La ausencia de Hugo Chávez

Si nos ponemos sinceros, el gobierno revolucionario en estos momentos parece una sopa de pollo sin pollo. La ausencia del Presidente Chávez deja una tronera demasiado perceptible y difícil de tapar a pesar de los malabarismos que hacen los ministros, la mayoría de los cuales, a decir verdad, ha demostrado una eficiencia que antes era desconocida, tal vez porque la figura presidencial los opacaba y dificultaba que brillaran con luz propia.

A pesar de ello, los ministros, actuando en cambote o por separado, no logran proyectar los mismos niveles de confianza que la comunidad revolucionaria experimenta cuando es Hugo Chávez el que toma la sartén por el mango y se decide a encarar un problema.

Desde luego la administración pública puede y debe funcionar perfectamente sin que la figura presidencial tenga que intervenir en cada asunto. Para citar algunos casos podemos mencionar el Seniat bajo Vielma Mora, el Indepabis con Samán a la cabeza y el fenómeno del Saime, con el joven y eficiente Dante Rivas deslastrándolo de gestores, funcionarios venales y procedimientos ineficientes.

Por cierto, ahora que lo menciono, en lo personal preferiría que Dante Rivas continuara controlando el monstruo domeñado y no se exponga al Principio de Peter según el cual los funcionarios de éxito procuran alcanzar sus niveles de ineficiencia.

Pero volviendo a la acefalía gubernamental, la presencia de Chávez en nada modificaría la compleja situación de las cárceles bajo la férula de los temibles pranes. El problema rebasa la exclusiva responsabilidad del Ejecutivo y hace que las culpas se repartan entre carceleros, jueces y fiscales del Ministerio Público. Sin embargo, solo el presidente podría conminar a los involucrados para que corran o se encaramen
En cuanto a la marcha del país como un todo el Presidente Chávez debe estar satisfecho de haber iniciado proyectos que, como la Gran Misión Vivienda, son indetenibles y ya alcanzaron las órbitas donde pueden volar por cuenta propia, sin peligro de estrellarse.

Moralejas: 1- Está demostrado que Chávez nos mantiene a todos en vilo. 2- Si no está Chávez esta lavativa se podría volver fastidiosa.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2321 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor