Apoyo internacional a la revolución

¿Quién dijo miedo?: El Silbón de Chávez anda suelto

El cuartel de la Montaña cobra vida, una reunión del presidente (E) Nicolás Maduro y los cancilleres de Venezuela y Uruguay, le quitan al recinto el velo sepulcral y lo convierten en lugar para el dialogo de la agenda internacional

La República Bolivariana de Venezuela ratificó la propuesta de ampliar los mecanismos de integración, intercambio y complementariedad económica entre los países que, de manera conjunta conforman la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba-TCP) y el Mercado Común del Sur (Mercosur). Así que no podemos complacer al canciller Carlos Castañeda, de México, quien hace unos días, en una reunión en la OEA, solicita “mandar al diablo al Alba”.

La noticia la dio este domingo el presidente encargado, Nicolás Maduro en compañía del Canciller de la República, Elías Jagua Milano y el canciller del Uruguay, Luis Almagro, quien entregó este domingo formalmente la carta de solicitud de adhesión de su país al Sistema Unitario de Compensación Regional de Pagos (Sucre), un mecanismo para el desembolso de las operaciones comerciales entre Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.

El Sucre es el nombre de la unidad de cuenta común que, en noviembre de 2008, acordaron adoptar los presidentes y representantes gubernamentales de los países miembros de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA).

El canciller uruguayo también rindió tributo al Comandante Hugo Chávez en El Cuartel de la Montaña, en donde se realizó una reunión de trabajo.

Que bueno sería, en mi humilde opinión, que esas instalaciones sirvan para reuniones venideras e incluso para las del Gabinete ministerial. Sería un acto de comunión con Chávez, pero sobre todo, dejaría de ser un mausoleo frío e inerte, para ser un lugar de trabajo permanente e incluso con agenda, incluyendo las culturales.

Política exterior madurita

Para nadie ya es un secreto el trabajo realizado por el presidente Hugo Chávez Frías en relación a la política exterior, quien marcó el rumbo de la Revolución bolivariana, la cual se izó a nivel continental, con objetivos precisados y en función de crear ese Bloque del Sur, bajo su inquebrantable ideal bolivariano, que con arduo trabajo y sin descanso, en todos estos años forjó las bases para establecer un nuevo modelo político, social y económico, continental y mundial, bajo la premisa del Socialismo del Siglo XXI. Un plan de agenda internacional exitoso, que bien conoce y desplegó en la acción Nicolás Maduro, como canciller.

De manera, que no es casual la estampida de apoyo internacional que recibió el presidente Hugo Chávez durante su funeral, con la asistencia de gobiernos de más de 50 países y tantas organizaciones extranjeras y movimientos social, grupos culturales. Es una señal de apoyo y reconocimiento a su estrategia y genialidad política en el plano internacional.

Creo que todo comienza con la Cumbre Opep en el año 2000, cuando Chávez, intrépidamente evita el colapso de esa organización y convoca una Cumbre petrolera en Caracas. Logra aglutinar a los socios naturales de esa organización (principales países productores), para fortalecer a esa importante instancia y evitar su desaparición, lo que aupaban en ese momento los países potencia. La Opep, que fue creada, fundada por el gobierno venezolano, por la idea del experto petrolero Juan Pablo Pérez Alfonso. De forma que la nueva Opep renació desde ese gran evento.

Así el presidente Chávez, el más injuriado en la historia política reciente, el teniente coronel, hecho mandatario constitucional, logra medidas económicas, energéticas tan favorables que en poco tiempo se equilibran los precios del barril de petróleo. Se establece una banda de precios, razonable, entre otras estrategias. Luego en diciembre de 2002 se provoca el paro petrolero, tras una lucha encarnizada por el control de la empresa y del gobierno, con las consecuencias terribles contra el Tesoro de la Nación, contra todo el pueblo y sobre todo para derrocar nuevamente a Hugo Chávez, quien comando esta batalla en todos sus ámbitos. Ese paro petrolero, inolvidable de 2002-2003, que se revirtió a su favor y el gobierno nacional pudo asumir el control total de la industria, una empresa que los entendidos de la época decían era “un Estado dentro del Estado”.

Así nació la nueva Pdvsa, al calor de la lucha, con Chávez al mando. Allí comienza la verdadera historia de esta revolución bolivariana y sus 14 años de vida.

No podemos olvidar que en 1998 el precio del barril llegó a siete dólares- durante el gobierno del ex presidente Rafael Caldera. No podemos olvidar que Chávez recibió un país en quiebra, cuando él mismo dijo, al inició de su gobierno “que no tenían dinero ni para pagar a los empleados públicos”. Esa es una realidad inobjetable.

Posteriormente, y a pesar de la férrea guerra contra Chávez, (la que confrontó en todos sus años de mandato) el gobierno de EEUU y sus aliados, con opositores radicales, dentro y fuera del país, y un contrincante nada menos que de la talla del ex presidente norteamericano, George Busch, aun así, Chávez no dejó de trazar el camino para la libertad, la independencia y la soberanía de su pueblo. Pero en su plan también trazó un caminito hacía el exterior, hacía el Sur, El Caribe y Centroamérica. Un caminito que con el tiempo se extendió a otras naciones de África, Asia, Europa, es decir, a los cinco continentes. Sin temor alguno Chávez levantó su voz aguerrida contra el imperio norteamericano y contra todos los imperios. “Patria socialista”, se convirtió en uno de los cinco objetivos principales del plan de gobierno de la nación.

En la OEA, la ONU, y en cualquier otro escenario retó a los líderes más poderosos del mundo…

“Aquí huele azufre…aquí estuvo el diablo…”. Eso fue más que una frase una actitud de valor inconmensurable. Y lo hizo sólo, siempre sin miedo. Chávez se descubrió, se hizo escuchar ante el mundo como la voz de los pueblos invisibles.

Vamos a recordar algunas reflexiones recientes, memorables:

…“Aquí se nos acusa que violamos los derechos humanos- decía Chávez- que perseguimos a la gente, lo cual es absolutamente falso, y ahí está el reconocimiento que nos ha dado el mundo, los países del mundo, la gran mayoría, aprobando por una mayoría abrumadora el ingreso de nuestro país al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en marzo de 2013, (período 2013 al 2015). …Vamos a darle un aplauso a Venezuela, y a nuestros amigos del mundo, a los países del mundo. También ingresó Brasil, Argentina. Sacamos más votos que Estados Unidos”.

…“Esto desmonta totalmente, decía Chávez, como han sido desmontadas casi todas las matrices opositoras, con nuestro retiro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos: “Venezuela va a quedar aislada del mundo y nuestros ciudadanos indefensos. Y aquí va a seguir este Gobierno, este réeeegimen violando los derechos humanos a diestra y siniestra…”.

Y ahí está la verdad, pocas semanas después, el mundo aprueba de manera arrolladora el ingreso de Venezuela al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas... Como la ONU, también a través de la FAO, se le ha hecho un reconocimiento a Venezuela. Un reconocimiento de las Naciones Unidas por erradicar la pobreza extrema y el hambre antes de cumplir las metas establecidas en el Plan del Milenio. “¡Felicitaciones a nuestra amada Venezuela! ¡Viva Venezuela!”, concluía Chávez.

Era post Chávez: Respaldo del Sur, China y Rusia

A quienes les da gusto referir “la era post Chávez” en forma despectiva, vale decirles que ya comienza a vislumbrase. Se ratifica con Nicolás Maduro y su equipo de gobierno. Se reitera que la estrategia de la revolución bolivariana, desde su concepción, fue y sigue siendo continental. Mantener esa vertiente será el reto.

Por eso me alegra las noticias de este domingo 24 de marzo. Escuché a Nicolás Maduro informar- en medio de un acto de campaña electoral en Lara- “que el 28 de junio, Venezuela asume la presidencia del Mercosur”. ¡Y qué mejor apoyo a esta revolución!, que a pesar de la congoja por la muerte del máximo líder, pena que aun ruge pero que hace pausa, valiente, para tomar las calles y acompañar a Nicolás, para resguardar los logros de la revolución.

Y otra noticia que nos da el presidente Maduro es que ha recibido una carta de la Federación de Rusia, del Primer Ministro de esa nación, Vladimir Puttin, quien le invita para el próximo 2 de julio a Moscu, a la Cumbre de Países Productores y Exportadores de Gas.

Tenemos que celebrar estas noticias con animosidad. Es una muestra del apoyo de gobiernos y pueblos hermanos del mundo al gobierno bolivariano, para mantener vigente el legado de Hugo Chávez y el fulgor de esta revolución, bolivariana, chavista, pero también hemisférica y extra continental.

Que la revolución bolivariana perdure con grandeza va a depender del liderazgo recto y correcto, del fervor del pueblo, del contento de la FAB, pero más aún, del apoyo internacional.

De manera que el compromiso para los comicios del próximo 14 de abril y elegir a Nicolás Maduro como Presidente constitucional, es un compromiso ineludible. No es una elección electoral más, es como decía Hugo Chávez “nos estamos jugando la patria”… “y la patria es hombre”, como decía Alí Primera.

Así que la mesa está servida Nicolás. Sin ánimo de triunfalismo, todo apunta a tu victoria. Poco a poco has ido desnudando al Nicolás líder, al Nicolás revolucionario, espontáneo, sin tensión, quien viene demostrando que sí puede conectarse con las mayorías y con sello propio. Sólo recomendaría mucha cautela, cuidar la salud es un deber, pero sobre todo, cuidar la integridad física. En los viajes al extranjero la seguridad debe ser extrema, la tecnología del imperio es insospechable.

Todos sabemos que no es nada fácil estar en tus zapatos Nicolás y también sabemos que raramente Hugo Chávez Frías se equivocaba en sus planes, estrategias. Tu designación debe haber sido quizás un cúmulo de cavilaciones en la mente de ese gran hombre, quien casi siempre estuvo en una encrucijada. Quizás estuvo sopesando entre balanza de la patria y la balanza de la Patria Grande. Y en esa cavilación, no había otro. Y eras y eres tú Nicolás.

El silbón de Chávez y la abuela

En una intervención del presidente Hugo Chávez, en la República del Uruguay, el 30 de marzo de 2011, en la Facultad de Medicina de la Universidad de la República, Chávez hizo mención al Plan Balboa (intento de complot de invasión a la República Bolivariana de Venezuela de parte de la OTAN, Organización del Tratado del Atlántico Norte).

En esta referencia él señalaba que permanentemente “éramos observados por satélites, aviones invisibles, etc, a través de esa tecnología al servicio de los Imperios”…pero en esa alocución además Chávez hace además referencia al cuento, la leyenda del Silbón:

…“Mi abuela me decía, una leyenda de los llanos…se habla de un Silbón, quien era muy alto, media como tres metros, que arremetía en la Sábana, por las noches, sobre todo en invierno, contra los caminantes…y anda silbando en la noche, sólo, en la oscuridad, es un espanto pues…Y mi abuela me decía, cuando ya era adolescente y yo salía por las noches a ver a una novia o a estudiar matemáticas, biología… me decía..Mira Huguito, si le llega a salir el Silbón no salga corriendo porque él tiene las piernas muy largas y anda con una vara y les va a dar… En el pueblo había un señor jorobado, que en su tiempo de joven era muy parrandero y le salio el Silbón le dio y decían que por eso tenía la joroba…

…Pero ella (la abuela) decía algo que nunca se me olvidará, que ahora no lo asocio con el Silbón sino con el imperialismo…La única manera-decía la abuela- que el Silbón se detenga y salga corriendo y usted lo enfrente, es decirle… “Silbón no te tengo miedo… y llame a los perros……Hay que decir ahora…Imperio aquí estamos nosotros los pueblos, no te tenemos miedo…no te tengo miedo y te denuncio ante el mundo… y hacerle evidente en todo su horror y no hay que llamar a los perros…los perros son los pueblos despiertos, aguerridos, defendiendo su libertad, su soberanía…”

Con esta remembranza, tan folklórica y hasta pueril…Hugo Chávez aplicó una dosis, una conciencia de valentía-leyenda que incluso refirió en alguna oportunidad al presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad - cuando éste le preguntó ¿cómo había mantenido a raya al Imperio?…Entonces Chávez aludió al Silbón, un relato que en esencia sí le había inspirado una firme actitud ante el temor. Un cuento de pueblo que convirtió en coraje y estandarte, y con esa creencia siempre dijo campante … “Imperio no te tengo miedo”.

El apoyo de países de Latinoamérica y el Caribe en estos días, en este caso de Europa, Rusia, así como China, es un voto de confianza al gobierno encargado.

¡Adelante Nicolás, adelante Elías, adelante Diosdado, adelante equipo…y hagan como Chávez… dado el momento, recuerden el cuento de El Silbón.

!Chávez no descansa…Vive pleno!.



Periodista

Yumar81@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1490 veces.



Judith León

Periodista e internacionalista.

 Leonjudith@gmail.com

Visite el perfil de Judith León para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a162110.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO