Arias Cárdenas, embajador en Naciones Unidas

¿Quién lo nombró y para qué?

Aunque usted no lo crea. Parece mentira pero es verdad. Francisco Arias Cárdenas es el nuevo embajador venezolano en las Naciones Unidas. Este hecho ha caído como un balde de agua fría sobre los venezolanos que tuvimos que enfrentar a personajes como éste, que jugaron un papel nefasto tratando de liquidar el proceso revolucionario. ¿Es que acaso Chávez no se acuerda que este traidor fue uno de los “frijolitos”? No vamos a enumerar las razones por las cuales este Judas no debería haber sido premiado con un cargo de tanta importancia. Todos los venezolanos las conocen. Lo cierto es que ahora se presenta como un manso –y sinvergüenza- corderito, parece que no ha quebrado un plato, hablando de reconciliación y otras sandeces, mientras arregla sus maletas para irse a New York a cobrar en dólares. Pero más allá de exorcizar decisiones como estas, que tanto malestar causan al pueblo, es necesario hacer una lectura fría de la misma y hurgar en las razones políticas que la determinaron.

En primer término, es bueno que quede claro que el responsable de este nombramiento, como el de todos los demás funcionarios del Estado, sean estos burócratas, corruptos, “adecos de boina roja”, o sinceros revolucionarios, es el mismísimo Presidente de la República, y no algún funcionario segundón. Esto lo decimos porque no creemos en esa conseja popular de que Chávez no sabe lo que está pasando a su alrededor, que tiene no se cuantos anillos de seguridad que le impiden enterarse de lo que sus funcionarios están haciendo o deshaciendo. Que está rodeado de sinvergüenzas contrarrevolucionarios y corruptos y él, incólume, se encuentra sólo y aislado. Al ladrón del CAAEZ y a Arias Cárdenas, él los nombró. A los alcaldes y gobernadores antiobreros, como Didalco Bolívar, el les levantó la mano como su candidato, así como a todos los demás alcaldes, gobernadores y diputados que se han aislado del pueblo, por dedicarse a sus negocios y a engordar el bolsillo. Una de dos: o Chávez sabe lo que está pasando a su alrededor y entonces es responsable como Presidente de la República, o realmente no lo sabe, y entonces tenemos un Presidente que no gobierna.

Por otra parte, el nombramiento de Arias Cárdenas se enmarca dentro del proceso de negociación que el gobierno adelanta con sectores del empresariado nacional y transnacional. El teniente coronel será una pieza clave en el intento por destrabar las críticas relaciones con la administración norteamericana. Es el personaje adecuado, con su cara de “yo no fui”, y su verbo de cura de pueblo, para comenzar a tender puentes con el gobierno de George Bush. Más allá de los improperios que todos los domingos le lanza Chávez al presidente norteamericano, hay un interés manifiesto de importantes funcionarios del gobierno por llegar a un mínimo entendimiento con EE.UU., para no incomodar a los inversionistas gringos que continúan obteniendo jugosas ganancias en el sector petrolero, en telecomunicaciones, y otras áreas de la economía. Que mejor que un “escuálido” para lograr este objetivo.

*Docente de la UCV y miembro del Comité Nacional Impulsor del PRS
prs_venezuela@yahoo.com
revolucionysocialismo@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3765 veces.



Miguel Angel Hernández*

Profesor de Historia en la UCV y miembro del comité impulsor del Partido Revolución y Socialismo. Como marxista, Hernández aboga por el definitivo rompimiento con el capitalismo en Venezuela y por la construcción del socialismo.


Visite el perfil de Miguel Angel Hernández Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: