Cuando me arrecho aporreo

Debe ser muy jodido, cuando no algo incómodo, el tener que atender a cientos o miles de mis artículos nada complacientes, a veces estremecedores de ira y descontento por este medio de www.aporrea.org.

Algunos que no son publicados otros publicables, a otros que ser les corrigen palabras que el editor considera duras, vulgares u obscenas.

No importa, está bien.

Es parte del oficio.

En lo personal, a veces paso muchos días o semanas sin enviar alguna nota a este querido portal, porque uno también se asquea de decir cosas terribles y de verdades que al parecer poca gente toma en cuenta.

Pero a alguien le llega algo, y uno cree que eso ayuda positivamente al país.

Porque lo único que debe mover a escribir es la necesidad de que se haga justicia.

Pero desde que comencé a escribir en Aporrea me olvidé de todos los medios impresos que antes compraba. Realmente que no me interesa leer periódicos, que yo que estaba un poco enviciado en esas lecturas. Y puedo decir que no hay día en que no vea las secciones de noticias y los artículos de Aporrea.

Ahí en Aporrea está el país que clama, que se queja, que lucha, que se enardece, que ama a Chávez, que trata de alertar a los camaradas sobre los males que amenazan frecuentemente a la república; que desenmascara infiltrados y traidores, que difunde todo lo bueno que hace nuestra revolución bolivariana.

Es un crisol de locos iluminados, de desarrapados y descamisados de la pluma. Poetas y caricaturistas brillantes como Iraida Blanco, Andrea Coa, Mario Silva, Aldo Bianchi, José Antonio Velasco Montaño, Juan Veroes, Juan Carlos Villegas, Vicman, Marcos Pedraza, y tantos otros.

Ahí pues, tenemos ese portal de repercusión mundial, de referencia clave sobre cuanto tiene que ver nuestro país, y que ya es de consulta obligada para todos los medios poderosos de la tierra. (He sido entrevistado por varios medios internacionales y entre los datos significativos que colocan es que soy colaborador de Aporrea).

En sí, Aporrea es ya un patrimonio cultural, histórico y político de Venezuela. Toda la información recogida en diez años de trabajo es un testimonio fundamental para conocer la revolución bolivariana, es, podría decirse, EN RELACIÓN CON LA BATALLA IDEOLÓGICA Y MORAL DEL PRESIDENTE CHÁVEZ, EL EQUIVALENTE A LAS MEMORIAS QUE RECOGIÓ EL GENERAL DANIEL FLORENCIO O’LEARY SOBRE NUESTRO LIBERTADOR.

Felicitaciones por existir, persistir, sufrir, candanguear, integrar, gozar, informar sin jalar; conectar, llorar, ladrar, amar, organizar, golpear, iluminar, arrechar y reflexionar; descifrar, desnudar, carajear, despreñar, destramar y protestar; cantar, desentrañar, aconsejar e investigar; denunciar, patalear, clamar, zaherir, maldecir, conciliar, corregir, educar, abrazar, atisbar, trepidar y puyar.

Felicitaciones.


jsantroz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3119 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a143308.htmlCd0NV CAC = Y co = US