O la oposición enloquece

¡De Chávez vete ya!.. a ¡Chávez vente ya!

La ausencia del presidente Hugo Chávez en el país es una noticia de orden global, así lo promueven los medios de comunicación internacional, agencias informativas que por estos días inventan lo que Hugo Chávez dijo o dejó de decir. Y digo inventan porque la AFP,  agencia de noticias francesa, como otras, no pierden paso al presidente Chávez, a quien  diagnosticaran en Cuba una dolencia que requirió intervención quirúrgica, “ fue operado de urgencia de un absceso pélvico”, el pasado 10 de junio en La Habana, en donde se encontraba de visita oficial.

Desde entonces se ha generado mucha información, rumores sobre su dolencia,  un hecho que incluso animó al presidente francés a un saludo. Nicolás Sarkozy, quien envió un mensaje escrito a   Hugo Chávez, para desearle que se recupere pronto de su problema de salud y  manifestar su deseo de conversar con él próximamente, para impulsar la cooperación bilateral”, según una nota de prensa enviada por el ministerio de Relaciones Exteriores en Caracas.

Algunos adversarios argumentan que “hay mucho silencio” sobre la salud del Presidente. Quizás a falta de un líder contundente en las filas de la oposición sigue siendo Chávez el centro, el epicentro de la discusión política,  quien marca  la agenda de la MUD. Pareciera que casi todos necesitan la pauta noticiosa que él genera.

Para muestra un botón. En el cuadrilátero de la Asamblea Nacional se trató el tema, el permiso para la ausencia de Chávez. Unos argumentaron que hay “un vacío de poder” y la diputada Corina Machado alude que es un hecho “inconstitucional” ejercer desde Cuba”, la isla del demonio.

A esta postura el diputado Carlos Escarrá, durante la sesión del hemiciclo, calificó de “mediocres” a los parlamentarios opositores. Los tildó de “miserables” e “inhumanos”, y enfatizó que “el presidente Hugo Chávez puede ejercer sus funciones como Jefe de Estado desde cualquier parte del mundo… está en pleno uso de sus atribuciones como Presidente de la República. Ahí están las normas constitucionales”.

Así, que en estos días de ausencia de Chávez, de silencio absoluto del líder, la oposición pareciera enloquecer y pierde su preciado tiempo para la campaña preelectoral presidencial promoviendo un discurso inconsistente y falaz en torno a Chávez, en lugar de jugar un jaque a su favor. Deberían reinventarse, promover obras sociales, conectarse con la gente, con el pueblo. Dejar la obsesión con Chávez y hacer política de altura. Pero este miércoles el gobernador de Barinas, Adán Chávez, les aguó la fiesta, dijo que el Presidente regresaría en unos “diez días o más y que está en franca recuperación”.

Lo que es la vida…”Chávez vete ya”, era el slogan de aquellos años locos…y ahora que el comandante presidente se ausenta, obligado por dolencias especiales, los opositores parecen atormentados…! Chávez vente ya!

En este contexto, sirva destacar algunas consideraciones. Por una parte, el presidente Chávez ha dado muestras de ser una persona trabajadora sin igual, ha dedicado casi los doce años que lleva su gestión a la acción permanente, sin descanso, con una agenda abrumadora, que pocos ministros pueden aguantar. De manera que no es de extrañar que un ser humano que se exige tanto, al límite y más, tenga alguna dificultad de salud. Dudo que algún otro Presidente de la República Bolivariana de Venezuela haga un trabajo similar, al ritmo de Hugo Chávez Frías.

Sirva referir que los Presidentes también descansan, o sea, disfrutan vacaciones una vez al año, como es el caso de los presidentes de EEU y muchos otros del mundo, que incluso reposan en sus casas de campo o  playa y el pueblo no enloquece.

Le diría al presidente Chávez  que a partir de ahora considere que no es el hombre de hierro…es tan humano como cualquiera de nosotros y debe cuidarse. Su aliciente es mantener, a la fecha, un 60% de aceptación,  que lo convida a  un compromiso ineludible cuidar su salud, no exceder los límites.   

Otra consideración, más allá de lo circunstancialmente referido es el tratamiento de los medios de comunicación social sobre el tema carcelario. Es obvio y notorio que los opositores de siempre, combinados con sus medios, están atentos ante cualquier eventualidad que les permita caldear la calle. ¿Y qué mejor que la pantalla televisiva y los grandes titulares?,.  Por eso en estos días, Globovisión y CNN en español y otros tantos, se han dado banquete.

Los sucesos en las cárceles Rodeo I y Rodeo II, cubiertos por los medios de comunicación acaparan la atención. La revuelta de los internos dejó a un lado el  petitorio de mejoras a la cárcel y  atención para convertir el recinto en una batalla campal, fuego cruzado entre reclusos, fuerza militar, policial, y todos los pormenores, fue y sigue como la noticia más difundida en estos días. El triste saldo, decena de muertos y heridos en un hecho por demás lamentable.

Más allá de lo que todos claman, que es mejorar la atención en las cárceles y obviamente sanear estos recintos de las poderosas mafias que las “gobiernan”, sobre estos hechos la campaña mediática no se detiene. Una suerte de movida de campana para orquestar desorden público se inició, estrategias conocidas anteriormente, manipulación de la información, persuasión a los declarantes, tal y como se hizo el 11 de abril de 2002, se hizo con el paro petrolero en diciembre de ese mismo año,  los hechos de la Plaza Altamira y otros tantos eventos oscuros que sirvieron para  que canales  como Globovisión,  el extinto Radio Caracas y otros medios presentarán los hechos noticiosos desde su acera, promoviendo la división entre venezolanos, informando pero manipulando la entrevista, las declaraciones, haciendo preguntas con acusaciones a priori, tal y como hacen ahora con algunos familiares de reclusos del Rodeo, quienes clamaban atención, en medio de la angustia  y preocupación.

En el caso carcelario es notoria la manipulación de algunos periodistas al entrevistar a familiares y ex carcelados, cuando preguntan con argumentación siempre contra el gobierno, buscando las respuestas que desean escuchar.

Con la excusa que las autoridades “no daban información” sobre lo que acontecía a lo interno del penal, algunos reporteros, con mascarilla y chaleco antibalas, ubicados a kilómetros de distancia de la entrada de la cárcel evocaban aquellos días nefastos de los encontronazos entre venezolanos en las calles. Ese no es el periodismo que necesitamos, y menos el que justifica el supuesto deseo de   “unión” y “paz” que tanto promocionan, por el contrario, este tratamiento de la información deja claro  el deseo de calentar la calle, que sigue siendo el recurso primario para la pelea.

Un hecho trascendental, de violencia como el expuesto en estas cárceles, (Rodeo I y II) o cualquier otra, imagino requiere de procedimientos especiales, un tiempo preciado para el control de la situación, y es en este punto en donde algunos  medios de comunicación social alentaron la presión, aprovechando la tensión de familiares de reclusos y el asombro y temor de la opinión pública.

¿Cómo iban las autoridades policiales a responder a los familiares en medio del combate?. ¿Cómo iban a mediar con los familiares si la misión inmediata era controlar la revuelta y no tener más bajas?. ¿Cómo intervenir una prisión que sorprendió con un arsenal de armas en acción?. Y ¿Cómo funcionarios del gobierno nacional iban a permitir que un pequeño grupo controle la cárcel por encima de La autoridad?

Es un operativo  donde todos exponen sus vidas, los soldados, policías, internos, funcionarios. Y en medio de ese ambiente peligroso, los medios informaban a sus anchas y  a su manera, alborotando el avispero, incluso hablando con reclusos por celular. Y luego dicen que “no hay libertad de expresión”.

Nadie discute que es urgente y procedente mejorar el sistema carcelario del país, sin más tardanza, sin más excusas. El retardo  procesal y lo inhumano de las cárceles aunque es un problema de larga data no se concibe de ninguna forma y menos aun en un proceso revolucionario. Pero de igual manera no es papel de los medios de comunicación social ni de los periodistas hacer de jueces u operadores políticos, elementos de agitación y propaganda. Es un periodismo  donde se ha hecho casi una técnica hacer  preguntas acusando, opinando, manipulando, tal y  como lo hizo, por ejemplo, una joven periodista de Globovisión en una de sus intervenciones  cuando en un pase desde el Rodeo preguntaba a alguien “si temían la venganza de la Guardia Nacional”, lo dijo por la muerte de dos soldados tiroteados el día anterior en medio de  el operativo en Rodeo I.

De manera que ha sido muy evidente la provocación de los medios durante estos días, justamente antes que el Ministro de Interior y Justicia, Tarek El Aisaimi, franqueara dialogo con un grupo de los familiares de los internos,  que fue cuando  pudo  aplacar, en alguna forma, la conflictividad desatada en las afueras de la prisión.

Es mentira que los medios de comunicación  “sólo quieren informar” porque es notorio que en las coberturas hay animo de magnificar y crear situaciones indeseables. Eso no es periodismo, eso es lo que en mis tiempos se decía sensacionalismo, amarillismo y que  en estos tiempos tiene el aditivo del odio, de la pelea política por el poder.

La verdad carcelaria es que queda mucha tela que cortar, mucho que investigar, mucho que sanear y transformar en esos recintos, pero sin politizar el conflicto, sin el periodismo virtual y  con la participación de todos los ciudadanos, porque como dijo José Vicente Rangel, en esto se requiere de “una política de Estado”.

.

Pero ¿cuál es el motivo subyacente de esta noticia local que circuló dentro y fuera del país con tanta notoriedad?...

Es simple. Hacer evidencia de la violación de los Derechos Humanos en el país, en este caso contra los reclusos. Un punto reiterado contra Hugo Chávez, para acusarlo ante el mundo, mejor dicho,  certificar que es un “tirano”, “dictador”, que viola los DDHH y el tema carcelario viene de perla. Un tema con el que muchos aspiran,  sueñan por fin, algún día, poder acusar al presidente Chávez en la Corte Internacional de la Haya.

Por eso el tratamiento del suceso como “masacre” y el alborozamiento de algunos diputados, dirigentes políticos opositores, quienes obviamente quieren pescar en río revuelto. No menos alarma ha difundido la CNN en español sobre estos acontecimientos, que combinado con la noticia de la estadía de Chávez en un hospital en Cuba, atizan el ambiente, para crear zozobra, caldear ánimos y dar algunos puntitos a favor del desabrido panorama preelectoral de la oposición.

En conclusión, como casi siempre el trasfondo es confiscar la verdad y atrapar a Chávez, acorralarlo, presentarlo ante el mundo como el culpable de una revuelta carcelaria a escala nacional-que algunos dicen era o es  el objetivo. Afortunadamente  el gobierno nacional pisó el acelerador y ha tomado control de la situación, algo que aun no se despeja del todo, ya que en otros centros de reclusión los internos comienzan a impacientarse.

Otras noticias recientes destacan “La Comisión Internacional de Derechos Humanos aplicará una medida cautelar contra el Estado venezolano”, en prodefensa de familiares e internos. 

En esta ola informativa, también se suma una protesta de médicos que anuncian en la capital un paro indefinido y que sólo atenderán las emergencias. De igual manera, sigue siendo noticia principal  la llegada o no del presidente Chávez al país.

Lo que son las cosas, pareciera que el candidato de la oposición para la presidencia de la República es Hugo Chávez Frías, porque pasamos !De Chávez vete ya!.... a ¡Chávez vente ya!.

(*)Periodista

Leonjudi@gmail.com


 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2706 veces.



Yudith Leon

Periodista e internacionalista.

 Leonjudith@gmail.com

Visite el perfil de Judith León para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a125571.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO