Del salto de talanquera y otras desviaciones

Es propicio el momento para recordar a camaradas que a lo largo de su vida nos han orientado el camino a seguir para vivir con dignidad revolucionaria. Guillermo García Ponce, Simón Sáez Mérida, Ramón Yánez, Lázaro Hernández, entre otros robles, quienes con su experiencia revolucionaria han dejado constancia en sus anotaciones acerca de los riesgos del proceso Bolivariano. Una Revolución, que por ser tan joven le ha tocado vivir y experimentar tantas y seguidas vicisitudes. Lo mejor es que ha sabido sortearlas. Esta Revolución es un pueblo que en medio de las conocidas dificultades y amenazas para truncar y acabar con esta experiencia, se ha crecido al punto que cada día que transcurre siguen dando demostraciones de lealtad a su líder y una convincente disposición a no dejarse arrebatar lo que se son logros sociales trascendentales.

Nuestro pueblo conoce con meridiana claridad lo que tiene por delante. Sabe precisar y diferenciar a sus gobernantes. No por Bolivarianos los deja de criticar y no pierden oportunidad para endilgarles sus inconsecuencias y errores. Este pueblo Bolivariano y chavista sabe muy bien que en los festines electorales ha habido mucho camuflaje de revolucionarios. Algunos de ellos, lamentablemente, devienen en oportunistas, tránsfugas, saltibanquis,etc. Viene la hora de saber quien es quien. Y menos mal que son contados los casos de quienes luego de haber sido electos con el voto esperanzador Bolivariano, han traicionado. La experiencia nos dice hasta ahora que quienes han saltado la talanquera para abrazarse con los apátridas y oligarcas, no sólo caen en desgracia, sino que el mismo pueblo los anota en su lista de traidores. Ellos saben muy bien que allá no los van aceptar nunca. Se aprovecharán de su rastacuerismo y luego los tratarán como basura.

Que no nos sorprendan las traiciones ni el mimetismo. Sabemos muy bien que en este aluvión llamado chavismo se ha embarcado medio mundo con todo tipo de interés. Hay gente consecuente y revolucionaria de verdad. También hay oportunistas, variopintos y agazapados. Como se trata de un proceso, cada día y cada coyuntura es una prueba. Abril del 2002 y el paro petrolero ayudó a decantar. La función de gobierno directo, en sus diversos niveles, nos permite conocerlos bien. Hay quienes se endiosan y se convierten en petulantes e inaccesibles al pueblo que los eligió. Esos, indudablemente, terminarán del otro lado. Pero hay quienes están codo a codo con su pueblo.

En fin, no nos sorprenden gatos, alacranes, guabinas, matos de agua, báquiros ni chiguires que salten talanqueras. Si de animales se trata ya ustedes saben que Tio conejo ante un Tio Tigre que es pura fuerza y ronquido, puso a valer su sagacidad y astucia. El pueblo es sabio y sabe muy bien que cuenta con en el Presidente Chávez. Un líder firme y combativo.

revolcones76@yahoo.com.ve








Esta nota ha sido leída aproximadamente 2207 veces.



Juan Azócar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: