Entrevista (imaginaria) con Alí Primera en sus 71 años de vida revolucionaria

Alí Primera está desde esta mañana en Cumaná. Al enterarnos lo buscamos. Nos dijeron que estaba en El Mercadito, y allí no lo encontramos. Luego que tendría una reunión con sectores políticos, culturales y frentes sociales de la Revolución Bolivariana. Lo cierto fue que lo encontramos en El Guapo a punto de dos de la tarde. Allí estaba el cantor del pueblo sentado en un mimbre, rodeado de amigos y conocidos a la sombra de en una enramada a la orilla del mar. Lo que vimos cuando llegamos fue un alboroto de gente que corría al sitio. Alguien gritaba que había taparero. Otra voz aclaraba que no pasaba nada, que ahí estaba Alí Primera.

El cantor de la patria buena, como le llamamos, está en Cumaná con un grupo de cantores nacionales e internacionales de la canción necesaria, para participar en un concierto en el sector de El Monumento, que continúan llamando Festival Latinoamericano de la Canción Bolivariana. Recorren el país. Ayer se presentaron en Puerto La Cruz y de aquí siguen para Margarita.

No hubo formalidad para esta conversación. Entre cuentos, canciones y chistes surgieron las preguntas y respuestas. Alí bromea, juega con unos niños que se le acercan y levanta su mirada hacia la otra costa y dice: Allá está Manicuare. Pregunta por el poeta Cruz Salmerón Acosta y reflexiona sobre el azul infinito que está a su frente. Exclama de memoria: “Azul que del azul del cielo emana, / y azul de este gran mar que me consuela, /Mientras diviso en él la ilusión vana/ De la visión del ala de una vela”.

Este Salmerón, dice, fue un poeta vergatario. No hay que olvidarlo.

El sol arrecia y los vendedores de coctelitos no dejan de ofrecer sus vasitos preparados con mariscos. Alí bromea con uno de ellos y le pregunta si tiene “rompe colchón”, mientras sigue llegando gente y el charrasqueo del cuatro se hace más intenso y contagioso. Alí no deja de conversar. Pregunta por María Rodríguez, el Diablo de Cumaná y por José Julián Villafranca. Recuerda a Luis Mariano, Pedro Hernández, Jesús Ávila y a Francisco Mata. “Eso es puro folclore. La esencia del canto y la música oriental”, apunta.

Entramos en el tema y le decimos que sus canciones se pusieron a valer con Chávez. ¿Es así?

-Claro compa. Me siento muy contento de la política cultural del gobierno Bolivariano. Puedes encontrar fallas o lo que quieras. Puedes estar inconforme por algunas cositas pero hay una diferencia abismal con lo que se hacía en la cuarta república. Tu sabes muy bien como nos trataban a los creadores y cultores. Mejor dicho, no éramos tomados en cuenta. Ni por el carajo ponían mis canciones por radio. De la televisión ni hablar. Fíjate la intensa actividad editorial de “El perro y la rana”, democratizando la lectura. Es positivo lo del Cendis, la Casa de la Diversidad, la atención a los creadores y cultores, la Villa del Cine. Estamos dando buenos pasos, camarada. Calzadilla, Benito y toda esa gente lo están haciendo bien y lo pueden hacer mejor si los gobiernos regionales y locales se integran con entusiasmo.

Alí, tú has sido un defensor de la solidaridad y de la integración de los pueblos. ¿Cuánto hemos avanzado?

Levanta su mirada hacia el azul y me dice: Mire camarada, gracias a la Revolución Bolivariana hoy somos un país que es referencia de cambios verdaderos, inclusión social y dignidad. Ese fue siempre nuestro sueño y lo estamos logrando. Los oligarcas y vendepatria se arrechan con Chávez y dicen muchas mentiras y pendejadas. Allá ellos, Nuestro deber es cumplir con Bolívar y lo estamos haciendo. En toda esta América mestiza estamos dando pasos inimaginables. Bolivia con Evo, Ecuador con Correa, Nicaragua con Daniel y el FSLN, y de Cuba, ¿qué más podemos decir y pedirle a Cuba? Cuba es Fidel, el Che, Raúl, Camilo, Almeida y un pueblo heroico y firme a 90 millas de su agresor.

¿Hasta cuándo ese bloqueo, Alí?

-Bueno, esa burocracia llamada ONU está pintada en la pared. Todos los años la votación a favor de levantarlo gana de calle pero Estados Unidos encabeza desde allí una posición criminal, absurda, extemporánea e ilegal. Verdad que lo de Cuba es un derroche de coraje y dignidad. Claro, tienen un liderazgo y una moral irreductibles, y un pueblo que no se doblega ni se doblegará.

Alí, el Presidente Chávez acaba de ganar por cuarta vez la presidencia y en una reciente intervención en el Consejo de Ministros exige eficiencia al máximo para no truncar el sueño y esperanza del pueblo venezolano. ¿Qué dices de eso?

El cantor del pueblo sigue con su mirada una manada de alcatraces que cruzan a su frente y riposta: Mire compatriota, nuestro pueblo ha demostrado que a la hora de la chiquita es arrecho. No olvidemos el golpe de estado del 2002 y a la jauría de fascistas. No olvidemos el criminal paro petrolero. Ellos siguen al acecho como fieras. Esta burguesía es peligrosa porque está enferma y es rabiosa. Menos mal que el pueblo, como siempre lo digo es sabio y paciente, y hay que espantar el perro antes que se eche la meada.

Juega con conchas y escurre la tierra en sus manos para continuar:

-Chávez se ha entregado en cuerpo y alma para echar adelante este proceso. El tiene razón en calentarse y formar peo, porque sabe muy bien que está en Miraflores por un pueblo que se la juega y está dispuesto a ir con él a donde sea. Esta Revolución hay que limpiarla, profundizarla y enraizarla y para que ello se cumpla Chávez tiene que ser exigente. Aquí no hay término medio, corren o se encaraman. De allí su insistencia en fortalecer el poder popular que no se logra de un día para otro. Para eso se necesita mucha formación político-ideológica y organización, para que no vengan unos patiquines de la burguesía a echar vaina cuando quieran. Para construir ese poder popular y las comunas hay que echarle de bolas. Que nadie venga a caernos a coba y menos a Hugo. Por eso es que tu ves que se calienta y con razón.

Entonces Alí, ¿Vamos bien?

Se le esponja el pecho y afirma: Si oímos y le paramos a Chávez, no nos jode nadie. A veces pienso que muchos de nuestros revolucionarios no se han dado cuenta que los ojos del mundo están sobre nosotros y los del imperio más. Que somos un ejemplo de Revolución genuina y podemos mejorarla cada día. Aquí hay inclusión con políticas sociales efectivas. Fíjate camarada, a nosotros que nos dieron más carajazos que a pocillo de loco en la cuarta, por fin tenemos la oportunidad de construir lo que queríamos. Esta Revolución Bolivariana hay que cuidarla como un bebé. Te digo que aquel 4 de febrero del 92 cuando yo vi por la televisión al Comandante, los pelos se me pararon y un poco de vainas emotivas me hicieron sentir feliz. Allí me di cuenta que venían tiempos de lucha y de victoria.

Alí, muy emotivo, continúa: te repito, aquí hay un líder que no se consigue todos los días y gracias a él ya no hay persecución de revolucionarios, no hay presos, desaparecidos ni asesinatos por motivos políticos. Yo con mis 71 años me siento como un carajito para seguir luchando junto a Chávez, eso sí, con la unidad por delante.

Ya nos vamos. Mientras nuestro cantor se sacude los pantalones y se acomoda el afro, ya más grisáceo, nos dice que se quedó esperando al Morochito Fuentes. Que le echó el carro. Dice bromeando: A lo mejor le pasó lo de Juan Jiménez que como dice Hernán Marín en la canción: “ se quedó con otra mujer que tiene”.

revolcones76@yahoo.com.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2941 veces.



Juan Azócar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Azócar

Juan Azócar

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a153382.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO