En manos de quien está y estará el Comandante para la campaña 2012?

Indudablemente que el Comandante Chávez representa en este siglo XXI la opción que definieron los pobres, aun que en una buena proporción pareciera no tener conciencia plena o de clase, como podrían llamarlo los clásicos históricos-sociales, pero sí, anhelando la emancipación que se enrumbaría a lo definitivo; asimismo, el Presidente se presenta como símbolo vivo, un riesgo para quienes ostentan poder, cualquiera que sea la modalidad o el mal habido método de consecución, ante la posibilidad de redención popular, por cuanto, como está más que demostrado, no solo se escenifica en Venezuela, sino en toda América Latina y el Caribe, convirtiéndose en sí, en la referencia mundial mas importante en esta etapa histórica de la humanidad.

Por otro lado, menos mal, por fortuna, el ruego mágico-espiritual de los pueblos y las ciencias médicas revolucionarias, lograron contrarrestar a tiempo el funesto deseo, tampoco sería descabellado pensar que, ante el riesgo corrido y realmente sentido por los antipueblo en Venezuela, en el continente entero y de todo el mundo, con la capacidad farmacológica demostrada para inventar cuanto mortales virus se les ocurra, no se hayan estimulado en el intento de envainar físicamente por la salud, al Presidente Hugo Chávez, luego de los fracasados intentos de eliminar políticamente la cada vez más crecida referencia chavista.

En esta situación de inminente triunfo del Presidente Chávez para la Reelección del 2012, a los factores de poderes reaccionarios y fascistas y sus ramificaciones de malignos tentáculos, no les queda otra,  me atrevo a asegurar lo que es un secreto a gritos, y lo están utilizando, la opción de incursionar desde adentro del propio proceso, en dos perspectivas políticas pero en un mismo sentido. 1) Para implosionar desde las entrañas mismas de lo que ellos llaman el monstruo para desde allí generar desasosiego, desespero y distanciamiento electoral de las bases populares producto de tantas desidia gubernamental, desatención, corrupción e impunidad, apoyándose en funcionarios infiltrados o disfrazados, de los mas diversos niveles de partido y gobiernos, cuando no dan las respuestas oportunas que pide el Presidente y espera el pueblo; 2) Las intencionadas actuaciones políticas de personeros en los mismos gobiernos y/o partidos que aunque, efectivamente quieren, pero trabajan solo para la simple reelección, eso sí, solo procuran mantener los privilegios personales o grupales, devenidos a la sombra de un discurso lleno de palabras huecas pero vacio de compromiso popular y revolucionario, aspirando que el triunfo de la reelección sea con una diferencia de los menos votos posibles, aparentando mover todo pero para que en el futuro de verdad nada cambie.

En esta segunda perspectiva, los personeros oficialistas, quienes, dentro del proceso, vena a la revolución con el cristal de un interés particular que los lleva a cuidar, entre los unos y los otros, el mantenimiento de sus puestos o cuotas personales, moviendo sus manos con el desdén hacia lo colectivo, cuando solo se llenan de indolencia e insensibilidad porque no les importar para nada lo que espera, padece, sufre y siente, pero fiel hasta la muerte, el llano pueblo venezolano.

Las tareas de los revolucionarios en la campaña, apartándose de las críticas aéreas y empuñando las manos para hacer uso práctico de las líneas estratégicas recientemente diseñadas por el Comandante; estas deben ser las que auspicien y acompañen a la militancia chavista y popular en las movilizaciones luchas políticas e ideológicas que contrarresten las acciones negativas u omisiones, la falta de iniciativas de las distintas instancias del Partido y de los gobiernos en todas sus órganos, porque allí pudieran esconderse la falta de voluntad de los responsables políticos, que les interesa a los detractores del Presidente Hugo Chávez, lo que les permitiría desestimular, en aprovecho propio, la participación popular en las elecciones del 2012. Cómo hacerlo? marcando bien de cerca a los personeros e instituciones públicas y convirtirse en agitadores y organizadores populares; incentivar y movilizándose como pueblo para tocar con fuerza las puertas gubernamentales, exponiendo a todo gañote y medios al alcance, pese a cualquiera de las estructuras burocratizadas existentes en el proceso, para derribar las barretas entre el Pueblo, las respuestas satisfactorias y el Comandante, con el justificado argumento de que la victoria en la REELECCIÓN tiene que ser amplia y contundente, porque así lo exige la historia. Además esta es la única garantía que despejaría las maniobras del chantaje que en doce años, han servido solo para manipular y frenar el avance popular, so pretexto de la existencia de unas fulanas condiciones políticas que conllevan, o mas bien se imponen, las supuestas y “necesarias” alianzas tácticas (satánicas), donde, por supuesto, siempre han salido perjudicados tanto el Pueblo por falta de respuestas, como propio el Comandante Chávez, por falta de profundización de la Revolución.

(*) Abg.

Valencia - Carabobo

gusclaret@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1749 veces.



Gustavo C. Vásquez (*)


Visite el perfil de Gustavo C Vásquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a126314.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO