Diversidad cultural, Afrovenezolanidad e Interculturalidad

Este tema se manifiesta no sólo recoge las diversas formas en las que se expresa el patrimonio cultural de la humanidad mediante la variedad de expresiones culturales, sino también a través de distintos modos de creación artística, producción, difusión, distribución y disfrute de todas sus expresiones


En el mes de mayo se conmemoran muchas fechas que a lo largo del combate del movimiento afrovenezolano han sido reivindicadas para recobrar la memoria y reconstruir la historia, no como un hecho del pasado sino para el presente transformador. El 26 de mayo, es el día del último barco negrero en Puerto Cabello, del cimarrón en Yaracuy en homenaje a Juan Andrés López del Rosario, que coincide con el de África, ambas conmemoraciones el mismo día, impulsado por la Red de Organizaciones Afrovenezolana y la agrupación cimarrones de Venezuela. Pero el 21 de mayo es una fecha que aunque ya pasó, no debemos dejar de nombrar, pues se celebró el día de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo, decretado por la Unesco y que el viernes pasado, con la convocatoria de la Red Afrodescendiente de Venezuela, Centro para la Diversidad, la Oficina de Enlace con comunidades Afro, se discutió la trilogía “Afrovenezolanidad, Diversidad Cultural e Interculturalidad”. 

¿Qué es la diversidad cultural?



La Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), desde su fundación ha insistido mucho en el respecto y la dignidad de las culturas, realizando para ello cinco encuentros continentales, sobre políticas culturales y un encuentro mundial sobre este aspecto en México en el año 1982. Posteriormente, ésta organización, realizó otros dos eventos sobre “Nuestra Diversidad Creativa”, para cerrar el siglo XX, y comenzando el siglo XXI elaboró una declaración sobre la diversidad cultural, culminando con una convención que recibió el movimiento afrovenezolano en su encuentro internacional “Afrodescendientes y políticas públicas”.

En el artículo cuatro de dicha documento obligatorio para los países firmantes Venezuela expresa que: “la diversidad cultural se refiere a la multiplicidad de formas en las que se expresan las culturas de los grupos y sociedades. Estas expresiones se transmiten dentro y entre los grupos y las sociedades”. Este tema se manifiesta no sólo en las diversas formas en las que se expresa, enriquece y transmite el patrimonio cultural de la humanidad mediante la variedad de expresiones culturales, sino también a través de distintos modos de creación artística, producción, difusión, distribución y disfrute de las expresiones culturales, cualesquiera que sean los medios y tecnologías utilizados. En la República Bolivariana de Venezuela, se creó con antelación el Centro para la Diversidad Cultural, que aún con muchas limitaciones ha implementado en la práctica el reconocimiento y el apoyo a las distintas expresiones culturales del país. La Asamblea Nacional ratificó dicha convención amparado en el artículo 23 de nuestra Constitución.



Sin consultas la creacion del sistema de culturas populares



Para mi resulta sorprendente que se cree un Sistema Nacional de Culturas populares, a la manera mexicana, anulando el esfuerzo que ha hecho este centro. Los decretos así a lo mexicano tipo charro, no funcionan, eso debe ser un proceso consensuado que emerja como nuestro proceso de estos doce años al calor del acuerdo y el disenso y no desde la improvisación o el ‘porqué me da la gana’. Creo que se debe más bien avanzar hacia la consolidación de la diversidad cultural iniciado desde hace años en Venezuela, a través de un proceso de resistencia y definitivamente avanzar hacia la creación de la ley sobre diversidad cultural, que jurídicamente se desprende de la convención, para tener el protagonismo, la autonomía y la exigibilidad progresiva de los derechos en esta materia. Exhortamos a la cancillería venezolana a que deposite ante la Unesco la firma para dicha convención, la cual se espera desde hace tres años para nuestra responsabilidad ante esta convención, precisamente en este momento que dicha organización está siendo bombardeada para su eliminación y monopolios de aquellos países como Estados Unidos e Israel, entre otros, que se oponían a la no aprobación de esta convención. La Unesco está en una crisis profunda y el rol de nuestro país es ayudar a que este organismo tome sus riendas para lo cual fue creado: la puesta en práctica del respeto al pluralismo y la diversidad contra toda hegemonía cultural.


 


CONTRA EL REDUCCIONISMO INTERCULTURAL



El replanteamiento el critico sobre el “reduccionismo intercultural” fue otra batalla que dio el movimiento afrovenezolano desde su fundación que concluyó en la redimensión de la interculturalidad en el seno del Ministerio de Educación, que durante 30 años estuvo reducido a lo “bilingüe”, para el caso indígena, dejando por fuera los otros componentes étnico-culturales y diversos de nuestro país. El primer paso fue la reorientación del currículo básico nacional (2008) y luego la Ley Orgánica de Educación (2009), donde en varios de sus artículos se complementa lo intercultural con lo afro, indígena y lo hispanoarabe, seguido de las migraciones recientes, bien sea de la neodiaspora africana y de otros lugares del mundo. La interculturalidad viene a ser el puente de implementación práctico a nivel del sistema educativo en sus diferentes modalidades de la diversidad cultural venezolana. Estos temas: diversidad cultural, interculturalidad y afrovenezolanidad son de discusión global que ameritan investigación permanente, que no se debe limitar a un grupo de funcionarios del Estado, sino a una discusión de todo el pueblo con sus respectivas organizaciones, sin discriminación de ningún tipo. En eso consiste nuestra diversidad cultural creativa. La cultura no la decreta ni la hace un gobierno y eso debemos tenerlo claro y revisarlo profundamente. 




TIPS BARLOVENTEÑOS



 "Cimarroneando" con Emmanuel Machado El Gobierno bolivariano a través de la fundación del ente de Capacitación e Innovación para Apoyar la Revolución Agraria (CIARA), viene realizando distintas actividades a las comunidades rurales, urbanas y periurbana, con el fin de brindarles capacitación y atención a cada unos de los productores, en especial, a los pequeños y medianos del campo. 
Hoy la fundación CIARA, institución adscrita al Ministerio del Poder Popular para Agricultura y Tierra en el estado Miranda, tiene el compromiso de rescatar las técnicas ancestrales de la agroecología a través de sus proyectos de Redes, es importante resaltar que hoy el compromiso es producir alimentos y poner en marcha el proyecto nacional Simón Bolívar y nuestra ley de seguridad y soberanía agroalimentaria. Emmanuel Machado.(0412) 212.85.47

jesuschuchogarcia@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9250 veces.



Jesús Chucho Garcia


Visite el perfil de Jesús Chucho García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: