado, a los hechos que hemos leído con propiedad en otros libros, como el formidable CÓDICO CHAVEZ de la maravillosa Eva Golinger, el libro de Isaías, ABRIL COMIENZA EN OCTUBRE, recuerdo a otro poeta que dijera (i así lo sentimos ahora) “son de abril las aguas mil” i el autor nos dice, “son de octubre las aguas o los atropellos de abril del 2002”; es un libro que muchos detractores deberían leer, especialmente dentro de la Conferencia Episcopal Venezolana donde hai energúmenos i dinosaurios, i que tal vez más adelante, con más disposición de tiempo i de salud, quizá le haga un comentario amplio. Por lo pronto, acojo el pensamiento de Marcel Proust con el cuál el Fiscal General, o el Hombre Íntegro, abre su narración que no encuentra en qué genero ubicar: “LO QUE LLAMAMOS REALIDAD ES CIERTA RELACIÓN ENTRE ESAS SENSACIONES Y ESTOS RECUERDOS QUE NOS RODEAN SIMULTÁNEAMENTE”.

La vida i la actuación de Isaías como Fiscal General de la República Bolivariana de Venezuela, sus actuaciones en este proceso revolucionario pacífico, su valiente denuncia de no haber renunciado el presidente Chávez, i su posición justa ante los recientes acontecimientos delictivos en el país, esgrimiendo siempre la verdad, me han recordado este pensamiento de José Ingenieros: “SI ALGUIEN CON GESTO DECISIVO, ENSEÑA LA DIGNIDAD, LA TURBA DE LOS SERVILES LE LADRA”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5573 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a21782.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO