Opinión, Política e Historia

La Seguridad Pública en Venezuela i en el mundo, reflexiones i posibles soluciones (III)

                                                                          III

“Las cosas bien hechas
y con cuidado,
quedan exentas del miedo”
     
William Shakespeare

“El verdadero valor
yace en un punto intermedio
entre la cobardía
y el común de las virtudes”

     Miguel de Cervantes

Continuando el tema de la Seguridad Pública, o lo del miedo a la Inseguridad que es una de las banderas de la oposición, no solamente porque sabemos que existe realmente, que en el país nunca habíamos tenidos situaciones parecidas antes de la IV República, porque ya a partir de la dictadura bethancurista, las cosas eran iguales o peor, ya voi a decir por qué. Primeramente una advertencia comprobable: el crecimiento de la población i las condiciones de vida, con una pobreza que sí podemos decir que la fomentaron los adecos i copeyanos. El mismo Pérez Jiménez declaró una vez i no lo refutaron que, de 64.000 ranchos que en su tiempo encontró en Caracas, cuando fue derrocado, había disminuido esa cifra a 8.000 viviendas con techos de cartón, como cantaba Allí Primera. Empero, el puntofijismo promocionó esa cultura del rancho, porque en las elecciones, una búsqueda de votos (no de seres humanos para ayudarlos) la estimulaban con un saco de cemento, unas tablas,  listones i latas de zinc. Hasta salió un chiste con eso: a un guajirito le preguntaron el nombre i dijo: −Chique, yo me llamo Juan Cartón Piedra (porque este era otro material que regalaban a escogidos). Cuando el oficinista le dijo, no usted no puede llamarse así, ¿se está burlando? El wayú le respondió: ¡Ah! Yo no me puedo llamar así, pero Gustavo Zinc, si puede llamarse así. El zinc, era un material mui conocido para techos i paredes, sobre todo para hacer viviendas frescas en Maracaibo i la Guajira.

    Muchos de los datos de cómo estaban las cosas en tiempos de Pérez Jiménez,  especialmente trivialidades o verdaderos problemas, las leí hace años en un pequeño libro  (VENEZULA, de la colección Petite Planéte de la autoría de Jean Ulric). Con Bethancourt, las cosas continuaron iguales, pero la seguridad que algunos decía que existía con Pérez Jiménez, que podíamos dormir con la puertas abiertas, era falso i los levantamientos i las insurrecciones, acabaron de arruinar la seguridad social. Durante el gobierno del hombre de la pipa, vino de todo; inseguridad, corrupción, persecuciones, masacres, genocidios, alzamientos militares, i crímenes (gobernó con las garantías Constitucionales suspendidas), algunos famosos recogido por el comisario Mármol León, en aquel libro que destacaba el asesinato cometido por el padre Biaggi, tapado por la iglesia, era frecuentes i la oligarquía también callaba.  Hacer historia de esos casi 40 años de estancamiento cultural i de gobiernos malos, es para una obra en varios tomos, aunque hai muchos libros que nos llevaron desde los tiempos de la Seguridad Nacional, la Sotopol, etc., hasta los de la Venezuela Saudita, con estadísticas de crímenes, secuestros i violación de los derechos humanos que, hoi con una población ya mui cercana a los 30 millones i con notables i perversas influencias por todos lados, programadas desde Washington i el Pentágono i promulgadas por la “democracia” de la Casa Blanca, los medios de Comunicación, ha realizado una guerra mediática indetenible i traidora, con el principal delito de lesa patria encabezándola. Sin tomar en cuenta que lo que sucede en otros países, sea motivo para justificar los problemas nuestros, importa sí, señalar algunos ejemplos que ignoran tal vez, Milagros Socorro i Martha Colomina. En México, de fines del año pasado hasta ahora, han conseguido un camión con 15 cadáveres frente a una Alcaldía; abandonaron 35 cadáveres en una avenida en Veracruz; en una ataque a un Casino, ocurrieron 50 defunciones; i en 26 ciudades de México, hubo marchas para exigir seguridad al gobierno, cuando los motivó sobre todo, el llegar a los 122 cadáveres de ajusticiados, hallados en la semana en Tamaulipas. I para completar, en los Estados Unidos existe un Manual para viajar por Colombia, recomendando entre otras cosas, no viajar por carreteras cercanas a Bogotá, Barranquilla i Cartagena. Nada de eso lo sabe el VV, así como ignoran el esfuerzo de la AN con la Lei de desarme, control de armas i municiones.

     La Inseguridad de hoi está acrecentada por estímulos a voluntad del Imperio. Colombia, con amplísima frontera, siendo un país culto que sufre las mismas adversidades por su guerra de medio siglo, por su comercio ilegal de narcotráfico, por la corrupción o invasión de su territorio por 7 bases militares gringas (con impunidad para todas las fechorías que se les ocurran), es sin duda el país hermano amordazado, sometido al Alca i programado para ser la Israel de América. A delincuentes en el poder ayer i mafiosos hoi, como Uribe Vélez, les interesa desestabilizar al país, lo confiesan i  Uribito asesora a Leopoldo López, por lo que envían sicarios (asesinos asalariados) para hacer la vida terrible en la patria de SU libertador. Les interesa la cifra creciente de muertos, i las armas, aunque se destruyan en el país por los Cuerpos de Seguridad, se está contribuyendo indirectamente, a uno de los comercios más lucrativos del Imperio: la fabricación de armas de fuego que desde México, venden por todo el continente. ¿No se han preguntado acaso, los venezolanos, por qué se asesina a un mendigo o a un minusválido como todavía los llaman? No es para robarlos; no es por rivalidades amorosas, no es porque quebraron un banco o una empresa, no es porque agredieron, etc., simplemente es un muerto más para la morgue i una noticia más para la prensa, radio o TV amarillista, i luego decir como señala Roberto Hernández Montoya: culpechavez.

 La verdad es que, el pasar de los años –bastantes ya, i esperando ver triunfar otra vez al presidente Chávez i profundizar la revolución i el socialismo−  no es solamente leer, sino contemplar la historia que pasa; jamás, repito,  ningún gobierno de esta patria desde que se hizo República, había o ha realizado i realiza, tantos esfuerzos bien fundados, buscando una policía nacional que garantizara la seguridad de todos los ciudadanos de la patria. Jamás. Se ha creado una Universidad para formar agentes policiales, no para reprimir, sino para contribuir  al orden i al respeto de los derechos humanos. Jamás se ha invertido tanto dinero, en mejorar la calidad de la vida, la educción, la salud, el deporte, la música, i en fin, la felicidad del pueblo. Ahora bien, las cosas no se hacen por decreto o con magia de Hechizada pestañando o de Mary Poppin i su paraguas-loro deseando, porque la policía más perfecta del mundo (que no existe en todo el planeta) encontrará no solamente adversarios poderosos en la delincuencia, sino hasta en los mismos ciudadanos que aspira a proteger. Ejemplo a la vista: esta oposición irracional que tenemos, agresiva i llena de sicarios i franco-tiradores,  i con un candidato presidencial que viene de ser un gobernador fracasado en su estado, i un delincuente internacional violador de una embajada, más su ya demostrada torpeza para pensar, hablar i actuar. El gobierno revolucionario del Comandante Chávez que, luego de casi 14 años en el poder, alrededor del 75% aprueba su gestión i casi el 68% dicen que votará otra vez por él, porque el país cambia i tiene un futuro mejor.

     Por todo esto, el problema de la inseguridad se está combatiendo, i muchos índices delictivos han bajado; pero no pretendamos seguridad absoluta (porque no existe) i convencernos de que es una tarea de todos. Las cosas bien hechas i con cuidado, quedan exentas de miedo dice Shakespeare.

                     (Continuará)

robertojjm@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3997 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a146292.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO