Ramos Allup deja en claro sus planes con Barrio Adentro

Siempre hemos dicho que Ramos Allup es un bocón (además de adeco y
pedigüeño) al que le resulta difícil conectar su lengua con el cerebro.
Este fin de semana, el adequito, volvió a corroborar nuestra
apreciación, sólo que ahora por escrito, al dejar en claro cuáles son los
planes que tiene la oposición con respecto a las misiones, en el
hipotético negado de ganar las elecciones presidenciales de 2012.

A pesar de que desde hace tiempo los dirigentes escuálidos vienen
tratando de hacerle creer al pueblo que ellos no van a eliminar las
misiones, en caso de ganar las elecciones, y que por el contrario “van a
mejorarlas y a hacerlas más eficientes” el pedigüeño se fue una vez más
de la lengua y expuso que expulsarían a todos los médicos cubanos que
trabajan en Barrio Adentro. Por supuesto, no se requiere ser muy
inteligente para inferir que igual suerte correrían los médicos y
empleados venezolanos de la misión.

Textualmente Ramos Allup expuso: “Que los mercenarios cubiches del G2 que
han saqueado y ensuciado a Venezuela preparen sus maletas con todas sus
bujerías quimioterapéuticas.”

Suponemos que el resto de los integrantes de la Mesa de la Unidad deben a
esta hora estar maldiciendo al adequito por su mala costumbre de hablar
más de la cuenta, pues con su actitud puso en evidencia los planes que
tienen para barrer con todas las misiones.

De seguro en los próximos días, tratando de remendar el capote, los
escuálidos expresarán que su intención no es cerrar los 6712
consultorios populares, los 1750 consultorios odontológicos, las 570
SRI, los 533 CDI, las 459 ópticas, las 160 farmacias populares y los 31
CAT donde laboran médicos cubanos, sino reemplazarlos por médicos
venezolanos.

¿De dónde carajo van a sacarlos? Y los que es peor ¿Estarían esos médicos
dispuestos a adentrarse en los barrios, en los cerros, en las sabanas, en
la Guajira, en el Amazonas?

Todos sabemos la respuesta, pero a Ramos Allup, al igual que a la
dirigencia escuálida, le importa un comino la salud del pueblo. El dinero
que allí se invierte es dinero que ellos necesitan para seguir amasando
fortuna por lo que rechazan la idea de que si siga gastando en beneficio
del pueblo.

Siempre fue así y si retornaran al poder, seguiría siendo de esa manera.
Allí están cuarenta años de historia adeco-copeyana que demuestran cómo
piensan, como actúan y lo poco que les importa el pueblo.

Lo de Ramos Allup no es más que un “ataque de sinceridad” y una
demostración de lo que lleva en su alma (si es que tiene alma).

Con gente como este adeco y sus secuaces no hay posibilidad alguna de
Barrio Adentro, de Misión Vivienda, de Mercal, de Simoncitos, de Escuelas
Bolivarianas, de Infocentros, de trenes, de Metrocables, de Cardiológico
infantil, de créditos y tractores para los campesinos, de Universidad
Bolivariana, de misiones como Sucre Rivas, de alfabetización, de casas de
alimentación, de atención para los damnificados, de pensiones dignas, de
medicamentos gratuitos.

Allí está pues el mensaje de la oposición venezolana expuesto por uno de
sus más connotados dirigentes: “Si ganamos, arrasamos con las misiones,
ni polvo quedará de ellas y de quienes en ellas trabajan”.

En contraposición está el mensaje de nuestro comandante: “Pa’ lante con
las misiones”.

Que cada quien escoja.

arellanoa@pdvsa.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3037 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor