Cultura y la transferencia de bienes, poder y competencias al pueblo creador

La revolución bolivariana nos ha invitado a ser testigos y protagonistas de acontecimientos que chocan contra la ignorancia de la oposición. Una oposición cuya agenda diaria contiene las siguientes interrogantes: ¿qué me corresponde negar hoy, ignorar, desacreditar, desconocer, despotricar, vilipendiar, humillar? Es este el contenido de su breviario diario, visible por cierto en los medios de comunicación.

Empero, nuestra Patria ha entrado en un punto de no retorno, motivo de honda preocupación y molestia –por no decir odio- para los sectores de la burguesía nacional, esos que se asieron del erario público nacional y que permitieron que otros actores consortes del neoliberalismo, desde el extranjero, hicieran lo propio.

El Socialismo del siglo XXI de manera tortuosa ha venido construyendo, bajo los postulados Bolivarianos, Robinsonianos y Zamoranos, el camino de una Patria nueva, la que soñó el Libertador Simón Bolívar, quien en suma se planteaba la soberanía plena de los pueblos, su autodeterminación y su libertad en los distintos planos de la vida de la Nación.

Sin embargo, muy a pesar de la decadencia del Capitalismo global -nido de las naciones imperiales que otrora fueron nuestros principales enemigos en la gesta libertaria, bajo el rótulo del pensamiento único al estilo Francis Fukuyama- junto a sus desbocadas tribus burguesas venezolanas, Venezuela se transforma en el oasis de América Latina al avanzar en la dignificación de su pueblo, como lo demuestra la magna inversión social que el gobierno bolivariano destina para apalancar el desarrollo.

Esta política con el devenir del tiempo ha madurado. Hemos sido testigo de ello. Seguimos siéndolo. La política cultural que adelanta el Gobierno Revolucionario no escapa de la referida política. De forma sostenida avanzamos hacia una verdadera transformación de la sociedad. Nos conducimos sistemáticamente hacia la emancipación. Las recientes transferencias de estudios de Grabación que viene adelantado el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, a través de Ministerio del Poder Popular para la Cultura a los colectivos y organizaciones del Poder Popular, constituyen una prueba real de esta voluntad, manifestada en hechos, en praxis.

Lo anterior se constituye en una experiencia de vanguardia, pues tales estudios se constituyen en la posibilidad cierta de que el Pueblo organizado participe en la gestión y promoción de un bien muy preciado en los microespacios de poder local. Aquí se hace referencia expresa al bien cultural musical, en virtud de que a partir de los referidos estudios se crearán o producirán piezas discográficas de los cultores, cultoras, artistas, agrupaciones del género musical. Se trata, en suma, de la posibilidad cierta de que el poder popular asuma sus propios procesos de creación. ¡Nada más liberador que ello¡

De esta forma, el Ministerio Poder Popular para la Cultura está encadenando procesos productivos. Dicho en otras palabras, se genera una verdadera cadena productiva, en virtud de que además de crear el CD, de forma concomitante habrá un proceso de distribución, de promoción y de comercialización que, de seguro, será a precios accesibles, lo cual es coherente con una práctica de apoyo a los emprendedores.

Por tanto, la experiencia en este sector se constituye en un espacio que el pueblo asume. Se empodera, pues. Y a la luz de la nueva Ley Orgánica para la Gestión Comunitaria de Competencias, Servicios y otras Atribuciones, se transforma en la respuesta más sincera que permite la transferencia de la gestión y administración de bienes, recursos y servicios del Poder Público Nacional de los Estados y Municipios a las organizaciones que conforman el Poder Popular.

Lo anterior ocurrió recientemente cuando el Ministerio Poder Popular para la Cultura hizo entrega a la comunidad de Caucagua, Municipio Acevedo del Estado Miranda, representada por un colectivo identificado como Fundación Cultural “Víctor Sosa”, de un estudio de Grabación, el cual fue recibido con alegría por una masiva asistencia de sus pobladores. Este acto se llevó a cabo en la recién inaugurada sala Simón Bolívar, del Complejo Cultural de Barlovento. Es por ello que decimos que la cosa es en serio en Cultura. Y que la transferencia de bienes, de poder y de competencias al pueblo en una praxis común.

Abogado. Profesor Asistente de la UBV

martinjpadrino@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1624 veces.



Martín J. Padrino


Visite el perfil de Martín Padrino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: