No nos dejemos manipular con el dólar para destruir nuestra revolución

Hace varios días, Mario Silva en su programa televisivo, explicaba la forma  como calcula el precio del dólar paralelo usado en Venezuela,  la falsa, absurda e ilegal empresa “DolarToday”, la cual usa como referencia para dicho cálculo, la cotización del dólar vs. el peso colombiano y, al precio del dólar del Banco Central colombiano. Además el precio del dólar en Venezuela es determinado  por las casa de cambio de Cúcuta, según la misma “Dolartoday”. Esto es sencillamente un exabrupto de brutos, porque no tiene ninguna validez para los venezolanos una cotización de la divisa dólar calculada por métodos referenciados en valores de otro país que no sean los métodos del sistema cambiario  venezolano emitido por el Banco Central de Venezuela  dicho en breves palabras no se puede negociar con un dólar basado en los valores colombianos, ello no existe, en consecuencia  no se puede asumir esa cotización ficticia.

El sistema cambiario venezolano es el que ha diseñado el banco Central de Venezuela: Un dólar a Bs 6,30  Adquirido en CENCOEX y que se usa para las importaciones prioritarias, las cuales son el 70% del total de las importaciones necesarias. Un segundo sistema  complementario, el SICAD, un sistema que integró las experiencias del SICAD I Y EL SICAD II, que se cotiza inicialmente a bs. 12 por  dólar, y satisfará el 30% de la importaciones, que no son prioritarias para el pueblo venezolano. Un tercer Sistema Marginal de divisas el SIMAD el cual cubriría  las necesidades de importación suntuosa y definitivamente innecesaria para el pueblo, esta cotización estará determinada por la oferta y la demanda, y participaran vendiendo y comprando divisas, particulares interesados, se estima que el SIMAD, apenas cubriría un 2% de las importaciones, por ello se denomina sistema marginal.

Según esta explicación, es la página Dólartoday la encargada de distribuir esta información, pero, ¿Qué carajo es Dólartoday para que el pueblo venezolana le dé tanto crédito a sus bastardas y aberradas informaciones  que inducen en el pueblo venezolano una percepción por lo demás falsa, que al aplicarla se constituye en una desestabilización de la economía nacional? Esta influencia nefasta de la delictual página WEB debe ser erradicada del  pensamiento del pueblo venezolano, una forma de hacerlo sería, el desconocimiento absoluto de esas falsas informaciones. Ello ocurre, cuando el pueblo venezolano adquiere la conciencia necesaria para discernir la verdad  y, asume entonces, una actitud certera de la situación política,  económica y social de la patria venezolana como  un estado soberano e independiente de toda influencia exógena, para que no sea  víctima de cualquier trampa caza bobo.

Para explicar esta situación, podríamos imaginar a un ciudadano que va a comprar en una farmacia un medicamento importado y, arbitrariamente le dan un precio al público basado en la cotización del dólar paralelo que dolartoday ese día lo estimó a 120 bs. Dólar. Sí éste ciudadano, no está informado (por su culpa) que el fármaco que está comprando solo puede ser importado con dólares a 6,30 Bolívares por dólar,  adquiridos en el Cencoex   y, que además según el sistema cambiario venezolano, esta cotización del dólar ha sido decretada para  la compra del 70% de las importaciones  necesarias de Venezuela, rango donde se ubican todos los medicamentos,  alimentos, materias primas, y otros artículos imprescindibles para el pueblo venezolano entonces caerá  en una estafa. Sí esta persona no indaga, no se informa, y, además  propala la información acerca del precio mal calculado y especulativo del fármaco adquirido, está convirtiéndose en cómplice de los desestabilizadores.

Otro ejemplo: Un  ciudadano, que requiera hacer un viaje al extranjero, y desea -y tiene con qué- gastar más divisas de las cuales tiene asignadas por el sistema cambiario venezolano. Podrá acudir al SICAD (Sistema complementario de asignación de divisas) el cual se cotiza inicialmente a bs. 12 por cada dólar y está regulado por el Banco Central que intervendrá cuando sea necesario para evitar alzas desmedidas en su cotización.

Pero el estado venezolano en su incluyente práctica de la democracia previó que habría algunos ciudadano que tal vez estuvieren interesados en adquirir algún objeto y/o servicio de importación que no esté incluido en las necesidades prioritarias, entonces creó el sistema marginal de divisas (SIMAD), el prevé cubrir tal vez un 2% de las necesidades del pueblo, y es una previsión lógica porque la cantidad de ricos en este país es muy poca y además los objetos innecesario seria calculados por la oferta y la demanda, pero como se nota no son capaces estas negociaciones en divisas de afectar esa cotización marginal, por ejemplo ¿En qué puede afectar a la economía nacional, que un ciudadano con bastantes cobres desee comprar una camioneta súper lujosa, con todas las sofisticaciones posibles, al costo que el vendedor le asigne y la capacidad de compra “ tá barato dame dos”, si al fin y al cabo el 100% de los consumidores de importaciones jamás será igual al 2% de la población, si acaso existiere tanta capacidad adquisitiva en ese sector?. Entonces podemos preguntarnos ¿Vale la pena, asumir que la forma de calcular el precio del Dólartoday tiene alguna validez?, si tanto el método como la entelequia que calcula son una mentira del tamaño de una catedral.

Creemos que lo más importante en estos casos es hacer hincapié en desvirtuar esas mentiras explicando y proclamando su inexistencia y sus razones desestabilizadoras, pero explicando también con mucha intensidad cual es la verdad sobre el asunto divisas. Situación que ha sido manipulada con un alto propósito de dañar al pueblo, basándose en la característica nefasta del pueblo de asumir como certeras cualquier opinión dirigida a descalificar la inteligencia del pueblo quien no acude a las mejores fuentes a buscar conocimiento, y por ello es víctima de estas manipulaciones ignorando supinamente que la divisa dólar es solo una referencia o forma de medir nuestros haberes y la capacidad adquisitiva fuera del país. Hechos estos que podrán ser eliminados si trabajamos más unidos y más conscientes que la cultura capitalista no es nuestra mejor fuente de conocimientos, para ello está el  bolivarianismo y el socialismo, preceptos de la revolución bolivariana.

Sí seguimos explicando y calculando el SIMAD sin tomar en cuenta la ley del Banco central de Venezuela y el sistema cambiario venezolano, no solo seguiremos avalando el delito fiscal y monetario contra nuestra patria, sino que estaremos regresando a la época pre-chavista, cuando el subconsciente de muchos venezolanos estaba referenciado  a la forma de vivir y de ser del pueblo estadounidense, ¿Acaso no era común oír en palabra de viajeros recién regresados de los Estados Unidos, decir echando babas por la boca  que “eso es otro mundo”? refiriéndose a los Estados Unidos, o decir ante cualquier comentario acerca de cualquier situación  cotidiana en el país: “En estados unidos no es así, allá todo es mejor y diferente”.


¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA Y SOBERNA!

¡CHÁVEZ VIVE!

¡LA PATRIA SIGUE!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2066 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a205149.htmlCd0NV CAC = Y co = US