Proceso y Estado en el chinazo oscuro

¡No aclares que oscurece!...así suele decir el receptor de un mensaje, cuando la mentira del emisor se ve reflejada en su rostro antes de expresar la falsa frustrada en el lenguaje, con la que pretendía emparejar o corregir mediante el verbo, algún error cometido irresponsablemente en cualquier actividad cotidiana bajo el riesgo de empeorar la situación.

El Proceso es la evolución de una serie de fenómenos que se construyen en varias fases y el Estado como tal, es la forma de gobierno. En el caso de Venezuela, es el modelo de un proceso “Bolivariano y Revolucionario” bajo la doctrina de Bolívar en el tiempo presente de un estado democrático hacia la visión de un socialismo inédito a la venezolana. En la actualidad se promueve un modelo de país evidentemente en el proceso de cambios políticos, económicos, sociales, culturales, etc. Sin embargo, ese modelo a revertir, no deja de rondar en las entrañas del propio estado que diseña sus nuevos paradigmas y se hace asimismo contradictoriamente “socialismo-capitalista”.

Las debilidades comienzan a expresarse en un año pre-electoral, las huelgas (con sentido y sin sentido), las fallas energéticas, en la cual, “ahora la culpa es de todos´”, la escasez de algunos alimentos, las colas e ineficiencias y los muchos etcéteras hacen pensar que algo no está bien en las calles y en el corazón del venezolano. Comienza a palparse como un divorcio peligroso entre el proceso y el gobierno. La mea culpa no se hace presente como en otrora fue asumida responsablemente por el Comandante Chávez por primera vez en la historia venezolana.

Cuando hay un cambio de conducta extraña, los jóvenes de ahora lo manifiestan con la expresión: ¡eso fue un chinazo!...o ¡te diste un chinazo!...al mismo tiempo, ese chinazo se palpa en el nuevo imperio chino dentro de Venezuela, que pasa a sustituir al imperio gringo, ¡tremendo chinazo!, no por el cambio gringo a chino, sino por dejarnos tomar poco a poco de las manos de unos a las manos de otros. Las luces del conocimiento se oscurecen y hasta la simbología histórica pasa a ser irrespetada pues las espadas de Bolívar en algunas plazas venezolanas han sido hurtadas y la ineficiencia en muchos casos permite que sea evidente y notoria por largo tiempo la situación. Mientras tanto, esa espada recorre América Latina.

Como ejemplo vivido, puedo dar fe de ser víctima de la ineficiencia (con la decisión de un tribunal a mi favor, aún no corrigen mi nombre modificado hace varios años, al mismo tiempo, soy víctima de una de las estafas inmobiliarias más viejas en el Tuy desde hace 12 años sin respuesta concreta)…Como muchos venezolanos, apuesto a un proceso de cambio progresista pero con la eficiencia necesaria para enrumbar ese sueño, sino será un chinazo oscuro. Por ahora, el lado contrario está sediento de captar la oscuridad que no puede alumbrar  y las dudas de los confundidos comienzan a perder las pocas luces que los mantienen.

larrymarquezperalta@gmail.com – 17.06.11



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1659 veces.



Larry Márquez Peralta


Visite el perfil de Larry Márquez Peralta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a125259.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO