¡Qué arrrrrecho son los chavistas!

Un hombre metido en sus años, que me conoce de vista, se me acercó y me dijo que como periodista yo debía saber qué tipo de sangre corre por las venas de los chavistas. Me sorprendió la pregunta. Le respondí que a qué se debía su inquietud. Y se soltó: "Le hago la pregunta porque a mi edad nunca había visto algo semejante. He visto mucha agua correr debajo del puente, pero nunca observé cosas como las estoy viendo.

—¿Y qué es lo que está viendo?—le pregunté.

—Estoy viendo a un venezolano integral. Corrijo, un chavista, pleno e integral. Lleno de energía y de esperanza. Un venezolano que se hizo ser humano a través de las arengas de Hugo Chávez, y se nutrió de ellas. Las sembró en un rincón de su mente. Un venezolano que llegó para no irse jamás. Me refiero al venezolano y la venezolana nuevos, de los cuales habló Hugo Chávez. Se trate de un hombre, una mujer o de jóvenes. Es una estirpe nueva y arrecha. Da igual. Todos están contaminados de ese verbo encendido y esclarecedor de quién aún después de muerto, sigue vivito en las mentes de quienes creyeron en él. Él creyó en nosotros, y viceversa. Nos enseñó a usar las herramientas que teníamos en desuso, utilizándolas para la construcción de una nueva sociedad.

—¿Usted cree todas esas cosas? —le repuse.

—Claro que lo creo. El 6D es una buena fecha para darle una respuesta mejor a usted, si es que no cree en mis palabras. Los venezolanos… o mejor dicho los chavistas estamos (porque soy uno de ellos), llenos de una conciencia plena, tanto de lo que hemos sido en un pasado, como lo que somos en el presente. Pensamos con claridad. Procesamos el bombardeo de informaciones tanto en lo interno como en lo externo, cuyos mensajes vienen cargados de perversidad, de angustia, de terror y fines inconfesables. Nosotros, adultos y jóvenes, chavistas todos, sabemos diferenciar entre lo que es una mentira y lo que es la verdad. Entre lo que es ser revolucionario u un contrarrevolucionario. Entre los que queremos Patria, y quienes quieren colonia. Nosotros estamos impregnados de valores revolucionarios, lo que nos motiva a reír, a brincar, a bailar y andar con la frente en alto. Tenemos una actitud que nos diferencia a leguas de un "escuálido" y un chavista. La actitud hace la diferencia.

—Pero, vea como está el país… ¿Usted va a la panadería, al mercado, a la carnicería, a los Bicentenarios, etcétera… y con qué se encuentra? ¿usted se alimenta de pura paja?

—Yo sí voy a esos sitios. Pero aguanto, como un varón. Poseo la conciencia de un excluido que fui durante más de medio siglo. Tengo conciencia de pueblo. De ese pueblo que fue excluido, explotado y abandonado a su suerte. Yo estoy bañado internamente con la sabia de Hugo Chávez, para mí, y para millones como yo, no hay verano, ni invierno, ni mal tiempo, ni escasez, ni inflación, y mucho menos pelucones que nos amilanen. Somos hambre y comida; somos la oscurana y la claridad; somos libres como el viento; Somos dueños de nuestro destino, y somos Chávez.

—¿Por qué cree usted que la guerra económica, las conspiraciones y la guarimbas no han tumbado a Maduro y acabado con la revolución?

—Porque el pueblo chavista es arrecho. No come cuento. Se para igual en lo majado que en lo seco. No han podido con nosotros, ni podrán, porque por nuestras venas corre la misma sangre guerrera y libertaria de Bolívar, de Sucre, Zamora, Chávez y todos aquellos héroes que dieron su vida por la independencia política y económica de Venezuela. Porque, además, Chávez ofrendó su vida por nosotros, hombres, mujeres y jóvenes sumamente agradecidos por tal gesta heroica.

—Entonces, usted está de acuerdo con esta gigantesca inflación que agobia al país; con la más alta inseguridad que hemos vivido en cincuenta años; con la escases de alimentos, de medicinas, de cauchos y repuestos para vehículos. Un paquetico de frijol cuesta mil quinientos bolívares, un bombillo dos mil quinientos, un kilo de carne de segunda o tercera casi dos mil bolívares. Algunos hogares dependen de los bachaqueros para sobrevivir… ¿Usted avala eso?

—Solamente lo remito a que observe a los chavistas en sus asambleas, concentraciones o en el accionar en las calles. ¿Qué ve usted? Pura alegría. Pura sonrisa. Puro baile. Purita motivación. El chavismo debería ser tomado en cuenta por los motivadores profesionales como un ejemplo de lo que estar motivado. Compare usted entre una concentración chavista y una de la derecha maltrecha. Compare usted señor, la convocatoria del chavismo a una concentración y la convocatoria del alias el Chuo. Eso señor responde a sus preguntas malas intencionadas. A nosotros, los chavistas, nos pasa por encima la inflación, la escasez, y la guerra económica de la burguesía. Tenemos un solo objetivo: preservar lo que nos dejó Chávez. Nuestro ADN tiene la irrigación de nuestro líder muerto, pero que aún sigue y seguirá ganando elecciones.

—Eso significa que ganarán las próximas elecciones del 6D?

—Exactamente, señor. Usted lo ha dicho y así será. Le daremos el revolcón de sus vidas a estos mercenarios traidores y vende patrias. Pero no sólo ganaremos la de diciembre, sino todas las que vengan…

—¿Por qué cree usted que el pueblo venezolano no se ha levantado en un estallido como el Caracazo, por ejemplo?

—Por una sencilla razón: el chavismo es mayoría. Fíjese usted que la derecha ha tratado de incendiar a Venezuela, manipulando la crisis que ellos mismos han creado, y la respuesta ha sido clara y contundente: amamos la paz, somos paz, pero pendejos. Estamos listos para enfrentarlos en el terreno que escojan. Amamos la paz, pero amamos la patria. No la entregaremos. No cederemos ni un milímetro a los dinosaurios sobrevivientes de la IV, como alias el Chuo y Ramos Allup.

—¿Vio el video de la conversación entre Lorenzo Mendoza y Ricardo Hausmann, recientemente? ¿Qué opina de este video?

—Mire, esa es la evidencia más contundente de que la derecha quiere ponerle la mano al "coroto". Tanto el señor Mendoza, como el "famoso" economista Hausmann, son unas cuñas del neoliberalismo. Están, además, al servicio del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, y, por ende, del imperio norteamericano. Pregunto: ¿si esta conversación se hubiese hecho en Estados Unidos y en contra del gobierno de Obama, qué hubiera pasado? No solamente los hubiesen grabado, por ser una conversación atentatoria contra el sistema y el gobierno de Obama, sino que estuvieran bien presos y pendieran de ellos muchos años de cárcel por traidores. Eso es lo que yo opino.

El señor dio terminada su conversación conmigo. Y yo me fui caminando poco a poco, y meditando sobre la fuerza y la convicción de este señor… ¡Qué templanza! ¡Qué convencimiento! Así cualquier cristiano es capaz de brincar la talanquera.

Puerto Ordaz, 18 de octubre de 2015



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8383 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a215628.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO