Antecedentes

Revaluación del Bolívar para la instauración del Bolívar-divisa

Cuando se realizaron devaluaciones del bolívar, el Ejecutivo Nacional lo hizo POR DECRETO  se incrementó el circulante o liquidez imprimiendo dinero  por el aumento de bolívares al devaluar.  Ese incremento de la liquidez o circulante, incidió directamente en el incremento de la INFLACIÓN.  Claro, al devaluar disminuyó el poder adquisitivo del dinero por el aumento de los precios de bienes y servicios,  Nunca el aumento de sueldos y salarios podrá compensar los nefastos efectos de la devaluación del bolívar.

 

Esto es exactamente lo que ha pasado en Venezuela desde 1983, cuando los gobiernos de la 4ta y 5ta república NUNCA consultaron al pueblo si estaba de acuerdo con realizar las devaluaciones.  Las devaluaciones las decretaron sin consulta previa ni planificación alguna. Este año 2013 no fue la excepción, en materia económica el gobierno gerencia por crisis. El Ejecutivo Nacional ha devaluado por decreto el 47% de 4,30 Bs por USD a 6,30 Bs por USD.  Pero en las subastas oficiales se ofertó el dólar-divisa hasta un 100% adicional de devaluación o sea hasta 12,60 Bs por USD.  Ni hablemos del dólar negro o paralelo, que grandes capitales privados especulan para desestabilizar al país vendiéndolo  hasta en 59 por dólar.  Hemos explicado en los artículos anteriores:

http://www.aporrea.org/actualidad/a171432.html

http://www.aporrea.org/actualidad/a172540.html

http://www.aporrea.org/contraloria/a174770.html

http://www.aporrea.org/actualidad/a174907.html

 

que para instaurar el bolivar-divisa, este debe nacer con la paridad igual al dólar y luego a la semana siguiente comenzaría a flotar libremente frente a las otras divisa que ingresan al país cuando los clientes nos compren el crudo y los bolívares-divisa para pagar ese crudo.  Hemos explicado cómo actuaría el bolivar-divisa en el mercado internacional:

http://www.aporrea.org/actualidad/a175129.html

 

Y hemos explicado como el bolivar-divisa es la única salida DIGNA a la crisis y guerra económica actual:

http://www.aporrea.org/actualidad/a175197.html

http://www.aporrea.org/actualidad/a175771.html

 

Distinguidos economistas opinan primer lugar, hay que aclarar que pretender que la propuesta del bolivar-divisa sea de flotación a la vez que sea de paridad uno a uno con el dólar es un contrasentido.  Queremos responder a estos distinguidos economistas que el bolivar-divisa NACE con paridad igual al dólar, pero inmediatamente de ese nacimiento, al día siguiente comienza a flotar libremente.  Por tanto NO ES un contrasentido el hecho de NACER el bolivar-divisa cuando por mini revaluaciones se iguale Bs 1,00 = USD 1,00. 

Ilustramos en artículos anteriores como opera la libre flotación con el ejemplo siguiente:

 

producción petrolera  diaria

moneda de pago

precio por barril en cada divisa

cambio por dólar

precio por barril en dólares

porcentaje de ponderación

precio por barril ponderado

precio en bolívares-divisa por barril

 

1,000,000

dólar

100

1.000

100.00

   44.44%

44.44

 

 

600,000

yuan

560

6.150

91.06

   26.67%

24.29

 

 

550,000

euro

101

0.757

133.42

   24.44%

32.60

 

 

100,000

sucre

125

1.25

125.00

     4.45%

  5.56

 

 

2,250,000

       

  100.00%

106.89

106.89

 

                   

 

¿Cómo sería la revaluación del bolivar hasta llegar a ser igual al dólar?

 

Para llegar a la paridad del bolivar actual frente al dólar es necesario previamente REVALUAR el bolivar. Esta revaluación no es conveniente hacerla de un solo tirón.  Proponemos que el Ejecutivo decrete MINI REVALUACIONES diarias  durante un año.  De esta manera la economía se autoajusta poco a poco en todas sus partes, evidentemente con otras medidas paralelas y simultáneas orquestadas desde el Ejecutivo Nacional a través de sus instituciones: BCV y Ministerio de Finanzas.

 

Las mini revaluaciones partirían desde por ejemplo Bs 12,60 por USD hasta Bs 1,00 por USD.  Eso significaría revaluar 3,45 céntimos de bolívar al día durante 365 días continuos.  En forma paralela el BCV debe recoger liquidez o circulante. Esta recolección de liquidez se haría de la misma forma pero en sentido contrario de cuando se aumentó la liquidez al devaluar el bolivar por decreto.

 

Al llegar el valor del bolivar igual al dólar a finales de 2014, el Ejecutivo Nacional a través del BCV y Min Finanzas decreta la instauración del bolivar-divisa. Para ese momento habría que evaluar nuevamente las variables macroeconómicas para los ajustes del caso.

 

¿En qué medida el BCV recogería esa liquidez o circulante?

 

Podría recoger circulante de muchas maneras, siempre de acuerdo al equilibrio que relaciona en la siguiente expresión, las variables que define el cambio de la moneda frente a la divisa dólar:

 

Valor de cambio = Liquidez / Reservas internacionales

 

Entonces el BCV podría ir retirando liquidez en bolívares, convirtiendo esa liquidez en dólares al cambio del día “n” de revaluación para así ir incrementando las reservas internacionales manteniendo el equilibrio del valor de cambio que corresponda a la mini revaluación del día “n”.  Se entiende que n = 365 días.

 

Simultáneamente ingresan dólares por la producción petrolera y también dólares por la repatriación de capitales de venezolanos que asustados por la situación de incertidumbre internacional, pagan dividendos casi nulos a enormes capitales, amén del riesgo de confiscación que ejecute el gobierno de EEUU a esos capitales si entra en emergencia por default que ya casi ocurrió hace pocas semanas.

 

¿Qué pasaría si se revalúa el bolívar?

 

Al revaluar el bolívar se abaratan las importaciones de la mayoría de los bienes y servicios que Venezuela importa.  Es importante señalar que nosotros los venezolanos importamos casi todo lo que consumimos.  La producción nacional de alimentos, bienes y servicios primordiales está muy lejos del autoabastecimiento.  Venezuela es un país mono productor: exporta petróleo.  Actualmente el 97% de las exportaciones venezolanas están constituidas por hidrocarburos y solo el 3% de exportaciones son de productos no petroleros.

 

Revaluando el bolívar se obtiene un costo menor del agregado importado de los productos que se fabrican en Venezuela. Es evidente que todo producto o servicio tiene un agregado importado que al bajar de precio contribuye a bajar los costos de la producción endógena. Si enfocamos por ejemplo el sector agrícola, el agregado importado lo constituye desde las semillas hasta el transporte en nuestro país. Los vehículos, cauchos y repuestos son importados. Muchas de las semillas son importadas. El riego tiene elementos importados como es el bombeo y distribución que requiere bombas, mangueras, lagunas construidas con maquinaria importada, etc.
 

Al revaluar el bolívar disminuye el costo de la mano de obra porque no hay que hacer ajustes por la inflación que produce las devaluaciones. Esto contribuye a bajar el costo de la producción endógena y por supuesto estimula la producción porque los precios internos no subirán y posiblemente bajen. Esto aumenta el consumo interno y beneficia por tanto el incremento de la producción endógena.
 

Al revaluar el bolívar se reduce el contrabando de extracción que usualmente no ha afectado durante años. Uno de los tantos productos que extraen de Venezuela como contrabando es la gasolina. Al revaluar se ajusta el precio de la gasolina sin crear traumas interno en el país y reduciendo el atractivo al contrabando de extracción. De igual manera sucede con otros productos nacionales que por su bajo costo son contrabandeados por los caminos verdes de las fronteras con los países vecinos.
 

Al revaluar el bolívar se pretende evitar la exportación de aquellos productos que son esencialmente necesarios para satisfacer las necesidades del consumo nacional. La meta de la producción endógena es obtener por ejemplo la independencia alimentaria donde esa producción nacional atienda la demanda interna en primer lugar, para luego exportar los excedentes.

 

Al revaluar el bolívar muchos capitales de venezolanos en el exterior vendrían al país buscando mayores rendimientos, especialmente la mayor cantidad de bolívares el día “n” antes que venga la próxima mini revaluación del día “n+1”.

 

¿Cuán  fuerte es nuestro bolívar?

 

Cuando los Defensores del bolivar en Enero de 2006  http://www.aporrea.org/actualidad/a18901.html propusimos quitarle los tres ceros al bolivar para llevarlo al valor actual, no hubo revaluación de la moneda.  Simplemente el BCV realizó un artificio contable para simplificar el uso del bolivar en billetes quitándole tres ceros, y por tanto imprimiendo nuevos billetes y nuevas monedas.   Las cifras de los depósitos y operaciones bancarias quitaron tres cifras significativas a todas las cuentas. Recuerdo que las máquinas de calcular requerían a veces hasta 12 cifras significativas para efectuar operaciones contables.  A ese bolivar se bautizó como bolivar-fuerte. Pero realmente ese bolivar era el mismo de antes pero con menos cifras significativas. Nunca fue un bolívar revaluado ni mucho menos Fuerte como se pretendió mostrar.

 

Otra cosa es la fortaleza del bolívar. Vamos a ver como se calcula la fortaleza del bolívar y vamos a compararla con las principales otras monedas del área latinoamericana.

La Fortaleza se calcula con la expresión propuesta por nosotros los Defensores del bolívar, la cual se expresa con la siguiente fórmula:    F = PIB/c + RI/c – DE/c
donde:  F: Fortaleza Macroeconómica del país; PIB/c: Producto Interno Bruto per cápita; RI/c: Reservas Internacionales per cápita; DE/c: Deuda Externa per cápita

 

Para alguno de los países latinoamericanos incluyendo al nuestro se tienen los siguientes valores:

 

 

Podemos observar que a pesar de la crisis actual, el bolívar venezolano tiene una gran fortaleza (11.678) si la comparamos con el peso mexicano, que de paso es la única moneda-divisa latinoamericana. 

 

Si Venezuela revalúa el bolívar para convertirse en bolivar-divisa tomando el petróleo como patrón monetario, recuperaríamos el valor de los sueldos y salarios, fomentaríamos el ahorro nacional, bajaríamos la inflación a un dígito.  Revaluando el bolívar bajaría los intereses bancarios a un digito, bajaríamos el costo de los insumos importados para el agro y la industria nacional y aumentaríamos el precio de los alimentos y gasolina que hoy son subsidiados y por tanto objeto del contrabando de extracción para Brasil y Colombia.

 

Aunque las cuantiosas reservas petroleras venezolanas no son reservas monetarias, ellas son líquidas en el momento que se extrae el petróleo para venderlo a los clientes. Es menester significar que la el bolivar-divisa incrementaría su liquidez al aumentar la producción petrolera al doble (2019) y al revaluar el bolivar actual de 12,60 a 1,00 Bs por dólar.  Al retirar circulante (en vez de aumentar circulante con una devaluación) se monetiza a dólares y por tanto se convierten en reserva internacional líquida. 

 

Como dicen algunos economistas, para que una moneda sea reserva se necesita que sea divisa (y viceversa). Debe ser muy líquida, en particular. Otra manera es vender parte de esas reservas petroleras, y transformarlas en reservas monetarias líquidas.

 

¿Como enfrentamos un eventual cadenas de retiros compulsivos para comprar divisas baratas?

 

En el caso que todos quieran retirar sus depósitos, sugerimos la excelente propuesta del Ing. Eudes Vera de establecer el bolívar Divisa con Cambio Libre Selectivo y Automatizado con Monitoreo de Capitales Salientes.

(ver http://www.aporrea.org/actualidad/a176073.html )

 

Transcribo la propuesta del Ing. Eudes Vera a continuación:

 

1. Tendría prioridad la venta de divisas para importar bienes y servicios esenciales (alimentos, medicinas, insumos y equipos industriales que no se produzcan en el país o que se produzcan de manera insuficiente) y que no sea posible importar de países con los que hayamos establecidos convenios previos alrededor del Bolívar Divisa. Los siguientes ejemplos ilustrarán mejor esto. Supongamos que un empresario desea importar un millón de Kg de caraotas a 1 dólar por Kg y para ello solicita 1 millón de dólares. Esa petición sería negada porque se supone que él podría importar ese rubro de Nicaragua, país aliado y miembro del Pacto de San José, que seguramente accederá a que le paguemos en bolívares. Supongamos por otra parte que otro empresario desea divisas para traer 1 millón de vacunas contra el SIDA, las cuales solo se producen en los Estados Unidos, país (presuntamente) no firmante del Convenio Bolívar Divisa. Esa solicitud sería procedente. Finalmente, supongamos que alguien quiere divisas para importar caviar, el cual obviamente no es esencial. En este caso, no procede el otorgamiento de divisas para ese fin, pero si el caviar procede de un país firmante del convenio, como Rusia o Irán, entonces el interesado podría importarlo directamente pagando en bolívares.

Imaginemos cuánto se ahorraría el país en divisas con el cambio libre selectivo.

2. La venta de divisas para la importación de bienes y servicios esenciales se llevaría a cabo exclusivamente en días bancarios, en las mañanas y previa cita, según se explica en el punto 3 debajo. Las divisas para el resto de los bienes se otorgarían exclusivamente en las tardes, igualmente previa cita. 

3. La venta de divisas para personas naturales y jurídicas se llevaría a cabo solo en el día bancario que le corresponda, según el último dígito de su cédula o el penúltimo dígito del RIF. Y se hará a través de una cita en el día y banco previamente asignado en línea vía Internet  al interesado por el Banco Central de Venezuela, siguiendo un esquema semejante al que utiliza actualmente el SAIME para asignar las citas de pasaportes. La venta de divisas debe ser pre aprobada por el BCV y sólo se hará efectiva si se presentan los recaudos requeridos (Cotizaciones, constancias, pasajes, etc.)  

4. Cada día bancario se efectuará el monitoreo minuto a minuto de los dólares otorgados por el BCV, usando para ello un software especial. Cuando en un día bancario cualquiera se alcance el cupo diario de 200 millones de dólares, inmediatamente se cerrará por ese día el otorgamiento de divisas y se reanudará al día bancario siguiente, a los números de cédula y RIF que le corresponda ese día. Esta disposición impedirá que la salida de divisas exceda los 60.000 millones de dólares del año, que fue la cifra de divisas liquidadas por CADIVI en el 2012.

De esta manera, el Estado venezolano jamás perderá el control de la salida de capitales y el Bolívar Divisa traerá todos los beneficios a los venezolanos ya señalados en mi artículo anterior.

 

Finalmente creemos que la propuesta económica expuesta hoy 06 de Noviembre de 2013 por el Presidente Maduro deja mucho que desear porque sencillamente no explicó con claridad como es.  Entendemos la necesidad de la Ley Habilitante para muchas cosas, lucha contra la corrupción, cambio de leyes para adaptar al cambio de modelo económico, pero no soltó prenda en relación a estos puntos y en estos momentos se requiere urgencia en las medidas económicas a tomar para detener esta salvaje especulación cambiaria por ausencia de divisas que trae las consecuencias que todos estamos sufriendo: escases, inflación, pérdida del poder adquisitivo de los sueldos y salarios, etc. 

 

Lo más grave es que la Ley de Presupuesto 2014 no alcanzaría sino acaso hasta mediados del 2014, lo cual significaría que la Ley de Endeudamiento llegaría a duplicar prácticamente la Ley de Presupuesto 2014 con las terribles consecuencias del endeudamiento mal planificado.  Esta situación abonaría el terreno para otra devaluación que como siempre favorecería a los grandes capitales y perjudicaría a las grandes mayorías.

 

 

(*) Jairo L. Larotta S. Ex presidente fundador de A.C. Defensores del bolívar

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 11901 veces.



Jairo Larotta

Ingeniero Civil UCV 1970, Magister Scientiarum Ingeniería Sismo Resistente IMME-UCV 1976, postgrado en UNAM Mexico, UC Berkeley (1974-77). Amplia experiencia en dirección, gerencia en empresas de ingeniería en el área petrolera e industrial. Consultor y asesor de 11 empresas privadas y asesor de Ministerio de la Vivienda y Ministerio del Ambiente (1988-2014), patólogo de estructuras (2005-actual). Construcción de edificios residenciales, centros comerciales, estaciones de metro, naves industriales (1979-86). Secretario Ejecutivo de FUNVISIS (1975-79). Once publicaciones científicas en congresos nacionales y mundiales sobre ingeniería sísmica (1972-77). Más de 120 artículos en Venezuela y exterior sobre monetarismo y macroeconomía (2003-actual). Orador en conferencias, foros, entrevistas por radio y TV sobre macroeconomía geoestratégica, creador del bolivar oro divisa y criptodivisa oficial asociada para venta de hidrocarburos, productos no petroleros, compra de bienes y servicios foráneos (2005-actual). Libros publicados: coautor de "Cien años de compañía", Editorial Don Bosco, Caracas 2006; autor de "El síndrome de la piñata en la idiosincrasia del venezolano", Editorial Dictus Publishing, Saarbüken, Deutschland (2014) ISBN- 978-3-8473-8853-1

 jairolarottas@gmail.com

Visite el perfil de Jairo Larotta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: