Vete pal carajo y deja la revolución bolivariana en paz

Dieterich , quítate la careta

1.- Chávez imperialista y marioneta de Santos
Dieterich no cree en Chávez pero si cree en la palabra del Ministro de Defensa Colombiano al citarlo al pie de la letra para comenzar la más reaccionaria y contrarrevolucionaria opinión en un artículo contra el presidente Chávez. Pierde la mollera y se quita la máscara que venia elaborando desde que se autodenominó el creador del socialismo del siglo XXI, olvidándose que los camaradas cubanos tienen diez años polemizando y debatiendo sobre el mismo asunto. Acusa a Chávez de estar bailando al son que le toca Santos (“ Chávez ha aceptado jugar ese papel”) y de ser un colaborador directo en el enfrentamiento que tiene el gobierno colombiano contra la FARC.

2.- Chávez, el Gadafi de América y su doctrina Monroe
Ya no se trata de la posibilidad de que Chávez haya cometido un error si no que lanza la macabra opinión de una macabra alianza gran colombiana y la reimposición nada más y nada menos de la doctrina Monroe ( América para los americanos) acusándolo de negociador y de reconciliador, trayendo por los pelos una futura alianza política con la burguesía en el caso Samán, propicia la alianza latinoamericana con la derecha continental con el encuentro en la reunión en Cartagena de Chávez, Santos y Lobo, colocándole un amo internacional en la Casa Blanca. Compara lo que el llama “una estrategia semejante estructuralmente a la política de appeasement (reconciliación) de Gadafi, quién creyó equivocadamente que podía llegar a un modus vivendi con el imperialismo” Dieterich espera que la revolución bolivariana entre en una etapa de ingobernabilidad, que es precisamente lo que espera la MUD-MED. Rara coincidencia ¿no?

3.- Chávez entreguista, inconsciente y manipulador
Según el sociólogo alemán, el comandante se cuadra con la doctrina Monroe para asegurar su futuro político. De nada valdrá el apoyo que goza en las masas populares y la contundente victoria que tendrá en el 2012. Caerá Chávez si los gringos no le aseguran su apoyo político. Tontos esos yanquis que gastan un dineral apoyando ONGS, la MUD-MED, a los líderes políticos de la oposición y sus respectivos partidos políticos . Luce extraño ese sometimiento a Washington de quien ha demostrado tener una conducta antiimperialista que le ha ganado precisamente el apoyo más allá de la Izquierda mundial. Acepta que Chávez tiene un alto prestigio, pero crítica el poder nacional que se ha ganado (y para que sirve, entonces) y un aparato de propaganda al que sólo le faltó añadir la palabra “Goebbeliano”. Lo referente a Maduro e Izarra ya lo respondió el comandante y sobre el secuestro y la deportación (Extradición) de Becerra, posiblemente quien lo olvide sería el propio Dieterich. Admira mucho a los gringos el sociólogo residenciado en México cuando utiliza la expresión yanqui “ damage control” refiriéndose a los dos ministros venezolanos . Después de otros epítetos utilizados contra Chávez, como bravuconería cantinesca, neocolonialista, burgués normal y monroeista, representa una nueva calidad: A mí nadie me va a estar chantajeando, ni de la extrema derecha ni de la extrema izquierda. Debería el nalista político,leerse las declaraciones de Ricardo Alarcón – A nosotros no nos entiene ni la derecha ni la izquierda -- Dieterich quiere dar la impresión a través de la expresión corporal del Presidente“que los delegados desaprueban el vil acto monroeista de su Presidente"

6.- ¿Qué hacer?

Según Heinz Dieterich ahora resulta que Obama tiene que decidir si le conviene una Chávez debilitado que le entregue petróleo barato, en bandeja de plata, privatizando PDVSA y lo sustituya por la PNAC (Project for the New American Century) (¿?). Piensa el sociólogo que Chávez “tendrá que pensar en una nueva estrategia de sobrevivencia” “porque su proyecto de reacomodo con el imperialismo ha sido revelado”. Otra vez con el cuento de la “izquierda bruta”, expresa su dolor por un proceso que según sus palabras esta irremediablemente perdido. Rescata a Gorbachev y luego viene el gran consejo: “la causa popular solo puede salvarse por la temprana y consciente intervención de las masas organizada”. Finalmente señala que: “Esta es la situación de la “Revolución Bolivariana” después de la entrega de Becerra”. Que boludo, este revolucionario de escritorio, como dirían los argentinos. Lo único que le faltó proponer es que deportemos a Chávez y pongamos a Becerra de Presidente. Una preguntica, así como el que no quiere la cosa: ¿Quién estará detras de los viajes a este señor por todo el mundo, especialmente a Venezuela para “estudiar y aprender” de la Revolución Bolivariana. Eso que usted está pensando. De que lo es lo ES. Este sociólogo y analista político alemán, residente en México desde su cubículo universitario pretende dirigir las revoluciones en Suramérica, financia viajes de cuadros políticos del PSUV a Bolivia, Ecuador.etc. (Que casualidad que en estos países se desarrollan procesos revolucionarios). La pregunta es: ¿Quién le da los cobres?
Antojofel@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2234 veces.



Antonio Fernández Lunardi


Visite el perfil de Antonio Fernández Lunardi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a122658.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO