¿Hay contradicción entre ser socialista y cristiano?

El Presidente Hugo Chávez ha expresado su condición cristiana. Sostiene que Jesús de Nazaret fue socialista por predicar la igualdad entre los seres humanos, el amor al prójimo y la paz. El comandante Chávez asume una posición política firme y sólida, defiende un proyecto surgido al calor de las luchas por la igualdad, la justicia, contra la pobreza, por la paz en el mundo, por el respeto a la naturaleza. Esta posición irrenunciable del líder de la Revolución Bolivariana, adquiere un valor exponencial incalculable al ir en contra de la corriente ideológica dominante en los últimos tiempos, expresada en el sistema económico-social capitalista; que en la actualidad, busca tomar nuevas fuerzas, amenazando la vida en el planeta y convirtiendo los bienes que provee la naturaleza en mercancía. Por ello existe la guerra expandida en pequeñas regiones o reducidos escenarios, pero protagonizados por varios países o potencias mundiales (caso de las intervenciones militares en Libia, Irak, Afganistán).

¿Es de cristianos matar seres humanos? ¿Ser cristiano es bombardear ciudades enteras para tomar el poder político? ¿Es de cristianos decir que se interviene con fines humanitarios a los territorios mediante la guerra? Indiscutiblemente, el cristianismo está enraizado en América Latina, una gran parte de su población es seguidora de esta religión. Actualmente, se han diseminado a lo largo y ancho de Venezuela grupos y sectas identificados como cristianos, actuando en la población bajo la manipulación de la fe. Estos manejan un lenguaje con sentido mercantilista y de desconfianza en los líderes que conducen el proceso de transformación en nuestro país y el resto de las naciones del Sur. Predican un mensaje subliminal, justificando los males ocasionados por las grandes potencias capitalistas en su afán de controlar las riquezas de los pueblos que se independizaron y que ahora conducen soberanamente su economía. Es preocupante el mensaje falso y anticristiano de entes religiosos que se parecen más a unas agencias políticas que difunden información confusa, que contradice la verdadera fe cristiana.

El cristianismo en la actualidad debe renovarse. Incidir en la defensa de la naturaleza, luchar por la paz en la tierra, pregonar la justicia y el respeto a la humanidad.

Todo aquel que se considere cristiano y sea capaz de oponerse y comprender las causas de la pobreza, el hambre y la miseria en los pueblos del mundo, podrá ver el renacer del mensaje de las “buenas nuevas” o el evangelio. Ese mensaje está aquí hoy. En el Sur está emergiendo una gran fuerza en contra del capitalismo, que une a las naciones, que busca proteger millones de hectáreas de bosques.

El mensaje de Navidad es por la defensa de las causas justas, contra las intervenciones militares, por la armonía entre las naciones. Unirse a la construcción de un mundo mejor, significa en este momento histórico, estar en contra de un sistema que ha sometido a poblaciones enteras. La prosperidad y la paz se lograrán cuando exista el respeto a la soberanía de las naciones.

orlandobalbas@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2141 veces.



Orlando Balbás

Prof. en Ciencias Sociales. Magister en gerencia educativa. Jubilado del MPPE.

 orlandobalbas27@gmail.com      @orlandobalbas

Visite el perfil de Orlando Balbás para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: