Que alguien nos explique por qué vámpiro derrota a Ernesto

Según datos publicados por el CNE http://www.cne.gob.ve/resultado_municipal_2013/r/1/reg_000001.html , no fue por una ñingüita de votos por los que vámpiro derrotó a Ernesto Villegas, fueron 55.942 votos, equivalentes al 4% de los votos escrutados. Más allá del indudable triunfo general del chavismo en las elecciones municipales 8D, no puede dejar de sentirse la estocada que la derrota de Ernesto causa en el chavismo.

Algunos, rememorando un viejo dicho, expresan que “no duele la patada sino el burro que la dio”. Lo peor de esta derrota a Ernesto y al chavismo es contra quién se pierde, qué candidato derrota al candidato chavista en este caso.

No es casual que quien derrota a Ernesto represente lo más retrógrado de la política en nuestros días, represente el antichavismo más furibundo y simbolice un viejo liderazgo político caduco de un pasado que se niega a morir. Precisamente la antítesis de lo que representa Ernesto Villegas, un joven dirigente revolucionario que ha despuntado en el chavismo por sus cualidades personales y profesionales, cumpliendo un importante papel en la guerra mediática y que en poco tiempo logra ganar la confianza en las filas del chavismo para disputarle en las urnas la Alcaldía Metropolitana a la MUD.

Decir que faltó tiempo para que Ernesto lograra convencer a más gente que votara su opción, parece tan errado como decir que la diferencia fue mínima o que el candidato y la maquinaria roja se desempeñaron deficientemente. No deberíamos conformarnos con conclusiones ligeras que en lugar de ayudar a la comprensión sirven para drenar la decepción y la desmoralización que cualquier derrota genera. Habrá que profundizar en el análisis del comportamiento de un electorado definidamente antichavista, concentrado en ciudades importantes y zonas económicamente privilegiadas del territorio del país, el cual termina votando contra el chavismo y por ende contra cualquier candidato que lo represente, más allá de las cualidades y de la oferta electoral que el candidato presente.

El antichavismo electoralmente se viene caracterizando por tener preferencia por candidatos contrarios al chavismo, lo que lo mueve a votar no a favor de sus candidatos sino contra los candidatos del chavismo, más allá de las cualidades que particularmente cualquier candidato chavista represente.

El paralelismo entre la derrota de Ernesto en la Alcaldía Metropolitana de Caracas y la derrota de Pérez Pirela en la Alcaldía de Maracaibo es indudable, en el análisis de las causas de los resultados posiblemente veremos coincidencias que no parecen sorprender en el comportamiento de un electorado preferentemente antichavista tanto en el Distrito Metropolitano de Caracas y en Maracaibo.

Deben servir estas derrotas en la Alcaldía Metropolitana de Caracas y en la Alcaldía de Maracaibo para dejarnos claro que existe un antichavismo que seguirá votando contra nuestros candidatos sin considerar nada de lo que se les oferte desde el chavismo. Sólo el pasar del tiempo y la consolidación del chavismo como modelo democrático, incluyente, humanista, dialogante permitirá cambiar el comportamiento de “una parte importante del pueblo” a la que le han envenenado el alma y la han endemoniado contra el chavismo y la revolución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3961 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas