Vendamos nuestro petróleo en bolívares a la paridad con el dólar

Hemos propuesto en nuestros escritos anteriores la necesidad de resolver la crisis actual financiera vendiendo nuestro petróleo en bolívares que tengan la paridad del dólar estadounidense. No creemos ser los dueños absolutos de la verdad para hacer esta propuesta, pero ante las circunstancias actuales de nuestra crisis económica es una excelente opción que contaría con el apoyo general de todos los sectores si el gobierno nacional toma la decisión de establecerlo.

Para vender el petróleo en bolívares propusimos la instauración del bolívar-divisa naciendo con la paridad del dólar y luego flotando libremente frente a las demás divisas con las cuales nuestros clientes con compran nuestra producción diaria de petróleo.

09/08/13

Instauración del Bolívar petrolero como divisa monetaria

29/08/13

El bolívar-divisa propuesto de cara al sucre

Aspirar que nuestro petróleo se convierta en un precio marcador regional (benchmarker) expresado en bolívares, es una necesidad regional suramericana, compartiendo con otros precios marcadores de otras regiones como el West Texas, el Mar del Norte, el OPEP.  Cada transacción comercial petrolera es única y diferente.  El mercado físico de petróleo, por sí solo  no suministra una serie continua de precios, es por ello que existen agencias de información como Platts y Argus que realizan evaluaciones independientes y reportan series de precios que puede ser utilizadas como benchmarker.  Para realizar estas evaluaciones, cada agencia contacta a los productores de crudo, refinadores, traders, brokers y cualquier otra fuente que pueda proporcionar información relevante.  Con esta información y aplicando una metodología particular, determina el precio diario que reportará siempre referido a los precios benchmarker regionales.  Así podría nacer para la región suramericana el precio marcador venezolano Orinoco, expresado en bolívares los cuales tienen la paridad con el dólar estadounidense.

Esta propuesta de vender nuestro petróleo en bolívares la han hecho varios venezolanos como el Ing. PhD Eudes Vera (http://www.soberania.org/Articulos/articulo_4463.htm) quién es Presidente de la A.C. Defensores del bolívar y el Ing. Gustavo Márquez Marín (http://www.aporrea.org/actualidad/a133889.html) quién fue Ministro de Industria y Comercio (1999), Ministro de Estado para la Integración y Comercio Exterior (2005-2007), Embajador en Austria y Representante Permanente ante los Organismos de Naciones Unidas en Viena (2001-2004). 

Si acaso para la aprobación del bolivar-divisa se opusiera el Banco de Pagos Internacionales BPI (en inglés Bank for International Settlements  BIS) que es el Banco Central de Bancos Centrales con sede en Basilea Suiza, esta situación NO impediría que el gobierno venezolano soberanamente decrete vender nuestro petróleo solo en bolívares.  Venezuela como país fundador y miembro de esa organización de exportadores de petróleo debe vender su petróleo en una moneda que mantenga la paridad con el dólar estadounidense para así facilitar la convertividad.  Para llegar a eso es perentorio y necesario revaluar el bolívar hasta alcanzar la paridad con el dólar de los EEUU.

Hsta ahora esta propuesta no ha sido considerada por nuestras autoridades gubernamentales y financieras.  Mientras tanto la economía de nuestro país se va por el despeñadero de la macro devaluación de nuestra moneda, con las consecuencias obvias de inestabilidad, pérdida de confianza de los inversores internacionales y las siguientes consecuencias negativas:

·         Pérdida de la capacidad adquisitiva de nuestros ingresos.

·         Aumento de los precios de todos los bienes y servicios

·         Aumento descomunal de la inflación por incremento de bolívares en nuestro circulante.

·         Escases de divisas por la salida de grandes capitales a cualquier cambio especulativo ilegal por estímulo de futuras devaluaciones.

·         Reducción de la oferta de productos de primera necesidad por el lucrativo contrabando de extracción.

·         Baja del precio subsidiado de la gasolina por la macro devaluación del bolívar al mantener fijo su precio.

·         Baja de la producción de muchos rubros por el control de precios de los productos subsidiados.

Entendemos los fuertes y grandes intereses que han impedido REVALUAR nuestro bolívar, pero la desestabilización económica ocasionada por las macro  devaluaciones del bolívar perjudican severamente a todos los venezolanos.  Revaluar el bolívar se convierte entonces en una cuestión de soberanía y seguridad para todos.   Además del gobierno, solo las clases  más adineradas se han beneficiado con las devaluaciones por la salida y entrada de capitales con grandes utilidades, donde el aumento del costo de vida no las afecta. En estas crisis económicas se ha demostrado que las grandes corporaciones y capitales han ganado más dinero, mientras las clases B, C y D han recibido  el impacto negativo de esas macro devaluaciones del bolívar señaladas  anteriormente, que ocasionan y han ocasionado grandes pérdidas.

Según el portal web de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socio Económicos SUNDDE, el Intendente habría dicho que a las empresas que han especulado con precios especulativos superiores con creces al 1000% del precio justo, se les habría aplicado, principalmente los artículos 32, 51 y 49 numeral 10 de la Ley Orgánica de Precios Justos.  El intendente ha detectado ganancias injustificadas por la especulación cambiaria ante la reposición de inventarios con precios del dólar paralelo cuando en realidad han recibido divisas preferenciales para la importación de bienes terminados o partes de ellos para ensamblarlos aquí, como también haber recibido dólares preferenciales para importar los alimentos y medicinas que han pretendido vender a precios del dólar libre.  Pero para lograr que todos los productos y bienes de servicio se ajusten al precio justo con ganancias topes del 30%,  haría falta que la SUNDDE tenga mil brazos para poder controlar los evasores y reincidentes de la LOPJ.  Desde los buhoneros o comerciantes informales hasta los grandes comercios, acaparan y siguen violando la Ley  de Precios Justos sin que puedan ser detectados ni sancionados.  Por eso solo al restituir el valor al bolivar revaluándolo progresivamente hasta la paridad con el dólar, se reducirá de manera importante esta práctica especulativa. 

Hemos propuesto revaluar lentamente el bolívar, con porcentajes mínimos diarios pero continuos y constantes, hasta llegar a la paridad del dólar estadounidense.  Esta revaluación lenta es para evitar traumas en todos los sectores, autoajustando los factores económicos generando confianza.  Los mecanismos para hacerlo están disponibles y solo hace falta la voluntad política para implementarlo. 

El aumento del valor de nuestra moneda estimularía la estabilidad económica, abaratando así las importaciones, ajustando la gasolina sin tocar los precios, aumentando el poder adquisitivo del salario mínimo y las pensiones de vejez.  Al aumentar el valor de nuestro bolivar se estimula el ahorro reduciendo la especulación del precio del dólar.  Por tanto bajarían drásticamente los precios de los alimentos, las medicinas, los vehículos, línea blanca, línea marrón, repuestos, materia prima para la industria nacional, otros bienes y servicios indispensables.

07/11/13

Revaluación del Bolívar para la instauración del Bolívar-divisa

 

Estas revaluaciones progresivas del bolívar, ajusta automáticamente los índices económicos poco a poco, sin cambios violentos, para lo cual se hace imprescindible instaurar otras medidas complementarias paralelas para evitar distorsiones.  Algunas de tales medidas deben analizarse con participación de todos los sectores involucrados las cuales pudieran ser:

·         Modificación de la Ley de ISLR obligando a los contribuyentes declarar las ganancias anuales reales como la diferencia de los ingresos menos los egresos de todas las cuentas bancarias registradas en la banca nacional.  Para esto es necesario cruzar las bases de datos de los contribuyentes en el SENIAT identificados con el RIF, con las bases de datos de las todos los bancos  del país donde cada contribuyente natural o jurídico esté identificado con el RIF correspondiente,

·         Modificación de la Ley de Mercados de Capitales para la liberación progresiva del control cambiario en la medida que la revaluación del bolívar se acerque también progresivamente  a la paridad con el dólar estadounidense. De esta manera operarán de nuevo la venta de divisas extranjeras en los bancos comerciales y casas de cambio.

·         Prohibición de salida de capitales extranjeros para la inversión, por un período mínimo tres años, aunque si permitir salir las utilidades anuales de esos capitales después de pagar los impuestos..

·         Permitir las importaciones mientras se garantice con fianzas en dólares el ingreso a Venezuela de los productos importados y  comprados en el exterior, liberando esas fianzas después de certificar los precios de compra, calidades, vigencia y cantidades de esos productos llegados al país.

·         Reducir el dinero circulante mediante aumento del encaje bancario y con instrumentos financieros que paguen intereses mayores que los que pagan los bancos a los ahorristas.

·         Obligar a todos los funcionarios y empresas que trabajen con y para el gobierno a realizar la declaración obligatoria jurada de bienes en Venezuela y fuera de ella.  De esta manera se dispone de soportes para evitar la doble tributación con otros países.  Quienes omitan datos en estas declaraciones juradas obligatorias se convierten automáticamente en delincuentes tributarios con pena de cárcel y multas, al evadir el pago de impuestos de esos dineros y bienes no declarados.  Esta es una medida muy efectiva contra la corrupción administrativa que por supuesto a muchos sectores  afectaría y por lógica se opondrían que se implemente.

Resumiendo lo dicho, la solución a la crisis económica actual venezolana la tiene en sus manos única y exclusivamente nuestras autoridades gubernamentales.  Ya es hora que reflexionen seriamente sobre esta importante y estratégica medida de revaluar el bolívar para establecer la venta de nuestro petróleo en bolívares para solucionar con urgencia los entuertos actuales de la economía venezolana.  Rescatando el valor de nuestra moneda llevándola a la paridad del dólar de los EEUU es perfectamente posible ya que somos un país petrolero con inmensas reservas certificadas en todos los productos mineros, tanto hidrocarburos líquidos y gaseosos como reservas inmensas de otros minerales como el hierro, aluminios, coltan, oro, y otros tantos minerales mas.

Vender nuestro petróleo en bolívares con la paridad del bolívar igual al dólar estadounidense, es una solución fehaciente, justa y efectiva a nuestra economía.  Es perentorio hacerlo dada la inminente e inexorable caída del dólar estadounidense como divisa del comercio mundial, ante la aparición de otras divisas más sólidas como el yuan chino y el rublo ruso,. Recientemente Rusia anunció la instauración oficial del rublo de oro, respaldado con 1050 toneladas de oro monetario, acuñando una moneda de 5 rublos oro con 31,10 gr de oro monetario ley 900, con valor de 1.300,00 dólares de EEUU que sería el valor de la onza troy de ese metal.

Nosotros también propusimos el bolivar-oro como una medida para reforzar la valoración del bolívar-divisa igual al dólar porque disponemos de 350 toneladas de oro monetario en las bóvedas del BCV.  Esta propuesta se hizo para imprimir billetes de 1,00 bolívar-oro con monedas bimetálicas con 6,22 gramos de oro ley 900 con valor de 260 dólares. De la misma forma se podría acuñar  el fuerte-oro con 31,10 gramos de oro ley 0,900 o sea una onza troy de oro monetario con valor de 1300 dólares de los EEUU. Claro, esas monedas bimetálicas serían vendidas en pequeñas cantidades para los coleccionistas, pero sí podrían circular los billetes de 1,00 bolívares-oro con valor de 260 US$ cada uno.

     

11/04/14

El Bolívar-Oro y el Bolívar-divisa petrolero

 

18/04/14

El bolivar-oro y el bolivar-divisa petrolero (II)

 

La producción venezolana de oro  de CVG-Minerven se redujo a 1,7 toneladas anuales en el 2010, de las 4 toneladas estimadas para producir. No obstante Venezuela posee reservas auríferas cuantiosas que permitirían un ritmo de producción de 25 toneladas anuales con incorporación de maquinaria e inversiones en las minas de Las Cristinas y otras minas ubicadas en el Edo. Bolívar. Ese oro podría convertirse en oro monetario e incrementar las reservas ya existentes en el BCV actuales de 350 toneladas.

No podemos obviar que las reservas probadas y certificadas de petróleo en Venezuela llegan aproximadamente a 300 mil millones de barriles, las cuales si las valoramos al 50% del valor actual de mercado significarían 15 millones de millones de dólares de los EEUU, algo así como la inmensa deuda externa de ese país la cual es impagable en términos reales por esa potencia económica de nuestro continente. 

Por tanto al vender nuestros barriles de petróleo en bolívares petroleros cuyo respaldo son las reservas de petróleo más grandes del mundo, no es un espejismo ni una manipulación financiera virtual.  Entonces nuestro bolívar se convertiría en una moneda no fiduciaria a diferencia del dólar estadounidense respaldado solo por papeles de valor cero. El petróleo venezolano se convertiría en el benchmarker Orinoco expresado en bolívares y compitiendo con otros precios benchmarker regionales como el petróleo West Texas, el petróleo del Mar del Norte, el petróleo marcador OPEP.

El sistema de formación de precios del petróleo de mayor uso en la actualidad se basa en fórmulas que utilizan como referencia los precios de ciertos petróleos crudos. De allí que se denomine sistema de fórmulas de precio.  El mecanismo es el siguiente: la fórmula para establecer el precio de un determinado crudo se anuncia en los primeros días del mes previo al llenado del carguero; dicha fórmula establece un diferencial de precio entre el crudo vendido y un crudo marcador de referencia, este último se selecciona en función de la región a la que se va a destinar el carguero. El objetivo es el de asignar al crudo un precio que resulte competitivo con las diferentes alternativas que el comprador tiene en la región de destino hacía la cual se está pactando la negociación.  Para llegar a la fórmula, se selecciona la serie de reportes diarios de precios que refleje el precio de los crudos que compiten en dicha región.  La serie de precios seleccionada se conoce como crudo marcador o de referencia benchmarker regional. 

El marcador referencial de petróleo venezolano sería un benchmarker regional que se podría bautizar por ejemplo como benchmarker Orinoco, cuyo precio se expresaría en bolívares petroleros que a la larga podrían a llegar a convertirse en divisa comercial.  Esperamos que estas notas sean consideradas como  aporte para solucionar la severa crisis financiera actual venezolana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4983 veces.



Jairo Larotta

Ingeniero Civil UCV 1970, Magister Scientiarum Ingeniería Sismo Resistente IMME-UCV 1976, postgrado en UNAM Mexico, UC Berkeley (1974-77). Amplia experiencia en dirección, gerencia en empresas de ingeniería en el área petrolera e industrial. Consultor y asesor de 11 empresas privadas y asesor de Ministerio de la Vivienda y Ministerio del Ambiente (1988-2014), patólogo de estructuras (2005-actual). Construcción de edificios residenciales, centros comerciales, estaciones de metro, naves industriales (1979-86). Secretario Ejecutivo de FUNVISIS (1975-79). Once publicaciones científicas en congresos nacionales y mundiales sobre ingeniería sísmica (1972-77). Más de 120 artículos en Venezuela y exterior sobre monetarismo y macroeconomía (2003-actual). Orador en conferencias, foros, entrevistas por radio y TV sobre macroeconomía geoestratégica, creador del bolivar oro divisa y criptodivisa oficial asociada para venta de hidrocarburos, productos no petroleros, compra de bienes y servicios foráneos (2005-actual). Libros publicados: coautor de "Cien años de compañía", Editorial Don Bosco, Caracas 2006; autor de "El síndrome de la piñata en la idiosincrasia del venezolano", Editorial Dictus Publishing, Saarbüken, Deutschland (2014) ISBN- 978-3-8473-8853-1

 jairolarottas@gmail.com

Visite el perfil de Jairo Larotta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a188156.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO