Poder Popular aliñado con democracia representativa

La sustitución de la opinión del colectivo por la representación de una persona, o pequeño grupo, que con carpeta debajo del brazo resolvía todo y la toma de decisiones descansaba en esa individualidad, con el consiguiente resultado de ineficiencia, concentración de poder, acciones inconsultas, corrupción y conformismo en la colectividad, era la característica de la organización comunitaria en tiempos de la cuarta república, la Democracia Representativa.. 

El pueblo no tenía capacidad de opinión y decisión sino cuando lo llamaban y que a elegir la Asociación de Vecinos cada cuatro años, con el agravante de que los candidatos usualmente los decidía el cogollo del partido de turno en el poder instaurado por la depredadora, destructora, corrupta, burocrática y asesina guanábana; o sea, los ciudadanos eran un cero para la derecha, tontos útiles para los bastardos propósitos de la burguesía venezolana, el gran capital, dueño y señor de la democracia representativa.

Lo preocupante es que en tiempos de la revolución bolivariana estemos observando la exacta reproducción de esta cultura, con Consejos Comunales electos con el propósito de incentivar la participación protagónica del pueblo en la conducción de su propio destino, en el desarrollo de un esquema de autogobernabilidad, y lo que vemos es a hombres o mujeres en el mismo papel que en el pasado.   

Hablan y toman decisiones en nombre del colectivo, al cual no consultan casi nunca en una clara violación de las normas que establecen como máximo órgano de toma de decisiones la Asamblea de Ciudadanos, a la que no reúnen nunca!!

Si van a darle utilidad a un presupuesto asignado por el estado, los beneficiarios serán los familiares o amigos muy cercanos. Si van a contratar trabajadores, igualmente. Si se requiere de una instancia con personalidad jurídica, contratan a sus allegados y cuanto hay pa¨eso. 

Por esto es que el proceso de adecuación de esta instancia comunitaria tuvo el gran inconveniente de no cumplirse como estaba planificado por la institución que tiene a su cargo orientar y controlar ¿? estas organizaciones sociales, teniendo que dar prorroga para intentar reunir a los vecinos. Y qué carrizo hacen los promotores del Ministerio del Poder Popular para Las Comunas? Parece que sólo se ocupan de cumplir metas físicas, de ufanarse de tener control y poder político social; obviando la calidad, el compromiso, la ética, en la construcción de un esquema de relaciones que debería estar signado por la democracia participativa y protagónica. 

Aquí, sin lugar a dudas, debe operar REVISION, RECTIFICACION Y REIMPULSO.  

                                                  


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1825 veces.



Rubén Mendoza

Dirigente de los Círculos Bolivarianos, comunicador alternativo, Director del periódico La Voz del Valle

 lavozdelvalle2@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: