En Zulia, los “ruffles” del gran capital contra la vida

El 12 de diciembre de este año se cumplen 36 años de la creación del Parque Nacional Sierra de Perija, en el Estado Zulia; el objetivo medular de su creación para ese entonces fue la preservación de la biodiversidad de esta importante área montañosa.

Existen allí una gran variedad de especies de flora, muchas endémicas, según los expertos, tales como: cuino Piper perijaensis (Piperaceae), Psychotria perijaensis (Rubiaceae), Begonia confinis (Begoniaceae), Greigía tillettü (Bromeliaceae), Espeletia perijaensis (Compositae), Anthurium perijanum y Philodendron zulianum (Araceae). La fauna es abundante, con presencia de monos capuchinos, araguatos, osos frontinos, lapas y jaguares; no menos importante resultan su recursos hídricos en los Ríos Apón, Negro, Yasa, Tocuso, Santa Ana y Río de Oro de la cuenca del lago de Maracaibo.

Todo este potencial de vida del estado, del país y del planeta está bajo la amenaza rapaz del gran capital a través de las transnacionales, como Frito-Lay, empresa subsidiaria del grupo PepsiCO, que produce rufles, doritos y otras chatarras que son elaborados a partir de la Malanga (Xanthosoma), que según el informe presentado por la autoridad ambiental, Ing. Lenin Cardozo, la siembra de este rubro agrícola por parte de campesinos colombianos (y ahora indígenas), terminan promoviendo, en primera instancia, una alarmante deforestación del bosque con afectación de la frágil diversidad biológica y, finalmente, un desgaste del suelo toda vez que estos cornos (tallos engrosados) absorben en pocas cosechas los minerales y el agua del suelo donde son sembrados lo que ha intensificado la grave sequia que atraviesa la región.

Por eso, el pueblo inteligente en defensa de la vida, coreaba una consiga en la marcha: “Si comemos Ruffles, nos comemos la Sierra de Perija”.

A propósito de esta seria amenaza que ha provocado la deforestación de más de dos mil hectáreas en la Sierra de Perija, la Autoridad Única Regional de Ambiente convocó este jueves 3 de julio a una movilización inédita en Venezuela en defensa de la Sierra la de Perija y contra la deforestación, que es la defensa de la vida en el planeta; la marcha recorrió desde la Biblioteca Pública hasta el Consejo Legislativo Regional del Estado Zulia, a presentar una resolución del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente prohibiendo la siembra de Malanga en esta entidad, la acción en cuestión, más allá de la formalidad clásica de este tipo de manifestación rompe los esquemas burocráticos tradicionales para dejar a un lado las poltronas de la oficinas funcionariales y acompañar al pueblo en la defensa de la vida.

Según la pagina Web de esta trasnacional: Actualmente la empresa cuenta con un variado portafolio de productos y marcas registradas: Pepsi, 7up, Gatorade, Ad-Rush, Té Lipton (en alianza con Unilever), H2Oh!, Evervess, Lay’s, Ruffles, Natuchips, Cheetos, Doritos, Pepito, Cheese Tris, Jack´s, Nutrinut, Sonrics y Quaker”; cuenta además con tres plantas y catorce centro de distribución en el país, así que no son unos improvisados y saben perfectamente lo que están haciendo, los campesinos e indígenas los malos de la película y ellos los dueños inocentes del gran capital.

Por cierto, PepsiCO, mientras en el Estado Aragua, fomenta la Educación Ambiental para los niños y jóvenes a través del Programa Orgulloso de Ser Agricultor, acá en Zulia compra las cosechas de Malanga por adelantado promoviendo la deforestación y destrucción de la flora, fauna y biodiversidad de la sierra de Perija, irrecuperable en el mediano plazo, actuación característica de las trasnacionales imperiales en su voracidad por la acumulación de capital.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2422 veces.



Roger Lázaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas