Opinión, Política i Elecciones

En torno a la elección presidencial del 7 de octubre

I

<<La honestidad está al alcance

de todos; la virtud es de pocos elegidos>>

                                                                                               José Ingenieros

 Escuchando lo que comenta quizá el más distinguido periodista, intelectual i político del país, José Vicente Rangel, único candidato  al cual he otorgado el voto para presidente de la República durante la deplorable dictadura de partidos, de la IV República, cuando conversaba con el Canciller Nicolás Maduro, i se refería a la carta bajo la manga de la oposición, como los tahúres del juego de cartas o naipes, a manera de plan secreto, con la seguridad de tener el poder venido desde afuera, están preparados para el desconocimiento de los resultados electorales del 7 de octubre próximo, declarando fraude, a pesar de tener un CNE, posiblemente con el sistema automatizado que es, si no el mejor del mundo, de los mejores, superior al de muchos países avanzados, entre ellos los Estados Unidos, cuando teniendo la tecnología para hacer casi perfecta las elecciones, su proceso electoral está hecho para facilitar precisamente el fraude, como vimos cuando George Bush Jr., le robó las elecciones a Al Gore. En cambio el nuestro ha sido probado en muchas elecciones justas i transparentes i, cuando un gaznápiro como Ramos Allup ha dicho que presentará pruebas de fraude, ha hecho el ridículo.

      Ante estas cosas pienso que, recuerdo a los venezolanos que no tenemos simplemente un Consejo Nacional Electoral (CNE), sino un Poder Electoral consagrado en el Capítulo V de nuestra Constitución Bolivariana, i que merece respeto como los otros poderes, i por esta circunstancia debería proclamar, antes de cumplirse el proceso, un Acuerdo Oficial de advertencia que exija a la oposición declarante del fraude  (jamás han dicho que acatarán los resultados) lo hagan con un documento firmado por los principales representante de los partidos, asumiendo la absoluta responsabilidad de la grave acusación que hacen, contra el Poder Electoral constitucional. De seguido, exigir igualmente la presentación de las pruebas, bien especificadas i  demostrables. Si cuando en otras ocasiones esta calificación de una acción fraudulenta, se hubiese sancionado como un delito, que para mí lo es, la oposición lo pensaría para hacer tal acusación. Además, el CNE, para el rechazo de la acusación de fraude tiene, además de la integridad e inviolabilidad del sistema, el testimonio de los observadores internacionales como por ejemplo La Fundación Carter i otros observadores calificados éticamente que, si convertirse en acusadores por no poder intervenir en la vida política nacional, si pueden dar su opinión de no haber observado ninguna irregularidad sospechosa. Entonces, el Poder Electoral, podría demandar a estas personas de la oposición, i por medio del Poder Judicial, buscar las sanciones correspondientes que sería penalizarlos con multas, prisión o inhabilitaciones políticas. Es lo mismo que con los paros i saboteos, los cuales sancionados a tiempo en la primera oportunidad, evitarían males profundos más adelantes. Siempre expresé que, antes del gran paro petrolero que costó 20 mil millones de dólares a la nación, si cuando aquellos dos ingenieros i algunos empleados hicieron un saboteo i paro en la Refinería del Palito en las cercanías de Puerto Cabello, hubiesen sido llevados a juicio inmediatamente i sancionados acorde a las leyes, el futuro de la industria petrolera (PDVSA) quizá un hubiese sufrido la desmedida i antipatriótica agresión. Del mismo modo, si al bocón adeco de Ramos Allup se le hubiese tratado así, cuando ofreció pruebas del fraude en el Revocatorio, i jamás las presentó, sencillamente porque no hubo ningún fraude, este señor de un partido carcomido i casi desaparecido, no estaría figurando en la vida pública de la nación. La oposición sabe que va a perder, pero cantan victoria i descalifican las encuestas, pese a que la mejor i más <<viva>> encuesta la vemos en las marchas en las calles, i la acabamos de palpar en los dos días de la presentación de los candidatos. Como expresó José Vicente Rangel: si la oposición exagerando (las matemáticas i los cálculos son sus enemigos) ayer, con el Chayotomóvil Ignorante, hubo un millón de personas en la concentración, en la de hoy, del presidente Chávez, debe haber más de dos millones. Por eso, ya este candidato opositor había faltado, iniciando su campaña electoral, antes de la fecha establecida por el CNE (recorriendo el país según falsamente lo dice, i con la peor visita casa por casa, cuando vimos que en muchas partes, le daban con la puerta en la nariz, un fue mui limitada).

     Por eso, seguro como estamos, de que perderán por amplio margen, seguro también estamos de que alegarán fraude; entonces, los venezolanos queremos ver las pruebas, o de lo contrario las sanciones penales por el delito. Por eso, disfrazarse de honestos, algunos o muchos lo pueden hacer, pero demostrar sus virtudes ciudadanas e individuales, es algo imposible cuando no existen, o en la vida por años, han demostrado la carencia.

robertojjm@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1124 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a144971.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO