Chávez no morirá jamás

Qué difícil circunstancia atraviesa nuestro comandante presidente Hugo Chávez Frías, pero contradictoriamente que tremenda lección nos sigue dando. Su difícil situación de salud nos convida a reflexionar desde una perspectiva distinta y a comprender que cada victoria desde el balcón del pueblo fue una hazaña, una campaña admirable.

Y aunque por igual es difícil expresar alguna opinión ponderada sobre lo que acontece en torno al problema de salud del presidente Chávez, que sabemos enfrenta riesgos no deseados, confiamos en Dios, tanto los cristianos como los de cualquier otra creencia porque como reza el dicho “la fe mueve montañas” y no dejaremos de pedir para que Chávez tenga vida plena.

Como es lógico estamos tristes y preocupados pero a la vez gratificados al ver tantos pueblos hermanados orando por su salud. Es cuando comprobamos la trascendencia de su trabajo. Se antepone el sentimiento de hermandad y admiración por éste gran hombre, pero igual se hace necesario, ahora más que nunca, analizar el contexto en que se desarrollan estos nuevos acontecimientos en torno a tal circunstancia y sus consecuencias.

Ahora, casi materia obligada, las baterías de los medios opositores se enfilan, entre otros, contra Diosdado y Nicolás Maduro, de éste último, a quien algunos dicen es “el ungido”, otros “el sindicalista”, otros “el obrero”, etc. Se repiten descalificativos a granel, tal y como lo hicieron con Hugo Chávez en sus inicios hasta que el apodo “el arañero de Sabaneta” sacó del camino muchos de aquellos epítetos en su contra. Más humor imposible.

Mientras millones estamos a la espera de la evolución del tratamiento recién post operatorio del Presidente, aun cuando sabemos es de pronostico delicado, la oposición política, a través de sus medios de comunicación, atizan sin pausa a la opinión pública, para ceñir una matriz a su medida.

Se ha convertido en una abierta campaña la interpretación de la Constitución Bolivariana en torno a la toma de posesión presidencial. Muchos dan sentencia previa. “Si el presidente Chávez no se aparece el 10 de enero próximo en la Asamblea Nacional-según opinadores de oficio-se decreta la falta absoluta”. Es decir que están loquitos por repetir unas elecciones presidenciales, aun cuando saben que no las ganarían.

Es obvio y notorio las desventajas que presenta la oposición política-que ha quedado en la lona, tanto en las elecciones presidenciales como de gobernación. De manera que en corto tiempo de campaña veo difícil una victoria a lo que ha sido la aplanadora del Psuv a la oposición falaz, que se camuflajea en la supuesta unidad (MUD) y que incluso en sus mismas filas algunos claman por “una dirección política” porque esa congregación, (MUD) parece que no tiene pie ni cabeza. Es decir, tal como van no llegan a ningún lado.

Lo más penoso es que el presidente Hugo Chávez, antes de partir a Cuba, en cadena nacional, habló clarito, instando al cumplimiento de de la Constitución tras una eventual falta sobrevenida, si fuera el caso, en donde se aplicará lo que la Carta Magna sentencie. Y en caso de unas elecciones nuevas dijo “elijan a Nicolás Maduro”, como candidato del Psuv. Más claro ni el agua.

De manera que la saturación del tema por parte de Globovisión no es más ni menos que una campaña ridícula, para confundir a la población. Quizás por eso es que le aplican sanciones, por politiqueros agitadores.

Y este agite se extiende a CNN en español. Este 1 de enero de 2013 la presentadora Patricia Janiot entrevistó a Heinz Dieterich, según creador del concepto de “Socialismo del siglo XXI” (que Globovisión retransmite en su programación). Las respuestas del analista no fueron del todo complacientes.

Reconoce Dieterich que mantiene distancia con el gobierno bolivariano desde hace algún tiempo, por diferencia y no ha hablado con el presidente Chávez. No obstante a sus diversos y opuestos argumentos, expuestos muchas veces, en esta entrevista mantiene la mesura ante una Janiot incisiva, quien replica la matriz referida. Quiere su opinión sobre la supuesta violación a la Constitución sino se produce la presentación física de Hugo Chávez en la AN este 10 de enero.



Para sorpresa de Janiot, el sociólogo alemán resaltó su consideración amistosa con Chávez, a quien da su valoración de liderazgo y expuso opinión favorable a la escogencia de Nícolas Maduro como posible candidato presidencial de no poder Chávez seguir el mandato.

Destacó en Maduro algunas cualidades que a su juicio lo califican positivamente ante cualquier otro contendor del lado opositor, refirió “Maduro le gana a Capriles”.

Es decir, que ya en el ámbito internacional arenga elecciones presidenciales nuevamente y en ese contexto señalan al candidato perdedor como el aspirante a las presidenciales. Me gustaría saber qué dicen los eminentes miembros de la MUD.

En otra declaración, Heinz Dieterich dice: “el presidente venezolano escogió al vicepresidente Nicolás Maduro como su heredero político porque confía que es “el delfín que con mayor fidelidad tratará de continuar el proyecto político creado, es popular con la gente, y puede ganar las elecciones contra Capriles”.



También este primer día del año 2013 Globovisión incluye la opinión del cardenal Jorge Urosa Savino quien sobre la toma de posesión presidencial dijo: “Ahí se sabrá (el 10-E), si es que no se sabe antes, como ha evolucionado la salud del Presidente. Se sabrá a qué atenernos todos”.

En esa simple expresión hay una carga de opinión política implícita, que sin querer queriendo también pone su granito de arena a la matriz de opinión desestabilizadora, que es hacer alharaca sobre el 10 de enero en la AN, aun cuando autoridades competentes también han dado clara información sobre lo que explica por si misma la Constitución Bolivariana. En caso de no presentarse el presidente Chávez en el Hemiciclo este 10 de enero, se puede extender la fecha o finalmente es el Tribunal Supremo de Justicia el que asume la decisión sobre lo que procede.

De manera que a escasos días al 10 de enero, la provocación, en especial de Globovisión, Internet y sus aliados, medios impresos, otros, sin descartar la belicosidad de la CNN en español, sobre el abordaje de este tema, la salud de Chávez y la apertura del nuevo período presidencial en el país, será la tela informativa que cortar en estos días, aun cuando sabemos es materia de interés mundial, dado el liderazgo continental del presidente Hugo Chávez.

Por lo anterior, se que adelantarnos a los acontecimientos es como descortés, imprudente, pero a la vez necesaria la reflexión y el análisis oportuno. La circunstancia que vive el presidente Chávez, necesita además de la fe en su recuperación, también la valentía de asumir la realidad, sea cual fuere.

Y es que el Presidente nos dio una gran lección antes de partir a Cuba, con pundonor. En cadena nacional habló claro a su pueblo y dijo la condición en que se encontraba, incluso comentó que ya tenía dolores de “cierta importancia”. Sobrepuso su cuerpo cansado y valiente, para hablar nuevamente sobre su situación. El triunfo le fue dado el 7 de octubre del 2012 y en diciembre de este mismo año obtuvo las 20 gobernaciones, ganadas por los hombres y mujeres en quienes ha confiado. Es una victoria política tan grande que quizás en medio de la pena perdemos de vista tal victoria.

Por eso y mucho más Hugo Chávez Frías trasciende desde ya el proyecto bolivariano que algún día soñó e hizo realidad. Construir un modelo socialista contra todas las fuerzas que se le han opuesto, ha sido una tarea encomiable. Para su honra y alegría ha legado y en especial a los jóvenes que lo siguen no sólo un pensamiento, los sueños de un Quijote, sino ha dado vida a una acción liberadora sin igual. Las Misiones no son utopia. Ojala y lo entiendan todos los mandatarios regionales a quienes les dio su respaldo, porque la tarea de la transformación y la clamada “eficiencia y trabajo” comenzó ya. También a todos aquellos que se han beneficiado de esta revolución y han tenido un despliegue de oportunidades, sobre todo los más pobres, una asistencia social nunca antes vista en el mundo. Ser agradecidos no basta con decir “gracias Sr. Presidente”, cada quien debe valorar lo que se a puesto en sus manos y defenderlo.

Por ello y más, Hugo Chávez Frías no morirá jamás. Su misión cumplida en estos catorce años de gobierno lo trasciende, ahora va más allá de las circunstancias, como las del 4F en 1992, el 11, 12 y 13 de abril con el Golpe de Estado, con la letanía del Paro Petrolero, iniciado en diciembre de 2002, que desangró el país y muchas otras confrontaciones.

Hemos vivido con Chávez tantos acontecimientos buenos y malos, en donde él ha sido el protagonista principal que ahora esta coyuntura nos convida a la esperanza, a la fe de verle ganar otra batalla.

Chávez ha sufrido pero también ha sido gratificado en todos sus combates. Esta no será la excepción, sea cual sea la trastada que ahora le toca, porque el legado de Hugo Chávez no termina, seguirá por siempre.

La acción de Chávez está enraizada en un ideal invaluable, que despertó en millones de venezolanos los deseos de hacer patria, de estudiar, de montar una empresa, de trabajar para su comunidad, de ser solidarios, de disfrutar del conocimiento, la vida, de disfrutar y amar la cultura y nuestra tierra y sobre todo, de hacerse parte de la política, de la gestión social y pública, de conocer el petróleo, el negocio, la importancia de la tierra y sembrar, de la importancia de la tecnología, de la salud, la educación, leyes de protección a la mujer, a los niños, a los discapacitados, a los indígenas, tantas cosas liberadoras. Ha sido un trabajo sin descanso, sin parar, de convencimiento pleno, de liberar conciencias, de enseñar a enaltecer la importancia de la soberanía de los pueblos, de estar dispuestos a luchar contra la opresión e injusticia. Así que Chávez puede estar tranquilo porque su misión, hasta ahora, ha sido valorada grandemente.

Son grandiosos y aleccionadores los discursos que precedieron a la acción revolucionaria que plena el corazón y la mente de Chávez, quien ha enaltecido valores de solidaridad en cualquier rincón del planeta sin remilgos, como nunca antes lo haría otro mandatario. Ha concientizado a millones de venezolanos sobre la necesidad de tener un mundo más igualitario y humano.

Los hombres como Chávez no mueren jamás. No quedan sólo referidos en los libros de historia y en la jerga popular, sino que se insertan en el entendimiento y en la acción. Ese es el gran logro. Haber sembrado el deseo de aprender a valorarnos desde lo individual hasta lo colectivo. Yo no se que precepto maneja el señor Dietrich, pero seguramente estará de acuerdo en que Hugo Chávez es un gran líder, único e irremplazable.

Con esta reflexión, también creo necesario que estemos atentos a los acontecimientos por venir, que nos obligan a ser cuidadosos, mesurados, a no caer en provocaciones.

Cumplir el mandato de Chávez antes de su viaje a Cuba es una tarea obligada, a quien nadie le pudo ganar una elección presidencial ni superar su verbo incandescente, cargado de valentía, amor a la historia patria y jocosidad infinita. Su amor a los pobres se percibe tan real como su condición de hombre surgido del pueblo llanero, basta ver sus abrazos a los niños y ancianos para entenderlo. Todos sabemos que nunca antes los pobres de este país tuvieron tantas oportunidades de mejor vida que las obtenidas con Chávez. Pero como la perversa mediática y locos desatados no descansan ahora toca respaldar y cuidar más que nunca a quienes lideran, a Nicolás Maduro, a quien conocí parcialmente en sus tareas cuando era diputado, presidente de la Comisión de Desarrollo Social en la AN y grato es saber que de aquel joven sencillo, risueño, equilibrado y cordial del 2001, quien animaba desde ya su aliento revolucionario, supo valorar en gran medida la oportunidad que le dio el presidente Chávez, al hacerse en estos años un político cultivado. Mucho ha aprendido y se ha fogueado este hombre, que no es por casualidad que Chávez lo compromete a tal reto, (si fuera necesario), que sería conducir los destinos de la patria y continuar fielmente el proceso de la revolución bolivariana, del socialismo humanista.

Esta prueba de fuego no la cruzará sólo Nicolás, por cuanto hay un gran pueblo que lo acompañará seguramente. Otra estrategia sería ir contracorriente y no hay mejor apostador en política que Hugo Chávez, que está invicto en contiendas electorales y clarito en el proyecto político desarrollado. Para quien lo duda, que escuche, por decir algo, su discurso del año 1992 en la Habana, Cuba, con Fidel Castro, cuando aun ni pensaba ser Presidente. Entonces su proyecto político era tan coherente y actual que, en mi opinión, ese día nacía el gran estratega que hoy es Hugo Chávez Frías. No menos contundente han sido sus discursos en la ONU, cuando alzaba la voz en pro de los pueblos pobres de Latinoamérica y contra el imperialismo como forma de vida que aniquila el planeta. Ese Hugo Chávez, que ahora es convaleciente de un perverso cáncer ha hecho historia grande, historia para construir el futuro.

Así que en mi humilde opinión, el reto por venir no será sólo avanzar en la revolución en estos próximos seis años sino que además hay que preservar lo bueno, y corregir lo malo de esta revolución, que es chavista-bolivariana, la cual no se debe dormir jamás. La ruta está trazada. El Sur también existe. Ahora muchos pueblos dan acompañamiento a este ideal bolivariano.

Por eso creo que el Chavismo nunca estará sin Chávez porque él hizo heredad de un pensamiento liberador, inspirado en las ideas de Bolívar, Martí, Zamora y tantos otros, que a muchos les cuesta creer esta hazaña. Trazar un modelo socialista, en democracia, en uno de los principales países petroleros, que se ubica en el continente donde se encuentra una de las potencias más imponentes e invasivas del mundo. Una epopeya hecha realidad.

La verdad inocultable es que a catorce años de la revolución bolivariana Chávez partió la historia contemporánea en dos; antes y después de Chávez y eso no se borra de una palmotada.

Ese es el reto, mantener el cauce revolucionario para mejor, para beneficiar a todos. Ese es el compromiso con que Hugo Chávez asumiría los siguientes seis años, gobernar con la mayor “eficiencia”, así lo dijo.

En medio de esta realidad, nos toca esperar con fe y paciencia y no asaltarnos con falsas noticias. La Biblia califica de “inexpertos o incluso tontos a quienes creen todo los que les dicen” (Proverbios; 14: 15,18). Nos aconseja “mantener los ojos abiertos para que nadie nos engañe (Mateo 16:6) y Pablo, en su carta a los cristianos de Roma advirtió “asegúrense de todas las cosas” (1 Tesalonicenses 5:21).

Pero hay una verdad a leguas…Hugo Chávez no morirá porque está vivo en el corazón de todos los venezolanos que le quieren y en el de miles de extranjeros que de muchas partes del mundo comparten su ideología, su credo, que admiran su lucha. Así que por dura que sea esta realidad que ahora enfrentamos con Chávez, es cuando más apreciamos su obra inmortal, la de su aporte al pensamiento libertador bolivariano.

¡Que viva Chávez por siempre carajo!.

Judith León
Periodista
Yumar81@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2519 veces.



Judith León

Periodista e internacionalista.

 Leonjudith@gmail.com

Visite el perfil de Judith León para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a156851.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO