Aporrea: ventana de las luces

Me pregunto que hubiese pasado el 8 de diciembre del año 2002  con algunos de mis compañeros de trabajo de Pequiven Morón  cuando explotó el paro petroquímico y petrolero. Los jefes  que nunca nos habían visto nos llamaban y nos decían entre líneas ni más ni menos que debemos parar las plantas, pero “tú sabes con discreción…”. Muchos que no querían atender a lo que se publicaba en APORREA, que era como nuestro norte mediático, hoy lamentablemente algunos de ellos se dan cuenta de que los utilizaron y les acabaron con su sistema de vida. Lo que ha hecho APORREA  desde que salió se llama INTEGRIDAD, eso es un valor moral, otro ejemplo de integridad: el presidente Chávez y la sincronía entre su discurso y su accionar, no hay disonancia, no hay distorsión, verbo y acto son íntegros.

Quienes critican fulminantemente a APORREA no son INTEGROS, porque aquí si te dan el derecho y el contra derecho a replicar.  Por eso pierden otra vez con la Mayoría, con la asamblea popular revolucionaria.

Hoy diez años después, entre tantos “travestis ideológicos” que tenemos en el gobierno, elegidos y  no elegidos en asamblea popular, se nos presenta APORREA otra vez como la opción de verlos con sus verdaderas ropas y señalarlos como detractores del tipo de sociedad planteada sin excepciones. Gracias APORREA ¡ y  no al reformismo que se confunde con revolución.

Jorge.plasencia1@gmail.com

Ciudadano  venezolano.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1776 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas