La dogmatización, un adversario de la esperanza

El comportamiento de la sociedad venezolana, tiende a convertirse frágil al igual que el socialismo bolivariano. He venido abordando las colas de una manera progresiva y anotando las opiniones de los ciudadanos destacando las interesantes, apenas un porcentaje bajo le da un nivel de positividad al sistema actual de poder y los criterios que avalan la presidencia de la república es casi nula. Lo que sí resalta es la emotividad de cada grupo familiar y de los niños, que se sienten sumamente afectados por su permanencia en las colas.

La troika venezolana viene fracasando al negarle una jerarquía al dólar, pero, sí comercial con éste papel moneda., quizás el pensamiento primordial es agotar cada idea del Comandante Hugo Chávez Frías para ir a un nuevo Pacto Social, más allá del Pacto Puntofijista y del Legado Chavista. Hay una contradicción de teoremas geopolíticos que viene trayendo confusión por la intervención de las Fuerzas Armadas Nacionales y a los convenios con núcleos extranjeros, que ven en el mercadeo de productos regulados un filón de dólares muy apetitivos y que viene quebrando la economía nacional por el contrabando de extracción.

Washington, viene evolucionando como un verdadero Caballo de Troya en la estructura política y partidista venezolana.  Ha roto con dinero las cadenas que unían al gobierno civil- militar con el pueblo. La conspiración viene por dentro y existen motivaciones desde Miraflores hasta las gobernaciones controladas por militares, no ven bien al actual presidente Nicolás Maduro Moros, quién ha cedido prebendas ejecutivas a los militares para impedir criterios geopolíticos en su contra.

Venezuela, viene pregonando su identidad, desde 1830. Pero, como República independiente tuvo que requerir a acuerdos internacionales y locales para tener la oportunidad de sobrevivir. De allí que el gran maestro, Arturo Uslar Pietrí convocó mucho antes de la era democrática a un Estado Nacional, pero, las maniobras de la oligarquía debilitaron la fe de muchos ciudadanos y las Fuerzas Armadas tuvo que articularse para ejercer su propio poder autoritario y cesarista. Solo, José Antonio Paéz y Hugo Chávez Frías tuvieron la potestad de formar sus propios ejércitos, quizás con aires de un personalismo

La geopolítica territorial de Estados Unidos se encuentra expandida en Latinoamérica, a través de los hombres preparados en sus academias militares y por eso, definen como Destino Final, cualquier criterio emanado de los militares venezolanos o sureños que validan su injerencia en cada acontecer político nacional. Esto, viene desde la Guerra Fría.

De allí que la estabilidad del país, no depende tanto de las autoridades civiles, sino militares. El pueblo, le ha dado una importancia estratégica a los militares, más allá del Legado de mi Comandante, el cual duraría ese acuerdo de ocho a nueve años..

Hay un desgarramiento social y político del venezolano actual. Es una sociedad disoluble, porque siempre esta expuesta a un conjunto de experiencias negativas que lo aísla en la fosa de un modelo político que se considero muy positiva hace dos años, antes de la muerte del Comandante. El pueblo fue y es dogmatizado bajo una esperanza que no existe. En Marea Socialista se quiere ir al diálogo sincero para abrir un nuevo surco histórico.

Los Consejos Comunales deben asumir su verdadero rol histórico y protágonico.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 888 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a204173.htmlCd0NV CAC = Y co = US