Revolucionario crítico pide ayuda médica para su hijo perjudicado por la salud privada y pública

"Mi hijo puede perder una pierna": Desde Guarenas un S.O.S para el Ciudadano Presidente

Señor presidente Nicolás Maduro, me dirijo a usted en nombre de mi hijo que como cualquier otro venezolano tiene los mismos derecho que usted a tener según nuestra Constitución a la cual usted juró hacer cumplir, a recibir una salud humanista y de calidad, la cual le ha sido negada hasta el momento por las instituciones de salud del gobierno que usted preside.

Antes de exponer el motivo de esta misiva, quiero decirle que soy un fuerte crítico de la forma en que usted viene dirigiendo la situación economía, política y social, de nuestra amada patria desde que usted asumió la presidencia. La mayoría de mis artículos en este portal han sido contra usted y su equipo de gobierno. Quizás señor presidente eso perjudique la posible atención suya y de la ministra de salud a esta carta en la cual expongo la delicada situación de salud por la cual está pasando mi hijo mayor.
 
El caso es el siguiente: mi hijo tuvo un accidente de transito en abril del año pasado en donde sufrió múltiples fracturas por cual fue internado y operado en el hospital de seguro social de Guarenas de la tibia, hueso que se la fracturó en tres partes. Para regenerar dicho hueso, le fue colocada una placa y de dicha operación salió del quirófano con una infección la cual año y medio después ha sido imposible curarla. El largo tiempo y la ineficiencia de los servicios hospitalarios públicos hizo que la situación de salud de mi hijo se complicara. Por lo tanto mi hijo se vio obligado a acudir a la medicina comercial privada en donde fue evaluado imagenológicamente y se le diagnosticó lo siguiente: a) Pseudoartrosis infectada de tibia derecha b) Osteomielitis de tibia derecha c) Ulcera dermoepidérmica con exposición ósea. Por lo cual recomendaron un tratamiento intensivo más intervención quirúrgica sin garantía alguna con posible amputación de la pierna.
 
Como usted puede ver, es un panorama nada halagador para mi hijo, para su madre y para mi en vista de que en los hospitales a que hemos acudidos nos han dicho que por los momentos no pueden atender este tipo de tratamiento y muchos menos este tipo de operación ya, que no cuentan con los equipos médicos, insumos y personal necesario para acometer estas operaciones.
 
Y en situaciones como esta (la misma que se le presenta a miles y miles de compatriotas) es cuando yo me pregunto: ¿De que sirve tener la mayores reservas de petróleo del mundo si nuestros hospitales están en completo abandono tanto de personal como de material? ¿De que sirve que usted nos diga que somos felices porque el salario mínimo (1.037 en dolares) es el mayor de latino américa si ese salario en bolívares no alcanza ni para comer y mucho menos para pagarle a un médico y comprar las medicinas? 
 
Señor Presidente, en vista de que los hospitales públicos no pueden realizar la operación que mi hijo necesita,  acudió a la misma clínica que le hizo la evaluación y diagnóstico para solicitar un presupuesto, alcanzó la cifra de 454.407,25 bs. Cifra que para nosotros es imposible de conseguir. O sea señor Presidente que por culpa de la medicina comercial privada y de la inoperante salud pública, mi hijo de 34 años puede perder la pierna.
 
Por eso con todo respeto, le pregunto señor Presidente, ¿Ésto es socialismo? Ése es el socialismo del cual usted a cada instante nos habla? Yo no lo creo señor Presidente. Si eso fuera socialismo, Estados Unidos sería el país socialista más grande del mundo. Socialismo es el de Cuba donde cada ciudadano recibe atención médica gratuita sea la patología que sea.
 
Y es aquí donde yo quiero hacerle un llamado de urgencia pues se trata de la salud de mi hijo. Nosotros no requerimos del gobierno ayuda económica. Solo le pedimos en virtud del derecho que nos otorga la Constitución (repito, a la cual usted juró cumplir) la posibilidad de que mi hijo sea enviado a Cuba (a través del convenio Cuba-Venezuela) único país donde existe la posibilidad de salvarle la pierna.
 
Señor Presidente; si por casualidad usted o algunos de los altos funcionarios del gobierno, especialmente la ministro de salud lean esta carta y tengan a bien ayudarnos, quiero que sepa que aunque esta ayuda se dé, yo seguiré siendo un auténtico (a menos que usted cambie el rumbo capitalista que usted le ha impregnado) critico a usted y a su gobierno ya que ambos olvidaron lo que nos decía Alí Primera en una de sus canciones: "La patria es el hombre muchacho, la patria es el hombre. Mi patria está enferma quién la ayudará a parir" Si Chávez se atrevió, ¿Por qué usted no hace lo mismo señor Presidente?
 
En caso contrario, si por mi actitud crítica, la ayuda que solicito no se nos da, no crea que me convertiré en enemigo ya que los suyos solo están en el norte y en la oposición. Pero sí lamentaré que un presidente como usted que dice ser socialista y además obrerista no sea capaz de ayudar a un compatriota porque no piense como usted.
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2528 veces.



Nelson Jesús Lanz Fuentes


Visite el perfil de Nelson Jesús Lanz Fuentes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson Jesús Lanz Fuentes

Nelson Jesús Lanz Fuentes

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a198482.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO