Los esperamos en la bajadita

     Si decimos que la oposición venezolana se volvió  un arroz con mango, no estamos exagerando. Si afirmamos que está loca, enferma y mal recetada, estamos dando en el clavo. Nos imaginamos  el atajaperro que ocurre en el Comando de Campaña de la Mesa de la Unidad. Para parafrasear el temita de la guarachera Celia Cruz, se trata del tremendo lio entre Borondongo, Muchilanga, Bernabé y Burundanga. Entre metidas de patas, candidatura y discursos que no cuajan por bofos. Ni siquiera nos atrevemos a compararlo con el agua que, según los químicos, es inodora, insípida e incolora. Nada más lejos de la verdad, el agua es cristalina y ese candidato ha demostrado desde aquel abril del 2002 que se sumerge en la espesura de la oscurana y en la invocación de la maldad.

     Como no hay propuesta o la tienen bien encaletada, la agenda de campaña se ha convertido en una tiradera de piedra. Al Consejo Nacional Electoral, CNE, le han lanzado plomo del grueso en una guerrita de descalificación constante que, para colmo, cuenta con socios internos como el mismo rector opositor, Vicente Díaz. El colmo de los colmos es que éste,  en seguidilla al plan opositor y en franca coincidencia con la MUD, se opone rabiosamente a la propuesta de acuerdo  discutida en su seno. Desde la calle le decimos a Capriles, a la MUD y a Vicente Díaz que la Presidencia se gana con los votos y el pueblo Bolivariano no solamente tiene la firme convicción de votar por Chávez sino que se prepara  para defender los resultados.

     A todas estas, el Presidente y candidato Bolivariano  sigue su ritmo arrollador.  Público y notorio en grandes, alegres y contagiosas concentraciones. A los miles que asisten  a las convocatorias para oír a su  Presidente le sumamos un discurso que tiene contenido y propuesta. Nada del palabrerío entrecortado, chabacano y de frases  prefabricadas  con que se presenta el que te conté, quien de paso no cree en encuestas y menos cuando no  lo favorecen, como ocurre con todas.

      La holgada brecha o deferencia  que indican Hinterlaces, Giss XXI, Consultores 30.11, Datanálisis e IVAD los tienen jalándose las greñas. ¡Desesperados! Y no es para menos, después del 7-0 no hay mañana para la corrupción, los vendepatria, la demagogia, el clitentelismo y el populismo.  Entonces uno ve con sospecha esa viajadera de la dirigencia de la MUD al exterior. En vez de estar buscando los votos aquí, se la pasan viajando  y reuniéndose con el niñito de pecho Uribe. Esta semana Ramón  G. Aveledo  estuvo  con la derecha en Francia y Alemania. ¿Qué buscan? ¿Qué quieren? ¿Con qué vienen ahora? Como sea, Chávez y el pueblo Bolivariano los esperan en la bajadita.

revolcones76@yahoo.com.ve



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1358 veces.



Juan Azocar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: