El Psuv no está en la calle, ¡está calladito…!


Quiero manifestar que soy de los venezolanos de la generación del Comandante Chávez (1954), quienes nos incorporamos alegres y entusiastas a apoyar la causa de la Revolución Bolivariana, una vez que el “Gigante” irrumpió en el escenario político de Venezuela, en el año 1992 con su célebre “Por Ahora”, para cambiar el curso de la historia de nuestro país.
Mucho camino se ha recorrido y mucha agua ha pasado por debajo del puente durante estos 15 años de Revolución, desde el triunfo de Chávez en las elecciones de diciembre de 1998 y el inicio de su primer mandato, en febrero de 1999.

Echar el cuento harto conocido por todos, es como redundar en una historia donde los venezolanos hemos sido protagonistas; tanto del lado del chavismo, como de la oposición (aunque muchos no lo reconozcan).

No todo ha sido color de rosa y desde luego, con la desaparición del líder, el Comandante Hugo Chávez, todo pareció cambiar; aunque con su visión futura, trató de despejarnos el camino y nos indicó: “Mi opinión firme, plena, como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que en un escenario que obligaría a convocar de nuevo a elecciones presidenciales, ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Yo se los pido desde mi corazón”.

Hoy, cuando ya no está entre nosotros, hemos seguido la ruta y enfrentado nuevos retos con las armas y las enseñanzas que él nos dejó de permanecer unidos, por encima de la circunstancias. En los actuales momentos enfrentamos una guerra económica que ha ido haciendo mella en el pueblo venezolano y a la cual le hemos combatido y seguido la pista, hasta buscar sus causas, que no son otras sino las provocadas por quienes, desde la reunión de Cúcuta, quieren ver derrotada con “una salida”, la Revolución Bolivariana y ver la caída del legítimo heredero del Comandante Chávez, el Presidente Nicolás Maduro.
Bajo la consigna de “Unidad, lucha. batalla y victoria” el pueblo venezolano y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, hoy libra una nueva batalla, la del contrabando; otro pariente de la “guarimba”, también utilizado – desde adentro y desde afuera - como arma del capitalismo para frenar el proceso revolucionario en Venezuela.

El instrumento político creado por el Comandante “como bisagra entre el pueblo y el Gobierno”, pareciera que quedó extenuado luego del Tercer Congreso del PSUV. (el partido no debe ser sólo un instrumento electoral)

Muchos militantes quienes elegimos a los delegados al Tercer Congreso, esperábamos ver al partido en la calle, en la vanguardia del pueblo para enfrentar la “guerra económica”, el acaparamiento, la especulación y ahora el contrabando.

“El camino es largo y hay que aligerar la carga” – decía el cantor Alí Primera - porque esta nueva batalla; no sólo es de la FANB y la GNB, instruida por el Comandante en Jefe Nicolás Maduro – ahora reestructurando su gabinete – es de todo el pueblo venezolano y del Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV que debe salir a la calle como un solo pueblo, para acentuar la lucha contra el contrabando y no estar ¡tan calladito!; porque mientras tanto, la oposición mutante, ahora refugiada en la MID, anda por ahí, con Mary Cori y su consorte, dizque “buscando ciudadanos”.

¡Amanecerá y veremos!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1922 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas