El bolivar-divisa como única salida efectiva a la crisis económica

La propuesta del bolívar-divisa significa un cambio del modelo económico venezolano por lo cual vemos como única salida a la crisis económica actual.

El sociólogo y analista político alemán Heinz Dieterich en su artículo “Sólo un radical cambio del modelo económico y del gabinete, salvará al gobierno venezolano” señala la urgencia de realizar este cambio ante la amenaza de colapso total y desestabilización política y económica que podría sacar del gobierno al Presidente Maduro. http://www.aporrea.org/ideologia/a175119.html

Dieterich es considerado como una de las figuras más sobresalientes de la Nueva Escuela de Bremen de sociología, implementando principios de cibernética, mecánica cuántica y el "principio de equivalencia"' a dicha disciplina.  Pero además Heinz Dieterich fue asesor del gobierno del Presidente Chávez hasta el año 2007.

Nosotros los Defensores del bolívar estamos de acuerdo con la alerta de Dieterich.  Previamente nosotros hemos denunciado en nuestros  artículos del bolívar-divisa, la amenaza de colapso total que ha anunciado la derecha venezolana en su precampaña política de las elecciones municipales del 8D. 

Creemos que esta formidable propuesta del bolívar-divisa es la única salida efectiva a la crisis económica actual venezolana.  Además de permitir superar esta coyuntura de manera rápida (tres años mínimos) facilita llevar a Venezuela al primer mundo y acabar con la intermediación de nuestra moneda para disponer de las necesarias divisas para importar los bienes y servicios de nuestro país.

¿Qué debemos hacer para detener esta crisis económica?

Los escenarios de la eventual caída del gobierno de Maduro son evidentes como lo menciona Dieterich.  Por tanto para evitar este colapso total articulado por la derecha venezolana y Washington para salir de Maduro, se debe cambiar radicalmente el modelo económico y los ministros que puedan implementar ese cambio.

Nosotros la A.C. Defensores del bolívar actuando en perfecta sintonía con la amenaza de colapso total que en varios artículos hemos alertado, propusimos la instauración del bolívar-divisa con otras medidas conjuntas expresadas en los artículos varios que cohesionan nuestra propuesta. 

No vamos a criticar como lo hace Dieterich sobre el fracaso del modelo político-económico del Presidente Chávez sencillamente porque nosotros proponemos soluciones y no críticas al pasado inexorablemente imposible de arreglar.  Pero si estamos de acuerdo con el cambio del modelo económico que impulsa el gobierno. Y este cambio debe hacerse ahora, sin más dilaciones.

Acciones concretas a implementar de inmediato

1.- Instauración del bolívar-divisa con paridad naciente igual al dólar estadounidense y luego la flotación libre frente a otras divisas. Esto fue propuesto y explicado en:

Al instaurar el bolívar-divisa vendemos petróleo y bolívares como divisa, y como consecuencia nuestra moneda tendería a ser aceptada en el mercado internacional como medio de pago.  Esta es una medida impuesta por Venezuela a sus clientes, no hay otra opción para los clientes, para comprar petróleo tienen que comprar bolívares-divisa. El precio del crudo tendría el mismo precio en dólares por barril igual en bolívares-divisa.  Solo al nacer el bolivar-divisa tiene el valor igual al dólar y luego flotaría libremente. http://www.aporrea.org/contraloria/a174770.html

Por tanto el BOLIVAR-DIVISA respaldado por el petróleo de nuestras reservas certificadas, es trasladar la FE y CONFIANZA de nuestra producción petrolera del dólar de los EEUU a nuestra divisa. Y no es un error, porque no sería un cambio fijo del bolívar-divisa con el dólar.  El circulante actual de más de 900 mil millones de bolívares fuertes, al convertirlos en dólares requiere respaldo con bonos intransferibles en dólares  con plazo de vencimiento de 30 años. Estos bonos constituyen reservas no operativas de apenas el 3% de las reservas certificadas de petróleo que superan los 330 mil millones de barriles valorados actualmente en 33 billones de dólares.  Al ocurrir la repatriación de capitales buscando mejores rendimientos, incrementan las reservas operativas

El bolívar-divisa flotaría su valor en función de dos parámetros importantes: en primer lugar de la cantidad de crudo que compran nuestros clientes, y en segundo lugar del precio del crudo en cada divisa que usan los clientes para comprarnos el crudo.  Esta es la esencia de nuestra propuesta del bolívar-divisa.  Las bandas de flotación del bolívar-divisa frente a otras divisas las establecerá el BCV de acuerdo a la producción y venta diaria según los informes de PDVSA.

2.- Con el bolívar-divisa se establece el precio de nuestro petróleo como marcador, compitiendo con otros marcadores mundiales West Texas, Mar del Norte y OPEP.  El bolívar-divisa con la eliminación del control de cambio estimula la inversión extranjera en la industrialización y producción nacional, permitiendo ingresos de capitales.  Claro, es necesario tomar medidas para evitar la fuga masiva de capitales fijando a tres años mínimo la limitación de retorno de esos dineros traídos a Venezuela con destino de inversión.  

3.- El ahorro del país incrementaría mes a mes por el ingreso de la divisa bolívar de acuerdo al volumen cada día mayor de nuestras exportaciones petroleras. Ante la crisis mundial del dólar de entrar en default y amenaza de confiscación de capitales de venezolanos en el exterior, ocurriría una repatriación masiva de capitales en búsqueda de seguridad y de mejores tasas de interés de nuestro país comparando con las tasas bajas o nulas que devengan esos capitales en el exterior.  Con el bolívar-divisa salirnos de la dependencia del dólar en nuestra economía al ser impuesta la divisa venezolana en estas operaciones de venta de petróleo como ya mostramos.   Acabamos así con la especulación del precio del dólar, reduciendo como consecuencia la inflación a un dígito.

4.-  Debemos eliminar el control de cambio. He aquí la principal causa de la especulación cambiaria o dólar paralelo a 50 bolívares y más.  La causa es  el control estricto de cambio vigente de manera sostenida desde hace años en Venezuela.  El  régimen de control de cambios  cuando se instauró en 2003 tuvo exactamente el mismo significado que el cierre de taquilla de un banco que se enfrenta a una corrida bancaria similar a la de 1995 con los bancos comerciales venezolanos.   El control de cambio tuvo el objetivo de evitar la fuga de divisas como las ocurridas en la guerra económica de 2002-2003 que conjuntamente con el paro petrolero perseguía el objetivo de tumbar al gobierno de Chávez.  Pero la emergencia ya pasó, y aún con la vigencia del control de cambio siguen saliendo grandes capitales de Venezuela.  Esta situación por sí misma denota la ineficacia del control de cambio vigente.

Todo control de cambio es un régimen que solo se entiende como temporal su aplicación, mientras el país demuestra su solvencia y recuperan la normalidad monetaria. ¿Pero qué pasó con Venezuela?  Recuperó su solvencia monetaria y el control de cambio se mantuvo indefinidamente anclado fijo al dólar.  Esto ocasionó la demanda insatisfecha de divisa dólar para atender las necesidades prioritarias del país como son los alimentos, las materias primas e insumos para la industria, los repuestos para maquinarias y vehículos, las medicinas, etc.

Para frenar la fuga masiva de capitales simplemente se puede establecer un impuesto alto 40% tal y como ocurre en Europa. El control viene al cambiar la forma de declarar el ISLR basado en el pago de tributos por el saldo de ingresos menos egresos de las cuentas bancarias de personas naturales y jurídicas.

5.- Debemos ajustar el precio de la gasolina para eliminar el oneroso subsidio de PDVSA. El bolivar-divisa  llevará  la gasolina a 0,10 USD litro igual a 0,10 BsD litro.  Para disminuir el subsidio de PDVSA, la gasolina puede ser llevada a 0,25 BsD el  litro sin trauma y así se dispondría un fondo para atender las misiones que PDVSA sufraga en la actualidad.

6.- El salario mínimo pasaría a ser igual a 2.700 dólares al mes al iniciar la instauración del bolívar-divisa con la paridad igual al dólar de los EEUU.  Por tanto los ahorros de los venezolanos crecerían en su poder adquisitivo por primera vez y como un acto de justicia.  No podemos olvidar que los últimos 30 años desde 1983, los ingresos y ahorros de los venezolanos han sufrido solo mermas importantes creando pobreza y deterioro de todos los bienes y servicios del país.

7.- Abrir la importaciones de bienes y servicios por tres años para ordenar la economía propusimos, ampliando abiertamente las licencias de importación a quienes demuestren capacidad para ejercerlas, y de esta manera evitar cuellos de botella en la exclusividad de tenencia de tales o cuales productos.  Es importante abrir las importaciones para obligar a bajar los precios de los bienes y servicios que se ofrecen en el país.  No nos asustemos por esto, porque Venezuela siempre ha sido mono productor, donde el petróleo ocupa el 95% de los ingresos reales por exportación.  Por tanto para fomentar y reducir esta dependencia debemos comenzar a producir bienes y servicios competitivos con los precios de esos mismos bienes producidos en otros países.  Mas si queremos ingresar en Mercosur para competir con las economías industrializadas de Brasil, Argentina y Uruguay.

8.-  Modificar la Ley de ISLR para declarar y pagar impuestos sobre el saldo de ingresos menos egresos de las cuentas bancarias de los contribuyentes personas naturales y personas jurídicas. De esta manera se incrementan los dineros destinados para las misiones y así aliviar a PDVSA de estos gastos que son onerosos. De esta manera se elimina la evasión de los grandes contribuyentes.

9.-  Se debe modificar la Ley de Mercados de Capitales para restaurar las actividades de la Bolsa de Valores y de las Casas de Cambio.  El mercado de divisas o mercado cambiario es el mercado en el cual se transan las distintas monedas extranjeras.  En esta lista de 15 monedas más importantes ingresaría el bolívar-divisa.  El bolívar-divisa propuesto se insertaría en la lista de divisas que actúan en el mercado de divisas internacional. 

El mercado de divisas está constituido por una gran cantidad de agentes alrededor del mundo, que compran y venden monedas de distintas naciones, permitiendo así la realización de cualquier transacción internacional.  Estos agentes pueden clasificarse en empresas no financieras, exportadoras, importadoras, etc. o bien, turistas, inmigrantes, inversionistas, etc.; corredores cambiarios que son los sujetos utilizados por los bancos comerciales para influir en las actividades bancarias; las empresas multinacionales; los bancos comerciales que actúan como intermediarios entre oferentes y demandantes de monedas extranjeras; los bancos centrales de quienes depende no sólo el tipo de cambio, sino también el régimen o sistema cambiario.

Conclusiones

Las acciones concretas sugeridas en este artículo y seguramente otras más, deberían implementarse de inmediato, antes de las elecciones municipales del 8 de Diciembre. Con las leyes habilitantes vemos una gran oportunidad para cambiar drásticamente el modelo económico venezolano.  El Presidente Maduro dijo que requiere estos nuevos poderes para profundizar, acelerar y dar la batalla a fondo por una nueva ética política, una nueva vida republicana y por una buena sociedad.  

Las leyes habilitantes facilitarían esencialmente la lucha contra la corrupción, y con ellas el Presidente Maduro podría  efectuar rápidamente la modificación de las leyes pertinentes para este cambio de modelo económico.  Al implementarse las acciones concretas sugeridas en este artículo, disminuyen las oportunidades de corrupción que actualmente agobian las instituciones.  Esta es la gran oportunidad para evitar el colapso total desestabilizante aupado por la derecha con fines electorales y golpistas.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6553 veces.



Jairo Larotta

Ingeniero Civil UCV 1970, Magister Scientiarum Ingeniería Sismo Resistente IMME-UCV 1976, postgrado en UNAM Mexico, UC Berkeley (1974-77). Amplia experiencia en dirección, gerencia en empresas de ingeniería en el área petrolera e industrial. Consultor y asesor de 11 empresas privadas y asesor de Ministerio de la Vivienda y Ministerio del Ambiente (1988-2014), patólogo de estructuras (2005-actual). Construcción de edificios residenciales, centros comerciales, estaciones de metro, naves industriales (1979-86). Secretario Ejecutivo de FUNVISIS (1975-79). Once publicaciones científicas en congresos nacionales y mundiales sobre ingeniería sísmica (1972-77). Más de 120 artículos en Venezuela y exterior sobre monetarismo y macroeconomía (2003-actual). Orador en conferencias, foros, entrevistas por radio y TV sobre macroeconomía geoestratégica, creador del bolivar oro divisa y criptodivisa oficial asociada para venta de hidrocarburos, productos no petroleros, compra de bienes y servicios foráneos (2005-actual). Libros publicados: coautor de "Cien años de compañía", Editorial Don Bosco, Caracas 2006; autor de "El síndrome de la piñata en la idiosincrasia del venezolano", Editorial Dictus Publishing, Saarbüken, Deutschland (2014) ISBN- 978-3-8473-8853-1

 jairolarottas@gmail.com

Visite el perfil de Jairo Larotta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas