Recomendaciones en la Tragedia

La situación de conmoción nacional producto de los cambios climáticos ofrece algunos elementos de análisis y recomendaciones para la revolución.

El comportamiento social se divide, en principio, entre aquellos que se comprometen con la gente que sufre la tragedia o los que consideran ofrecer el diezmo para librar su alma de pecado. Pero adicional a esto, la posición sobre cómo el gobierno bolivariano responde ante esta situación se divide, en principio, entre los que lo apoyan y critican constructivamente para ser más eficiente su gestión en y los que sólo saben criticar por criticar, de forma destructiva, para ser más preciso, los “miopes” que nunca entenderán el complejo escenario que se vive. Dichas premisas permitirían valorar que:

1.- Dentro de la oposición, la iglesia, los medios de difusión y el empresariado reivindican el ofrecer el diezmo al afectado, y critican destructivamente las iniciativas gubernamentales para enfrentar la tragedia. Todo lo que se haga o deje de hacer es rechazado, y al no aceptar nada, la intolerancia se erige como señal sobre lo que desde esa orilla se entiende como unidad nacional.

2.- Dentro del Gobierno se dirigen esfuerzos para comprometer a algunos sectores económicos con la situación de los afectados, presionando en favor de un pacto social; presión que, en estos momentos trágicos no espera de acuerdos entre las partes, por lo tanto, se toman acciones por vía de Ley y la Fuerza de ser necesario, para asegurar medidas transitorias y definitivas, en beneficio de los afectados. La ejecución del gobierno refiere, al menos, dos actores que chocan entre sí: el hermoso gesto de compromiso voluntario de muchos funcionarios y del pueblo en general dispuestos a construir la patria bonita, versus el terrible mal del burocratismo que traba hace duplicar esfuerzos innecesarios; coarta el desempeño sano de los factores involucrados generando desilusión

Recomendaciones:

Para la oposición: hagan acto de constricción y ofrezcan algo decente, y la limosna no es decente en momentos como este.

Para el gobierno: avanzar de forma ejemplarizante sobre los pilares de la ética revolucionaria, la contraloría social, la gestión eficaz, eficiente y sustentable, de lo contrario, la propaganda oportunista de la canalla burguesía seguirá calando entre los incautos y tomando espacios a favor de sus absurdas ofertas de país al estilo de la “Democracia Social”.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1405 veces.



Olaf A. Ciliberto


Visite el perfil de Olaf Ciliberto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a114100.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO