Aristóbulo tiene razón, pero está bien equivocado

Aristóbulo no es cualquier político, está en la política desde hace años y ha  ascendido significativamente, fue ministro y hasta ha logrado algo notorio, sustituyo a Chávez, en el discurso de la madrugada del 26 de Septiembre del 2010, día de las  elecciones  para la AN.

Al margen del objeto de este artículo. Ese día en la madrugada, entendí de su mensaje,  que los resultados estaban dentro de lo esperado y que todo estaba calculado, la victoria era rotunda para el PSUV. Y que lo de los 110 diputados como objetivo, era una…. Suerte de artimaña  política, algo así, como “pa´’ que los militantes le acharan mas bolas al trabajo”. 

Ahora, volviendo al tema de este articulo. El profesor Aristóbulo Isturiz nos informo que la solución a los problemas  de incapacidad, ineficacia, ineficiencia, corrupción de la administración publica de las Gobernaciones y Alcaldías,” las alcabalas “a las que hizo referencia Aristóbulo, tenían una solución crear los CONSEJOS COMUNALES.

Bueno, obviamente el profesor no esta enterado, que los consejos comunales están en una fase crítica de su existencia, al punto que el poder constituido tuvo que rehacer la ley y reiniciar el proceso de nacimiento y funcionamiento de las mismas. Se rehízo la estructura orgánica, los procesos de funcionamiento y la manera como administrar los recursos.

Y la prensa, al igual que algunas instancias de alcaldías y gobernaciones están  llenas de denuncias sobre mal manejo, nepotismo, arbitrariedades y entrabamiento del funcionamiento de esta institución realmente revolucionaria, pero abandonada y desvirtuada  en su funcionamiento, por quienes tienen la obligación de promocionarlas y capacitar a quienes activan en ellas, muchas veces por ignorancia del  potencial poder  revolucionario que tiene el consejo comunal. Claro, la esencia de la revolución Bolivariana o socialismo Bolivariano (según mis humildes consideraciones), si actúa apegado a las leyes y se aleja de las arbitrariedades.

Tal ves, esta realidad se puede explicar, por la poca importancia que dan el ministerio de comunas, las salas de batalla, alcaldías y gobernaciones (claro siempre hay excepciones) a la promoción de la institución revolucionaria y a la obligada capacitación que deberían tener  los funcionarios y los miembros de los consejos comunales.

Todo lo anterior lleva a la   ineficacia en la solución de los  problemas  locales y como consecuencia al poco poder de convocatoria de los mismos. Esto conduce a un fatal círculo vicioso, que ha herido gravemente esta institución.  Además, aunque duela aceptarlo, las actividades son ad-honoren, y la incorporación de ciudadanos productivos  o ocupados laboralmente, se hace imposible, puesto que  de dedicar su tiempo útil  de trabajo, no tendrían ingreso alguno, luego no podrían responder a las exigencias económicas QUE HACE LA VIDA REAL  FAMILIAR.

Por ultimo, apreciado profesor Isturis, podría acordar con usted. Tendría usted  su razón en cuanto a que alcaldías y gobernaciones  tienen fallas estructurales  y guardan un burocratismo mortal en ellas (pero, también otros órganos del estado, empresas  e institutos autónomos). Pero esta equivocado en la solución planteada, no es el consejo comunal, la solución.

La solución, es:

  1. U n  PODER CIUDADANO autónomo, independiente con un presupuesto justo, fiscales capacitados  suficientes, probos, bien pagados, valientes y severamente castigados, si llegarán a delinquir, al igual que contralores estadales y municipales, con iguales características.
  2. Un PODER JUDICIAL autónomo, independiente con un presupuesto justo, con jueces capacitados  suficientes, probos, bien pagados, valientes y severamente castigados, si llegarán a delinquir. Y  unos defensores públicos suficientes para todas las causas y tribunales del país.
  3. Profesor Aristóbulo, ahora que usted va a legislar (nuevamente), que redactara una que no mantenga A LA CONTRALORÍA SOCIAL COMO UNA ENTELEQUIA. ¡Ese es un reto!, no se si lo asuma?. Pero, sí usted quiere mejorar la participación y las condiciones de vida de los Venezolanos, mucho haría si le da a los  venezolanos organizados e interesados en el bien común,  el poder de hacer lo que están obligados y no hacen los funcionarios de INDEPABIS, en la inmensa mayoría de los casos por no contar con personal suficiente. 

    En otras palabras, apreciado Aristóbulo, que los funcionarios que hagan las alcabalas, sean acusados, luego juzgados y penados, sí así se decidiera. Es decir que eliminara LA IMPUNIDAD. Esa es la solución  y no empujar Al consejo comunal, que en la actualidad  es una institución con deficiencias infinitas,  novel y absolutamente desarticulada, como para resolver los problemas de Venezuela,  el mismo argumento vale para los que quieren eliminar  la Asamblea  Nacional,  para que las leyes las hagan en las calles  del país.

    Esta bien cilantro, pero tanto.

alfredomour@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2320 veces.



Alfredo Mourad Naime


Visite el perfil de Alfredo Naime para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a111049.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO