A los dirigentes y autoridades del PSUV

La actividad de nuestro PSUV, para instaurar en el pueblo soberano la motivación, necesaria que le permita asimilar, asumir e implantar definitivamente, en su modo de vida, el mejor sistema y, que no es otro que el sistema socialista. El cual, estamos decididos a consolidar mediante la revolución bolivariana y, con las herramientas del estado venezolano, que la Potentia (el pueblo) ha autorizado y delegado (como Potestas) al gobierno revolucionario, presidido por el comandante Hugo Chávez para ejercer los poderes del estado, enmarcado y regido éste, por la constitución nacional como ley máxima y, rectora del accionar del estado venezolano.

La ejecutoria o aplicación de esta actividad liberadora nos plantea, la necesidad de ejercer esta responsabilidad social, consistente en enseñar al pueblo: Qué es el socialismo; cuál es nuestra verdadera historia; cómo funciona el estado venezolano, y como –el pueblo- debe ejercer el poder que legítimamente detenta.

Todo ello, se hace obligatorio, dado la característica del compromiso que hemos adquirido, con un pueblo que ha respondido “SI” sin poner objeciones, -por allá por el año 2006- cuando el candidato Chávez solicitó el apoyo del pueblo para ser elegido, para un segundo período presidencial. En el entendimiento que el pueblo, al votar por Chávez, estaba votando por el socialismo. En aquella oportunidad ese pueblo, sin formación política, sin haber leído nada acerca del socialismo: Dijo SI, porque confiaba y aún confía en la responsabilidad de Chávez y la revolución. En consecuencia en el PSUV es nuestra obligación, corresponder a esa confianza del pueblo soberano, promoviendo la ejecución perfecta de una acción de gobierno, y que ella en consecuencia, impacte positivamente al pueblo-soberano.

Hablamos de responsabilidad, porque nuestro objetivo como lo plantean las líneas del PSUV, es servir como un partido ductor de los procedimientos, para hacer al humano nuevo, apto y digno de vivir bien en socialismo, porque no sólo es satisfacer necesidades materiales sino es satisfacer necesidades y valores humanos y espirituales, que le permitan amar la vida. Que el sufrimiento, el estrés, la angustia, la tristeza, estén fuera de la esfera de acción del humano cada día. Esto, no es imposible de lograr. Aceptar y creer que debemos vivir indefectiblemente en un marco de calamidades porque ese es el designio de los poderosos. Eso no es cierto, el humano no está predestinado a sufrir, todos los sufrimientos a los cuales esta sometido el humano son producto de la maldad de los poderosos para satisfacer sus intereses y los que no son producto de los intereses de los poderosos, ellos los aprovechan para hacerlos funcionar a su favor. ¿Es qué, acaso los poderosos no han convertido las enfermedades del humano en objeto de lucro? Igualmente la necesidad de conocimientos es objeto de lucro, la necesidad de alimentos es objeto de lucro y pare de contar.

Debemos, tomar en cuenta antes de comenzar el avance para conquistar gente para el socialismo, que tenemos que vencer algunos obstáculos que están imbricados en la forma de pensar, de nuestro pueblo por inducción de factores exógenos que atentan contra la forma lógica de pensar del pueblo.

Uno de ellos, es que tenemos una cultura de la apatía y el enconchamiento en si mismo y, esto esta vinculado con costumbres ajenas al convivir y a nuestra propia idiosincrasia. Se puede notar esto en algunas comunidades que aunque tengan bastante tiempo de establecidas, sus habitantes no se conocen ni tienen trato entre sí. Esto se observa en ciudades conformadas por urbanizaciones y conjuntos residenciales aislados dentro de cercas y murallas que fungen como elementos que producen seguridad.

Comenzamos haciendo referencia a la apatía en el pueblo comunitario, porque queremos hacer un llamado de atención en lo que respecta al trabajo político que debemos desarrollar en la comunidad, porque pareciera que tenemos divorciados a electores y ciudadanos en el momento que aplicamos el trabajo político y las líneas de acción del partido PSUV en la comunidad. Pienso que al momento de diseñar procedimientos y aplicarlos para conquistar gente para nuestro sistema socialista, enmarcados en las líneas del partido, es necesario que junto con pedirle a la gente que se sume a la causa libertaria y soberana, debemos mostrarles, cual es el objetivo y significado de la revolución bolivariana y, que además del objetivo primario de ganar unas elecciones para de esta manera trabajar posteriormente por el bien de la comunidad. Nosotros debemos acudir al ciudadano a entregarle herramientas para conquistar plenamente el buen vivir y, eso solo podemos lograrlo con el conocimiento en profundidad de el modus vivendi de los mismos y sus posibilidades y necesidades, así como sus potencialidades, estimular en ellos la participación en las tareas y acciones para lograr su bienestar.

Todo esto lo podemos hacer en el marco de las líneas de acción y directrices del PSUV. El objeto debe ser sacar el mejor provecho de los procedimientos escogidos para la lucha política. Estamos seguros, que la creación de una conciencia socialista y su fortalecimiento y protección contra los cantos de sirena de la oposición, la decepción, la tristeza, el desaliento y eventualmente el abandono del proyecto y regresar a la neoesclavitud a la que hemos sido acostumbrados, desde hace unos 500 años.

Creemos que tendremos un buen resultado cuando la casa del partido ubicada en el centro geográfico de la figura geométrica que se forma con el punto y circulo. Esta casa, se convierte, en un elemento aglutinador de todas las gentes que conforman la comunidad. Sí comenzamos, por visitar casa por casa, y censar a la población; identificar sus características; oír todos sus planteamientos; ofrecerles una vía donde ellos puedan, en un ejercicio de participación establecer sus intereses, deseos, ilusiones, problemas carencias. Al mismo tiempo ellos -los pobladores- pueden plantear las soluciones, formas y procedimientos para satisfacer todo lo que han planteado, estamos seguros que esta interacción redundará en una camaradería entre los actores políticos y los habitantes. Tomando en cuenta que los activadores políticos provienen del seno de la comunidad, esto será el éxito de la tarea de lograr el bienestar de la población, y la consecuente identificación del mismo con la revolución.

Actuando de esta manera, la población no se vera intervenida como una cosa, que al convencerse por cualquier manera y, entregar su voto será luego olvidada. Todo lo contrario sucederá al aplicar lo aconsejado, porque el poblador se convencerá antes de depositar su voto que el esta votando no para lograr que le den una buena acción de gobierno o pago, o dadivas como premios a su comprada solidaridad. Sino que estará votando para asegurar la permanencia en el tiempo y el espacio de las conquistas logradas con un ejercicio participativo de autogobierno. En suma, asegurara sus propios logros, en los cuales, él ha participado como generador de ideas, planificación de las mismas, ejecución de ellas y, posterior disfrute.

Para que esto no quede en retorica o conceptos tipo volantín, papagayo o cometa, a merced del viento, ofreceremos alguna ideas de cómo hacer esto procedimientos de acercamiento, integración y amalgamiento de un pueblo con su partido político, en la lucha por el logro y mantenimiento del socialismo como forma de vida más alta y, dignificadora del genero humano, pero en otra oportunidad.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA!

¡PA`LANTE COMANDANTE!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!

wiliancastillop@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1464 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a129107.htmlCd0NV CAC = Y co = US