El chavismo no ha caído porque Chávez es un nuevo paradigma

Réplica a Margarita López Maya:

El arte de escribir significa mucho más que conocer el abecedario. Cuando en éste se vierten pasiones, opiniones y reflexiones susceptibles de tocar abruptamente, por su contenido ofensivo, el espíritu de las personas –al menos de millones de ellas- nos convoca a valernos del discurso escrito para denunciar la grosera e impertinente retórica esbozada por la profesora Margarita López Maya contra más de ocho millones de almas que votaron a favor de la reelección del Comandante Presidente Hugo Rafael Chávez Frías.



El pasado domingo 14 de enero fue publicada una entrevista realizada a la profesora López Maya bajo el título “La diosificación de Chávez busca legitimar a Maduro” en el diario de circulación nacional El Universal. Este medio le dedicó una página entera a la entrevista.



La historiadora incurrió en una serie de señalamientos a los que procedo a responder en los siguientes términos: ante la conjetura de “que el 10 de enero se pretendía dar legitimidad a un liderazgo sumamente gris y débil como puede ser el de Nicolás Maduro o el del chavismo en general”, es necesario aclararle que ese liderazgo del Vicepresidente de la República fue el mismo que acompañó al presidente Hugo Chávez en el nacimiento de la UNASUR, de la CELAC, así como de la incorporación de Venezuela al Mercosur… También es el mismo liderazgo que días pasados acompañó el ingreso de Venezuela al Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Pregunto: ¿son insignificantes estas conquistas? Diría usted que sí. Y aunque tales logros no calan para sus credenciales, sí para este pueblo que es, en fin, su principal beneficiario.



Ahora bien, su ofensa también está dirigida al pueblo chavista. Debo decirle que ha sido este pueblo el artífice de haber puesto al Comandante al frente del país con una política volcada hacia las grandes mayorías, la cual ha permitido la inclusión de millones de pobres que antes mendigaban. Los mismos que pululaban bajo los puentes de Caracas y ante los cuales usted, como muchos intelectuales, volteaban la mirada para no verlos.



Este pueblo chavista, que antes formaba parte de ese 70% de pobreza, fue el motivo para la creación de las misiones que hoy son reconocidas en todo el mundo ante los importantes resultados que han alcanzado en distintas áreas. Incluso, ha incidido positivamente en la variable “felicidad” de este pueblo. Ningún Gobierno en la historia se acerca a estos logros. Y entiendo que por su condición de historiadora usted está más clara que nadie sobre el particular. Asimismo, también sabrá usted del despertar que ha mostrado tanto el pueblo chavista como no chavista hacia el acto electoral. Esto, gracias al comandante Chávez. Como usted bien conoce el agotamiento de la democracia representativa resultante del pacto de Punto Fijo condujo a la deslegitimación progresiva del hecho electoral, plagado en el pasado de múltiples irregularidades y caracterizada por una elevada abstención que en el segundo gobierno de Rafael Caldera exhibió el 40%. Contrariamente, en las pasadas elecciones del 07 de octubre de 2012, se alcanzó una participación del 88,48% de votantes, un acontecimiento nunca visto en nuestra historia.



En cuanto a que el chavismo ha hecho de la figura del Comandante un credo religioso, debo señalar que a este pueblo no se le puede negar la decisión de depositar en el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías sus esperanzas…



Profesora López Maya, al decir que “nadie gobierna a nombre de una voluntad popular al desnudo”, tomado de Orwell en su obra 1984, debo aclararle que nada se aproxima a lo que hoy en Venezuela acontece, pues desde 1998 el gobierno revolucionario ha transitado por 14 procesos electorales de los cuales ha salido vencedor en 13. Si eso significa que existe algún rasgo de arbitrariedad usted habita en otro mundo.



Asimismo, considero que es una real ironía señalar que el “10 de enero fue un acto de la Constitución violando la Constitución”, pues debo responder que la Constitución de la República Bolivariana (CRBV), en ninguna parte señala que al Presidente electo, hoy reelecto, y además con un permiso otorgado por la Asamblea Nacional. Ergo, es errado aplicar los términos contemplados en el artículo 233 de la CRBV para aplicar la falta absoluta… Debería leer la sentencia del TSJ, órgano que dio respuesta al vacío que en esta materia presenta el artículo 231 de la CRBV. Ahora bien, me hubiera gustado que la vehemencia empleada por su persona en contra del chavismo, y la presunta defensa de la Constitución que -no me queda claro si se refiere a la de 1961- se hubiese hecho también presente ante el acto de juramentación de Pedro Carmona Estanga, “el brevísimo”.



Sobre su visión de la caída del chavismo debo decirle que la praxis ha demostrado lo contrario. Mientras el proceso revolucionario venezolano, encabezado por el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, avanza hacia un proceso de inclusión social, a partir de la reducción de las asimetrías y de una más equitativa redistribución de la riqueza, el resto del mundo capitalista se está planteando seriamente avanzar en las variables macroeconómicas con inclusión social, principal característica de la revolución bolivariana. Asimismo, debo indicar que hasta los sectores más radicales de la derecha reconocen que Chávez se ha constituido en un nuevo paradigma. En conclusión, para su pesar, no existen señales de que el chavismo desaparecerá. Profesora, cuando un pueblo ama su Patria, esta le recompensa.



(*) Abogado-Profesor

martinjpadrino@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3429 veces.



Martín Padrino*


Visite el perfil de Martín Padrino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a157691.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO