Humanización de las cárceles o Criminaliación de la sociedad Venezolana

Somos muchos lo que hemos escrito aquí acerca de la inseguridad y creciente violencia que se vive en la sociedad venezolana. Por fin, desde el gobierno se están tomando acciones para combatir el grave problema del paramilitarismo que se vive en nuestro país, por fin se dieron cuenta de que los fulanos territorios de paz beneficiaron la violencia, por fin. 
 
Aunque, adicionalmente a estas medidas se deberían destituir a los artífices de dichas medidas. Y es que creo, sin temor a equivocarme, que dentro del gobierno hay funcionarios de mucho poder que juegan para la oposición, y esto lo hacen proponiendo medidas y acciones inútiles que luego traen malas consecuencias. Pero allí siguen, asesorando y tomando medidas.
 
Pero, aparte de combatir la inseguridad en las calles, se debe combatir el problema de las cárceles del país. Lamentablemente la camarada Iris Varela es una de las intocables en el gabinete del gobierno. Muy vistoso fue el acto de homenaje a negro primero con privados de libertad con uniforme, etc. Pero seguro que ninguno de esos era de la cárcel del estado Aragua. Y es que Aragua, durante el mandato del camarada Tarek, se ha convertido en uno de los estados más violentos del país. No porque el camarada influya en la violencia, sino porque no hace absolutamente nada para combatirla. Ha hecho muchas obras, pero ninguna relacionada con la seguridad de los aragüeños Sale mucho en prensa y en tv, eso sí. Pero una de sus mayores promesas electorales, y por la cual le di mi voto, fue la promesa de convertir al estado Aragua en el estado más seguro del país. Pero que va. Para empezar, toda política de seguridad comienza por intervención y reestructuración de la policía estadal y de eso nada. Más de la mitad de los funcionarios de la policía de aragua se encuentran en las calles, pero no combatiendo al hampa, sino en alcabalas de matraca para quitarles el dinero a los conductores que tienen alguna falla en sus papeles o en sus vehículos. Y estos funcionarios montan dichas alcabalas con autorización de sus jefes a quienes deben llevar un porcentaje de lo recaudado, así como lo leen, y eso lo saben todos en el estado aragua. basta con darse un paseo por la encrucijada de turmero y se encuentran no menos de 5 de estas alcabalas de matraca, claro es una vía de paso para muchos vehículos de carga. Alcabalas donde no hay ni una sóla patrilla, cuando es un requisito obligatorio, simplemente dos o tres o cuatro policías con motos, eso sí, unas 10 grúas, las cuales están en la mafia conjuntamente con los estacionamientos. Es decir, alcabalas que no cumplen con las exigencias mínimas. Y los que están en las comisarías, ellos también hacen dinero, pues a cada detenido le piden una vacuna para no pasarlos a fiscalía o al cicpc. Por eso no es de extrañar que los índices delictivos en Aragua se hayan multiplicado.
 
Pero volviendo a lo que mencioné de la cárcel de aragua. El mismo día que hicieron el operativo en la cota 905, al pasar por la carretera aledaña a la referida cárcel, se podían ver en la azotea de todos los edificios a los prisioneros armados hasta los dientes, con fusiles y ametralladoras de alto calibre y con miras telescópicas, al punto de que una patrulla de la policía que pasaba por allí fue atacada y un funcionario herido, noticia que no fue muy difundida porque no era conveniente; mientras que el acto de la camarada Iris con prisioneros en el panteón, esa sí que recibió gran cobertura del sistema de medios públicos. La realidad es que mientras se monta una pantalla de un supuesto cambio en las cárceles del país, la realidad es que desde muchas cárceles se dirigen secuestros, extorsiones y asesinatos con total libertad.
 
El camarada Bernal propuso colocar bloqueadores de señal celular en estas cárceles para acabara con las mafias. Para que eso ocurra deben contar con la autorización de la camarada iris, que si ella no ha colocado esos aparatos hasta ahora, debe ser porque no está de acuerdo. El camarada Fredy Bernal dijo que el derecho a la vida de los ciudadanos está por encima del derecho de los prisioneros a comunicarse, lo que es cierto, y que si se trata de comunicarse, simplemente se le colocan teléfonos fijos con vigilancia para que se puedan comunicar con sus familiares. Pero no tengo mucha confianza en que eso se lleve a cabo.
 
De manera que la política de "humanización" se ha traducido en mafias y crimen organizado , violencia y secuestros a todo dar en el país. Así entonces. de nada sirven los operativos para sacar al hampa de las calles para que luego sigan operando desde las cárceles.
 
Y uno de los planes de humanización de las prisiones es el de liberar a los prisioneros antes de tiempo, el plan callapa es uno, y otros tantos beneficios que otorgan libertad a asesinos, sin ningún criterio de seguimiento de conducta o de elementos psicológicos, sino que simplemente son unos "pobrecitos" y se les mandan a la calle, a seguir jodiendo. Me dio mucha risa uno de los programas de la camarada Larisa donde decía, palabras más, palabras menos, que aunque tengan varios asesinatos ellos quieren cambiar. Que me disculpe la camarada, pero quien tiene más de un asesinato difícilmente  quiere cambiar, aún asesinar a una sola persona indica una ruta de no retorno. Pero en fin, no hay ningún estudio de la persona, no hay un seguimiento y se ponen en libertad, no a presos no violentos, no a presos por delitos como estafas o a personas que, por ejemplo, cometieron el error de servir de mulas para llevar sustancias prohibidas en sus cuerpos, es decir, los que están condenados por delitos no violentos. Por el contrario, la mayor cantidad de prisioneros que dejan en libertad sin pagar condena son los asesinos, los presos por robo con violencia, por extorsión o secuestro, en pocas palabras, a los más violentos.
 
¿Y cuáles son los resultados? Buena, si le preguntan a la camarada Varela, probablemente dirá que esos pobrecitos se han regenerado y han cambiado de vida. Pero al realidad es que lamenteblamente nos encontramos con noticias como estas: http://www.aporrea.org/regionales/n274224.html
 
Y es que basta con leer la prensa a diario para ver como por cada 10 detenidos por delitos violentos, almenos 8 deberían estar en la cárcel pagando condena pero fueron liberados vaya usted a saber por quién o por qué. ¿es justo que nosotros debamos sufrir violencia por decisiones irresponsables? ¿Y que, de paso, las personas que han tomado esas decisiones sigan felices ocupando cargos de gobierno?
 
Igual el asesino de Adriana Urquiola estaba libre antes de tiempo, y así son muchos.
 
Cada vez que se atrapa a uno de estos tipos que fueron beneficiados, No sólo debería ir a la cárcel el delincuente, sino todos aquellos que formaron parte en la decisión de dejarlos en libertad, por irresponsables, por falta de criterio y por no hacer cumplir la ley.
 
Pero no se justifica que con por unas erradísimas políticas de seguridad y carcelarias, todos estamos sufriendo una violencia desenfrenada porque los derechos de los asesinos están por encima del derecho que tenemos todos los venezolanos a vivir en paz y tranquilidad. No se justifica que a diario son muchos los policías uniformados que se detienen cometiendo delitos. No se justifica que un alto porcentaje de policías vivan del negocio de la corrupción para negociar la libertad de los delincuentes, no se justifica. Y menos se justifica que todo el país esté al tanto de estos graves problemas en el estado como  como que nadie se entera. Y peor aún, los mismos que han fracasado instaurando estás absurdas políticas siguen campantes tomando decisiones.
 
Muy buenos los operativos que han comenzado, pero eso no servirá de nada si no se hace una reforma de las prisiones y que están sean verdaderos lugares de castigo y no un resort donde pasar felices vacaciones y universidades de la violencia. De nada servirán estos operativos si no se ataca la corrupción policial y no se le quita el uniforme a tanto malandro disfrazado de policía. Tanto así que la visión generalizada del venezolano no es la del policía que te protege, por el contrario es visto como alguien a temer y de quien hay que cuidarse. Así andamos.
 
No es justo, sobre todo, que tengamos que leer a diario que ciudadanos honestos y decentes mueran asesinados por unos desadaptados que estaban condenados, que debían estar en la cárcel, pero un alma generosa los mandó a la calle a seguir delinquiendo. Eso no se debe tolerar en una sociedad seria.¿hasta cuando el estado seguirá permitiendo que esto ocurra? ¿ O será que desde el estado no interesan las vidas de los venezolanos?.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1432 veces.



Carlos Sánchez


Visite el perfil de Carlos Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a210977.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO